X

“El Gobierno no registra que la situación social se está poniendo muy difícil”

El diputado del Frente Renovador dice que en 2018 el oficialismo va a “profundizar el ajuste” y que las medidas que toma favorecen la unidad de la oposición pero que falta mucho” para pensar en 2019.
Por 10/01/2018 16:41

Del agitado diciembre en el que aterrizó en la Cámara de Diputados para incorporarse al bloque Federal Unidos por una Nueva Argentina, que conduce Graciela Camaño, el massista Daniel Arroyo se llevó una primera conclusión: el Gobierno va hacia un esquema de “profundización del ajuste”, que generará una situación social compleja.  

Especialista en temas sociales y ex ministro de Desarrollo Social bonaerense, a pocos días de partir hacia sus vacaciones en la Costa Atlántica, Arroyo dialoga con Letra P, pone el foco en la materia que más le preocupa y habla sobre las posibilidades de que el peronismo avance hacia una unidad en 2019.  

 

DE VACACIONES. La semana próxima parte rumbo a Valeria del Mar, su “lugar en el mundo”. Junto a su esposa, se trazaron como objetivo salir todos los días a las 7.30 a caminar por la playa durante una hora y media. Ya preparó algunos libros de Eduardo Sacheri para leer cerca del mar, entre ellos “El Secreto de sus Ojos”. “Estoy muy enganchado con Sacheri. Lo veo como una continuidad de Fontanarrosa”, dice.

 

-En función de lo que sucedió a fin de año en el Congreso, ¿qué perspectivas considera que hay para 2018?

-De todo lo que pasó yo saqué dos conclusiones. Primero, que el Gobierno claramente va a un esquema de profundización del ajuste. Quedó claro con la reforma previsional, que objetivamente recorta ingresos de jubilados y personas que perciben planes sociales y, también con la reforma tributaria, que carga más a las pymes, sumado a los aumentos de luz, gas y transporte. En segundo lugar, veo que se está yendo hacia un modelo en base a la producción primaria, soja, minería, etcétera. Y eso no sólo es injusto sino que, lo que es claro, va a generar un conflicto social importante.

-¿Eso es inevitable?

-Sí, porque hay bolsillos muy flacos. A la gente no le alcanza, la tiene difícil de verdad con todos los aumentos. Y sobre esa base crece la pérdida de empleo. Van cerrando fábricas, van echando de a 20, 50, 100 personas en todos lados. Veo un panorama realmente complicado y creo que el Gobierno no está tomando nota de que la situación social se está poniendo muy difícil.

-¿Cree que en el Congreso va a haber un clima de mayor rispidez entre el oficialismo y la oposición que en estos dos años de gobierno de Cambiemos? ¿Más parecido a lo que fue diciembre?  

 -En lo legislativo, en nuestro caso va a consolidar una mirada opositora. Si el Gobierno presenta la reforma laboral vamos a votar en contra. Junto a eso, me da la impresión de que es un año que nos va a permitir ser muy creativos y construir una agenda propia. Podemos presentar muchos proyectos sociales.

 

Se está yendo hacia un modelo en base a la producción primaria, soja, minería, etcétera. Y eso no solo es injusto sino que lo que es claro es que va a generar un conflicto social importante.

 

-¿Es decir que la misma agenda del Gobierno le va a facilitar la unidad a la oposición?

-Me parece que quien hace todo para unificar a la oposición es el Gobierno, porque está yendo a un esquema de recortes a los que menos tienen: a los trabajadores, a los jubilados, a los que tienen planes sociales, a la clase media.

 

 

-Usted participó a fin de año de una reunión en la que también estuvieron diputados del kirchnerismo y el randazzismo. En enero también hubo encuentros en los que se empezó a hablar de una posible unidad del peronismo. ¿Lo ve factible?

-Sinceramente creo que el 2019 es ciencia ficción. Hace un mes todos daban por sentado que el Gobierno tenía resuelto el 2019 y a partir de la reforma previsional empezó a cambiar el humor y el clima social. Entonces creo que no se puede pensar en clave electoral cuando todavía faltan tantas cosas para resolver. Nuestra tarea en 2018 es consolidar el perfil del bloque. Tenemos un muy buen bloque, especializado en distintas temáticas. Y vamos a conversar con todos.  

-¿Entonces todavía es muy temprano para hablar de unidad?

-Sí, me parece que falta mucho. Marzo va a ser un mes muy complicado, siempre es el peor mes para las familias, hay aumentos en todo. Me cuesta pensar un horizonte a 2019 cuando hay tanta problemática social.

