X
La dificultad para recaudar de los intendentes del noroeste se coló en la agenda del foro de Cambiemos. Varios jefes comunales coincidieron en que la crisis hídrica impactó en sus presupuestos.
Por 15/09/2017 07:23 PM

Las inundaciones que afectan al interior bonaerense fueron uno de los ejes centrales de la agenda abordada este viernes en el Hipódromo de San Isidro, donde Cambiemos reunió a su tropa de intendentes con funcionarios bonaerenses. En el medio de la arenga electoral pronunciada por la gobernadora María Eugenia Vidal, los jefes comunales del noroeste coincidieron en las dificultades que representan para las arcas municipales la baja recaudación derivada de la crisis hídrica que golpea a la región.

En el primer encuentro post PASO, además de desplegar las estrategias electorales para transitar el último tramo de la campaña, la cúpula del oficialismo bonaerense no pudo evitar prestarle especial atención a la situación que padecen los distritos que se encuentran bajo el agua. En algunos casos, como los partidos del noroeste bonaerense, con gran cantidad de hectáreas anegadas desde hace más de un año.

En el marco de la campaña, Vidal se ha comprometido en distintos puntos de la provincia con el avance de las obras hidráulicas para acercar una solución a una problemática que, incluso, ha hecho cruzar a intendentes del mismo color político y que ha enfrentado a vecinos bonaerenses con el gobernador de La Pampa, Carlos Verna.

PROBLEMAS DE CAJA. Sin embargo, este viernes se cristalizó otro problema tan preocupante como el avance mismo del agua: la crisis financiera derivada de la baja recaudación de impuestos, coletazo de las inundaciones.

 

 

“Estamos con más del 30% de superficie anegada y con muchos problemas con los caminos”, relató ante Letra P el intendente de Ameghino, Calixto Tellechea, y agregó que “justamente al encontrarse en emergencia, muchos productores no pagan la tasa de caminos”. En esa línea, explicó: “Es un problema porque donde más estamos gastando plata es donde menos recaudamos”. Consultado sobre si hay respaldo económico de las administraciones superiores de Cambiemos, indicó: “Por supuesto que hay apoyo de la Provincia y de la Nación, pero eso no alcanza”.

En la misma sintonía se expresó su par de Junín, Pablo Petrecca, quien consideró ante este portal que el municipio "ha tenido una baja natural en la recaudación” y describió que tiene “el 50% del distrito en emergencia o desastre y eso hace que el productor no pueda sacar sus cosechas y, en muchos casos, no pueda pagar sus tasas”.

“Hemos prorrogado el vencimiento de la tasa de la red vial y eso se tradujo en una baja de la recaudación”, explicó y, si bien destacó el envío de fondos nacionales, señaló que están “mirando la economía día a día”.

 

 

El jefe comunal de Rivadavia, Javier Reynoso, coincidió en el diagnóstico de caída de la recaudación y señaló que “la tasa vial es la fuente de financiamiento más grande” que tiene el municipio.

“Nosotros veníamos trabajando con un superávit acumulado que ya a esta altura del año está muy complicado. Tenemos problemas, además de financieros, presupuestario”, señaló y, en sintonía con sus pares de la Cuarta sección, destacó el desembolso de 5 millones de pesos del Ministerio del Interior, aunque advirtió: “Vamos a ver cómo llegamos a noviembre, seguramente muy ajustados”.

 

 

EL GOBIERNO, LAS OBRAS. Consultado el ministro de Agroindustria, Leonardo Sarquís, evitó referirse puntualmente a la problemática y resaltó las gestiones de María Eugenia Vidal para llevar las obras necesarias y evitar futuras inundaciones. “Lo más importante, y los intendentes lo reconocen, es cómo el gobierno está encarando la planificación de la obras para que esto que está pasando en esta transición no pase en algunos años”, destacó.

 

 

En tanto, el vicegobernador bonaerense, el radical Daniel Salvador, señaló que “con el problema del agua es difícil cobrarle a quien no puede utilizar los servicios” y no precisó si habrá una asistencia financiera especial por parte de la administración provincial: “Esto (no cobrar) es parte de la emergencia y comprender un problema que afecta a todos es eso. Gobernar es atender la urgencia, pensar hacia adelante y encontrar la mejor manera de llevar soluciones a las situaciones más difíciles de una provincia que está en marcha”.

