X
Eduardo Campana (General Villegas) advirtió que su distrito está 50% bajo agua y hay pueblos aislados. “Va a pasar un tiempo, pero las obras van a estar”, promete.
Redacción 15/09/2017 09:30 AM

La dramática situación que se vive en el noroeste bonaerense a raíz de las severas inundaciones tiene su epicentro en el distrito de General Villegas. Allí, su intendente, Eduardo Campana (Cambiemos) hizo foco en el duro impacto que el avance del agua generó en la principal actividad económica de la zona, ya que alertó que aproximadamente “el 40% de los tambos ha dejado de producir”. Asimismo, advirtió que su distrito está 50% bajo agua y hay pueblos aislados. Aunque aseguró que están a la espera de la concreción de las obras prometidas por la Provincia y la Nación, confió: “Va a pasar un tiempo, pero las obras van a estar”.

En declaraciones a radio La Plata, Campana sostuvo que no existen antecedentes de una inundación como la actual, "ni por la magnitud ni por la continuidad". Su distrito, viene siendo azotado por las inundaciones desde hace más de un año y medio, lo cual –aseveró- transformó en “casi inviable” la actividad agropecuaria, generando muertes en el ganado vacuno, tanto por enfermedad o por deficiencia de minerales.

“La lluvia de este último fin de semana nos ha complicado, hay lugares donde ha llovido 100 mm y en otros 80 mm, con una capa freática que está tan alta no habiendo capacidad de absorción del suelo”, detalló para estimar que “el 40% de los tambos ha dejado de producir”.

Asimismo, comentó que “hay dos pueblos que estuvieron aislados dos días” e informó que “se detuvieron las obras que estaban haciendo tanto de Provincia como de Nación, las de defensa de las localidades y de la ciudad cabecera, también en uno de esos pueblos estaban haciendo obras de alteo de caminos para que tengan acceso seguro a una ruta”.

A la espera de las obras estructurales a mediano y largo plazo, el intendente de Cambiemos informó: “La tercera etapa del Salado ahora está terminada, casi por ponerse en marcha la cuarta etapa y está trabajándose en nuestra cuenca media”.

“Hay una deuda de muchísimos años de nuestros gobiernos con lo que es la infraestructura de nuestro país”, denunció y destacó “ahora hay una clara actitud de Nación y Provincia junto con los Municipios de trabajar en esta línea”, señaló para puntualizar: “Va pasar un tiempo, pero las obras van a estar”.

Intendente de Cambiemos alertó: “El 40% de los tambos ha dejado de producir”

Eduardo Campana (General Villegas) advirtió que su distrito está 50% bajo agua y hay pueblos aislados. “Va a pasar un tiempo, pero las obras van a estar”, promete.

La dramática situación que se vive en el noroeste bonaerense a raíz de las severas inundaciones tiene su epicentro en el distrito de General Villegas. Allí, su intendente, Eduardo Campana (Cambiemos) hizo foco en el duro impacto que el avance del agua generó en la principal actividad económica de la zona, ya que alertó que aproximadamente “el 40% de los tambos ha dejado de producir”. Asimismo, advirtió que su distrito está 50% bajo agua y hay pueblos aislados. Aunque aseguró que están a la espera de la concreción de las obras prometidas por la Provincia y la Nación, confió: “Va a pasar un tiempo, pero las obras van a estar”.

En declaraciones a radio La Plata, Campana sostuvo que no existen antecedentes de una inundación como la actual, "ni por la magnitud ni por la continuidad". Su distrito, viene siendo azotado por las inundaciones desde hace más de un año y medio, lo cual –aseveró- transformó en “casi inviable” la actividad agropecuaria, generando muertes en el ganado vacuno, tanto por enfermedad o por deficiencia de minerales.

“La lluvia de este último fin de semana nos ha complicado, hay lugares donde ha llovido 100 mm y en otros 80 mm, con una capa freática que está tan alta no habiendo capacidad de absorción del suelo”, detalló para estimar que “el 40% de los tambos ha dejado de producir”.

Asimismo, comentó que “hay dos pueblos que estuvieron aislados dos días” e informó que “se detuvieron las obras que estaban haciendo tanto de Provincia como de Nación, las de defensa de las localidades y de la ciudad cabecera, también en uno de esos pueblos estaban haciendo obras de alteo de caminos para que tengan acceso seguro a una ruta”.

A la espera de las obras estructurales a mediano y largo plazo, el intendente de Cambiemos informó: “La tercera etapa del Salado ahora está terminada, casi por ponerse en marcha la cuarta etapa y está trabajándose en nuestra cuenca media”.

“Hay una deuda de muchísimos años de nuestros gobiernos con lo que es la infraestructura de nuestro país”, denunció y destacó “ahora hay una clara actitud de Nación y Provincia junto con los Municipios de trabajar en esta línea”, señaló para puntualizar: “Va pasar un tiempo, pero las obras van a estar”.