“El Gobierno no registra que la situación social se está poniendo muy difícil”

El diputado del Frente Renovador dice que en 2018 el oficialismo va a “profundizar el ajuste” y que las medidas que toma favorecen la unidad de la oposición pero que falta mucho” para pensar en 2019.

Del agitado diciembre en el que aterrizó en la Cámara de Diputados para incorporarse al bloque Federal Unidos por una Nueva Argentina, que conduce Graciela Camaño, el massista Daniel Arroyo se llevó una primera conclusión: el Gobierno va hacia un esquema de “profundización del ajuste”, que generará una situación social compleja.  

Especialista en temas sociales y ex ministro de Desarrollo Social bonaerense, a pocos días de partir hacia sus vacaciones en la Costa Atlántica, Arroyo dialoga con Letra P, pone el foco en la materia que más le preocupa y habla sobre las posibilidades de que el peronismo avance hacia una unidad en 2019.  

 

DE VACACIONES. La semana próxima parte rumbo a Valeria del Mar, su “lugar en el mundo”. Junto a su esposa, se trazaron como objetivo salir todos los días a las 7.30 a caminar por la playa durante una hora y media. Ya preparó algunos libros de Eduardo Sacheri para leer cerca del mar, entre ellos “El Secreto de sus Ojos”. “Estoy muy enganchado con Sacheri. Lo veo como una continuidad de Fontanarrosa”, dice.

 

-En función de lo que sucedió a fin de año en el Congreso, ¿qué perspectivas considera que hay para 2018?

-De todo lo que pasó yo saqué dos conclusiones. Primero, que el Gobierno claramente va a un esquema de profundización del ajuste. Quedó claro con la reforma previsional, que objetivamente recorta ingresos de jubilados y personas que perciben planes sociales y, también con la reforma tributaria, que carga más a las pymes, sumado a los aumentos de luz, gas y transporte. En segundo lugar, veo que se está yendo hacia un modelo en base a la producción primaria, soja, minería, etcétera. Y eso no sólo es injusto sino que, lo que es claro, va a generar un conflicto social importante.

-¿Eso es inevitable?

-Sí, porque hay bolsillos muy flacos. A la gente no le alcanza, la tiene difícil de verdad con todos los aumentos. Y sobre esa base crece la pérdida de empleo. Van cerrando fábricas, van echando de a 20, 50, 100 personas en todos lados. Veo un panorama realmente complicado y creo que el Gobierno no está tomando nota de que la situación social se está poniendo muy difícil.

-¿Cree que en el Congreso va a haber un clima de mayor rispidez entre el oficialismo y la oposición que en estos dos años de gobierno de Cambiemos? ¿Más parecido a lo que fue diciembre?  

 -En lo legislativo, en nuestro caso va a consolidar una mirada opositora. Si el Gobierno presenta la reforma laboral vamos a votar en contra. Junto a eso, me da la impresión de que es un año que nos va a permitir ser muy creativos y construir una agenda propia. Podemos presentar muchos proyectos sociales.

 

Se está yendo hacia un modelo en base a la producción primaria, soja, minería, etcétera. Y eso no solo es injusto sino que lo que es claro es que va a generar un conflicto social importante.

 

-¿Es decir que la misma agenda del Gobierno le va a facilitar la unidad a la oposición?

-Me parece que quien hace todo para unificar a la oposición es el Gobierno, porque está yendo a un esquema de recortes a los que menos tienen: a los trabajadores, a los jubilados, a los que tienen planes sociales, a la clase media.

 

 

-Usted participó a fin de año de una reunión en la que también estuvieron diputados del kirchnerismo y el randazzismo. En enero también hubo encuentros en los que se empezó a hablar de una posible unidad del peronismo. ¿Lo ve factible?

-Sinceramente creo que el 2019 es ciencia ficción. Hace un mes todos daban por sentado que el Gobierno tenía resuelto el 2019 y a partir de la reforma previsional empezó a cambiar el humor y el clima social. Entonces creo que no se puede pensar en clave electoral cuando todavía faltan tantas cosas para resolver. Nuestra tarea en 2018 es consolidar el perfil del bloque. Tenemos un muy buen bloque, especializado en distintas temáticas. Y vamos a conversar con todos.  

-¿Entonces todavía es muy temprano para hablar de unidad?

-Sí, me parece que falta mucho. Marzo va a ser un mes muy complicado, siempre es el peor mes para las familias, hay aumentos en todo. Me cuesta pensar un horizonte a 2019 cuando hay tanta problemática social.