X
El viento provoca que las llamas se expandan con rapidez. El Gobierno contrató helicóptero chilenos para combatir el fuego sin autorización de la ANAC. Bullrich aún no fue a las zonas afectadas.
Redacción 10/01/2018 10:01

Los incendios forestales que afectan unas 300.000 hectáreas en las provincias de Mendoza y de La Pampa permanecen activos con disminuciones temporarias en territorio mendocino aunque las autoridades estiman que llevará mucho tiempo extinguirlos mientras no varíen las condiciones climáticas. Ante esta situación, el Gobierno contrató ocho helicópteros chilenos para combatir el fuego, pero sin la autorización de la ANAC. 

"La situación es muy cambiante cuando en un lugar hay sólo brasas por ahí aparece el viento y vuelve a encender todo, las llamas se desarrollan con rapidez por las condiciones de sequedad, altas temperaturas y material combustible", dijo Daniel Russo subsecretario de operaciones de la secretaría de Protección Civil del Ministerio de Seguridad de la Nación.

Vale recordar que en septiembre de 2017, el Gobierno le quitó al ministro de Medio Ambiente Sergio Bergman el manejo de la emergencia en los incendios y lo dejó a cargo de Patricia Bullrich, titular del ministerio de Seguridad.

Este martes, el presidente Mauricio Macri recorrió junto al gobernador Alfredo Cornejo las zonas afectadas en Mendoza. Pero quien no puso un pie en esa provincia y tampoco en La Pampa fue la ministra Bullrich.

Según información a la que accedió Letra P, el Ministerio de Seguridad contrató ocho helicópteros de una empresa chilena para combatir el fuego pero no cuentan con el permiso para operar de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC).

 

 

 

En declaraciones a la prensa, el subsecretario de Protección Ciudadana del Ministerio de Seguridad pampeano, Agustín García, afirmó que "lo más preocupante" es el fuego que avanza por fuera de la jurisdicción del Parque, "porque compromete las líneas de alta tensión y la prestación de agua del Acueducto Río Colorado".

En Mendoza se reactivaron esta tarde dos focos en campos incultos en las localidades de Montecomán y Soitué, ambas cercanas a las ciudades San Rafael y General Alvear, en la zona sur de la provincia.

Combatía las llamas personal del Plan Provincial de Manejo del Fuego (PPMF), bomberos voluntarios, particulares y una máquina de vialidad provincial junto a aviones hidrantes. La intención es evitar que el fuego llegue a las zonas periféricas de Monte Comán, donde hay cultivos y vecinos que habitan en puestos.

"No es necesario evacuar esa zona, pero la evaluación es permanente", indicó el titular de la Secretaría Ambiente de la provincia, Humberto Migliorance.

 

 

La compañía de energía Cecsagal informó en un comunicado que, a raíz de los incendios en la zona de Soitué, “salió de servicio la linea Nihuil III Alvear (132 kV) por lo que se trató de restablecer el servicio por la línea Pedro Vargas Alvear (66 kV)". “Por sus características no puede abastecer toda la demanda de esta época, por lo cual se van haciendo cortes rotativos en distintos sectores cada media hora", indicaron.

El subsecretario Russo señaló que "todo el año hay incendios forestales en todo el país, esta época es frecuente en estas provincias y en Río Negro, Neuquén y Chubut, en donde estamos en aprestos de prevención ya que no tenemos focos activos".

 

 

Por su parte, el secretario de Finanzas de la Federación Agraria, Carlos Achetoni, dijo que “300.000 hectáreas están afectadas por los incendios, 140 mil en Mendoza, y casi 160 mil en La Pampa.

Consideró aventurado cuantificar los daños y destacó que "hay productores grandes que han podido trasladar la hacienda en camiones; pero hay productores pequeños que sufren daños muy grandes. Hay que esperar para evaluar la magnitud de daño verdadero que van a provocar estos incendios”.

