X
Los abogados del ex canciller le pidieron a Jorge Faurie que interceda en forma "humanitaria" ante la embajada norteamericana para que le entregue una visa y pueda continuar con su tratamiento en EEUU
Redacción 10/01/2018 20:55

A pedido de los abogados del ex canciller Héctor Timerman, el Ministerio de Relaciones Exteriores intercederá ante la Embajada de los Estados Unidos en Argentina para que le conceda una nueva visa que le permita ingresar al país y continuar con su tratamiento médico. El ex jefe del Palacio San Martín se encuentra procesado y con prisión preventiva en la causa penal que investiga el supuesto encubrimiento de los iraníes acusados del atentado a la AMIA. Este lunes el ex canciller fue al aeropuerto internacional de Ezeiza, pero antes de subirse al avión le informaron que el Departamento de Estado había resuelto revocarle su visa y no pudo subirse al vuelo.

Poco después, el juez federal Sergio Torres le concedió la excarcelación por motivos "humanitarios", aunque advirtió que el caso del ex canciller es uno de “extrema excepcionalidad”, “vislumbrándose que razones humanitarias, vinculadas a su grave estado de salud, deben ser  priorizadas por ante los riesgos procesales”.

 

 

PALABRAS DE LA CANCILLERÍA. Ante las consultas de Letra P, una funcionaria cercana al ministro Jorge Faurie explicó que este miércoles recibieron “a los abogados para pedir que intercediéramos ante el Departamento de Estado y accedimos. De inmediato gestionamos ante la embajada que analice la entrega de otro visado para continuar con el tratamiento. Tuvimos muy en cuenta la situación humanitaria, y familiar, especialmente teniendo en cuenta que una hija de Timerman vive allá”.

 

 

Consultada si la Cancillería había recibido alguna consulta extraoficial del Departamento de Estado, la fuente sostuvo que hasta que sucedió el incidente “no teníamos información, ni teníamos cómo saberlo porque el ex canciller estaba volando con un pasaporte normal, no con un pasaporte diplomático”, confió la funcionaria y aclaró que “la intercesión se hace luego de que la parte perjudicada recurre al Estado para pedirlo. No lo podemos hacer de oficio, porque nos estaríamos entrometiendo en la jurisdicción de otro estado soberano, que no tiene que esgrimir otra voluntad que su decisión  para negar el visado de ingreso a su territorio”.

 

 

QUÉ DICEN EN LA EMBASSYLas gestiones humanitarias que anunció el Palacio San Martín podrían abrir una nueva posibilidad para que Timerman pueda continuar con el tratamiento oncológico experimental, que no se realiza en la Argentina.  En la embajada norteamericana en Buenos Aires, comandada por el encargado de negocios Thomas Cooney, se negaron a aportar información sobre la entrega de un nuevo visado. “La legislación de Estados Unidos le prohíbe al personal del Departamento de Estado a hacer comentarios sobre cuestiones consulares en casos particulares. Acá y en todo el mundo. Por esa razón no podemos aportar ningún tipo de información”, contestó una fuente diplomática a Letra P.  La pieza que podría aflojar la indolencia de Washington es la resolución del juez Torres, que respondió a las gestiones de los abogados de Timerman antes que el Palacio San Martín, cuyos funcionarios mantuvieron absoluto silencio hasta que quedaron en evidencia. 

 

 

 

Timerman: la Cancillería intercederá ante el State Dept para que le otorgue visa

Los abogados del ex canciller le pidieron a Jorge Faurie que interceda en forma "humanitaria" ante la embajada norteamericana para que le entregue una visa y pueda continuar con su tratamiento en EEUU

A pedido de los abogados del ex canciller Héctor Timerman, el Ministerio de Relaciones Exteriores intercederá ante la Embajada de los Estados Unidos en Argentina para que le conceda una nueva visa que le permita ingresar al país y continuar con su tratamiento médico. El ex jefe del Palacio San Martín se encuentra procesado y con prisión preventiva en la causa penal que investiga el supuesto encubrimiento de los iraníes acusados del atentado a la AMIA. Este lunes el ex canciller fue al aeropuerto internacional de Ezeiza, pero antes de subirse al avión le informaron que el Departamento de Estado había resuelto revocarle su visa y no pudo subirse al vuelo.

Poco después, el juez federal Sergio Torres le concedió la excarcelación por motivos "humanitarios", aunque advirtió que el caso del ex canciller es uno de “extrema excepcionalidad”, “vislumbrándose que razones humanitarias, vinculadas a su grave estado de salud, deben ser  priorizadas por ante los riesgos procesales”.

 

 

PALABRAS DE LA CANCILLERÍA. Ante las consultas de Letra P, una funcionaria cercana al ministro Jorge Faurie explicó que este miércoles recibieron “a los abogados para pedir que intercediéramos ante el Departamento de Estado y accedimos. De inmediato gestionamos ante la embajada que analice la entrega de otro visado para continuar con el tratamiento. Tuvimos muy en cuenta la situación humanitaria, y familiar, especialmente teniendo en cuenta que una hija de Timerman vive allá”.

 

 

Consultada si la Cancillería había recibido alguna consulta extraoficial del Departamento de Estado, la fuente sostuvo que hasta que sucedió el incidente “no teníamos información, ni teníamos cómo saberlo porque el ex canciller estaba volando con un pasaporte normal, no con un pasaporte diplomático”, confió la funcionaria y aclaró que “la intercesión se hace luego de que la parte perjudicada recurre al Estado para pedirlo. No lo podemos hacer de oficio, porque nos estaríamos entrometiendo en la jurisdicción de otro estado soberano, que no tiene que esgrimir otra voluntad que su decisión  para negar el visado de ingreso a su territorio”.

 

 

QUÉ DICEN EN LA EMBASSYLas gestiones humanitarias que anunció el Palacio San Martín podrían abrir una nueva posibilidad para que Timerman pueda continuar con el tratamiento oncológico experimental, que no se realiza en la Argentina.  En la embajada norteamericana en Buenos Aires, comandada por el encargado de negocios Thomas Cooney, se negaron a aportar información sobre la entrega de un nuevo visado. “La legislación de Estados Unidos le prohíbe al personal del Departamento de Estado a hacer comentarios sobre cuestiones consulares en casos particulares. Acá y en todo el mundo. Por esa razón no podemos aportar ningún tipo de información”, contestó una fuente diplomática a Letra P.  La pieza que podría aflojar la indolencia de Washington es la resolución del juez Torres, que respondió a las gestiones de los abogados de Timerman antes que el Palacio San Martín, cuyos funcionarios mantuvieron absoluto silencio hasta que quedaron en evidencia.