 

Las urgencias de los inundados, baño de realidad en la cumbre vidalista

La dificultad para recaudar de los intendentes del noroeste se coló en la agenda del foro de Cambiemos. Varios jefes comunales coincidieron en que la crisis hídrica impactó en sus presupuestos.

Las inundaciones que afectan al interior bonaerense fueron uno de los ejes centrales de la agenda abordada este viernes en el Hipódromo de San Isidro, donde Cambiemos reunió a su tropa de intendentes con funcionarios bonaerenses. En el medio de la arenga electoral pronunciada por la gobernadora María Eugenia Vidal, los jefes comunales del noroeste coincidieron en las dificultades que representan para las arcas municipales la baja recaudación derivada de la crisis hídrica que golpea a la región.

En el primer encuentro post PASO, además de desplegar las estrategias electorales para transitar el último tramo de la campaña, la cúpula del oficialismo bonaerense no pudo evitar prestarle especial atención a la situación que padecen los distritos que se encuentran bajo el agua. En algunos casos, como los partidos del noroeste bonaerense, con gran cantidad de hectáreas anegadas desde hace más de un año.

En el marco de la campaña, Vidal se ha comprometido en distintos puntos de la provincia con el avance de las obras hidráulicas para acercar una solución a una problemática que, incluso, ha hecho cruzar a intendentes del mismo color político y que ha enfrentado a vecinos bonaerenses con el gobernador de La Pampa, Carlos Verna.

PROBLEMAS DE CAJA. Sin embargo, este viernes se cristalizó otro problema tan preocupante como el avance mismo del agua: la crisis financiera derivada de la baja recaudación de impuestos, coletazo de las inundaciones.

 

 

“Estamos con más del 30% de superficie anegada y con muchos problemas con los caminos”, relató ante Letra P el intendente de Ameghino, Calixto Tellechea, y agregó que “justamente al encontrarse en emergencia, muchos productores no pagan la tasa de caminos”. En esa línea, explicó: “Es un problema porque donde más estamos gastando plata es donde menos recaudamos”. Consultado sobre si hay respaldo económico de las administraciones superiores de Cambiemos, indicó: “Por supuesto que hay apoyo de la Provincia y de la Nación, pero eso no alcanza”.

En la misma sintonía se expresó su par de Junín, Pablo Petrecca, quien consideró ante este portal que el municipio "ha tenido una baja natural en la recaudación” y describió que tiene “el 50% del distrito en emergencia o desastre y eso hace que el productor no pueda sacar sus cosechas y, en muchos casos, no pueda pagar sus tasas”.

“Hemos prorrogado el vencimiento de la tasa de la red vial y eso se tradujo en una baja de la recaudación”, explicó y, si bien destacó el envío de fondos nacionales, señaló que están “mirando la economía día a día”.

 

 

El jefe comunal de Rivadavia, Javier Reynoso, coincidió en el diagnóstico de caída de la recaudación y señaló que “la tasa vial es la fuente de financiamiento más grande” que tiene el municipio.

“Nosotros veníamos trabajando con un superávit acumulado que ya a esta altura del año está muy complicado. Tenemos problemas, además de financieros, presupuestario”, señaló y, en sintonía con sus pares de la Cuarta sección, destacó el desembolso de 5 millones de pesos del Ministerio del Interior, aunque advirtió: “Vamos a ver cómo llegamos a noviembre, seguramente muy ajustados”.

 

 

EL GOBIERNO, LAS OBRAS. Consultado el ministro de Agroindustria, Leonardo Sarquís, evitó referirse puntualmente a la problemática y resaltó las gestiones de María Eugenia Vidal para llevar las obras necesarias y evitar futuras inundaciones. “Lo más importante, y los intendentes lo reconocen, es cómo el gobierno está encarando la planificación de la obras para que esto que está pasando en esta transición no pase en algunos años”, destacó.

 

 

En tanto, el vicegobernador bonaerense, el radical Daniel Salvador, señaló que “con el problema del agua es difícil cobrarle a quien no puede utilizar los servicios” y no precisó si habrá una asistencia financiera especial por parte de la administración provincial: “Esto (no cobrar) es parte de la emergencia y comprender un problema que afecta a todos es eso. Gobernar es atender la urgencia, pensar hacia adelante y encontrar la mejor manera de llevar soluciones a las situaciones más difíciles de una provincia que está en marcha”.