Los incendios ya arrasaron con 300 mil hectáreas en Mendoza y La Pampa

El viento provoca que las llamas se expandan con rapidez. El Gobierno contrató helicóptero chilenos para combatir el fuego sin autorización de la ANAC. Bullrich aún no fue a las zonas afectadas.

Los incendios forestales que afectan unas 300.000 hectáreas en las provincias de Mendoza y de La Pampa permanecen activos con disminuciones temporarias en territorio mendocino aunque las autoridades estiman que llevará mucho tiempo extinguirlos mientras no varíen las condiciones climáticas. Ante esta situación, el Gobierno contrató ocho helicópteros chilenos para combatir el fuego, pero sin la autorización de la ANAC. 

"La situación es muy cambiante cuando en un lugar hay sólo brasas por ahí aparece el viento y vuelve a encender todo, las llamas se desarrollan con rapidez por las condiciones de sequedad, altas temperaturas y material combustible", dijo Daniel Russo subsecretario de operaciones de la secretaría de Protección Civil del Ministerio de Seguridad de la Nación.

Vale recordar que en septiembre de 2017, el Gobierno le quitó al ministro de Medio Ambiente Sergio Bergman el manejo de la emergencia en los incendios y lo dejó a cargo de Patricia Bullrich, titular del ministerio de Seguridad.

Este martes, el presidente Mauricio Macri recorrió junto al gobernador Alfredo Cornejo las zonas afectadas en Mendoza. Pero quien no puso un pie en esa provincia y tampoco en La Pampa fue la ministra Bullrich.

Según información a la que accedió Letra P, el Ministerio de Seguridad contrató ocho helicópteros de una empresa chilena para combatir el fuego pero no cuentan con el permiso para operar de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC).

 

 

 

En declaraciones a la prensa, el subsecretario de Protección Ciudadana del Ministerio de Seguridad pampeano, Agustín García, afirmó que "lo más preocupante" es el fuego que avanza por fuera de la jurisdicción del Parque, "porque compromete las líneas de alta tensión y la prestación de agua del Acueducto Río Colorado".

En Mendoza se reactivaron esta tarde dos focos en campos incultos en las localidades de Montecomán y Soitué, ambas cercanas a las ciudades San Rafael y General Alvear, en la zona sur de la provincia.

Combatía las llamas personal del Plan Provincial de Manejo del Fuego (PPMF), bomberos voluntarios, particulares y una máquina de vialidad provincial junto a aviones hidrantes. La intención es evitar que el fuego llegue a las zonas periféricas de Monte Comán, donde hay cultivos y vecinos que habitan en puestos.

"No es necesario evacuar esa zona, pero la evaluación es permanente", indicó el titular de la Secretaría Ambiente de la provincia, Humberto Migliorance.

 

 

La compañía de energía Cecsagal informó en un comunicado que, a raíz de los incendios en la zona de Soitué, “salió de servicio la linea Nihuil III Alvear (132 kV) por lo que se trató de restablecer el servicio por la línea Pedro Vargas Alvear (66 kV)". “Por sus características no puede abastecer toda la demanda de esta época, por lo cual se van haciendo cortes rotativos en distintos sectores cada media hora", indicaron.

El subsecretario Russo señaló que "todo el año hay incendios forestales en todo el país, esta época es frecuente en estas provincias y en Río Negro, Neuquén y Chubut, en donde estamos en aprestos de prevención ya que no tenemos focos activos".

 

 

Por su parte, el secretario de Finanzas de la Federación Agraria, Carlos Achetoni, dijo que “300.000 hectáreas están afectadas por los incendios, 140 mil en Mendoza, y casi 160 mil en La Pampa.

Consideró aventurado cuantificar los daños y destacó que "hay productores grandes que han podido trasladar la hacienda en camiones; pero hay productores pequeños que sufren daños muy grandes. Hay que esperar para evaluar la magnitud de daño verdadero que van a provocar estos incendios”.