X
Es por el “instructivo” para frenar las protestas, que denunciaron los alumnos. Larreta le bajó el tono a la reforma educativa: “No hay nada firmado”.
Redacción 14/09/2017 06:50 PM

La juez titular del juzgado en lo Contencioso Administrativo y Tributario n.° 4, María Elena Liberatori, resolvió suspender el instructivo contra las tomas de colegios públicos que, según denunciaron directivos de establecimientos educativos, fue enviado por el Ministerio de Educación porteño, que conduce Soledad Acuña.

Además, la magistrada convocó a una audiencia entre la jefa de la cartera educativa y la Asesora Tutelar de Primera Instancia, Mabel López Oliva, y el Asesor Tutelar ante la Cámara de Apelaciones, Gustavo Moreno, quienes motorizaron el amparo que logró frenar el protocolo en cuestión.

La audiencia será este viernes 15 de septiembre a las 12.30 hs en la sede del Tribunal y se exigió la presencia de Acuña “en forma personal e indelegable”, también como de la Procuración General de la Ciudad, que conduce el abogado Gabriel Astarloa.

En el marco de la discusión de la reforma educativa en la Ciudad, que comenzaría en 2018 con 17 escuelas, cerca de 20 colegios han sido tomados por sus alumnos en repudio al plan que el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta negocia desde principio de años con autoridades escolares. Para destrabar el conflicto, la Defensoría del Pueblo de la Ciudad, a cargo de Alejandro Amor, actuó como mediadora y recibió un petitorio redactado por los estudiantes.

Durante las protestas, se difundió un “instructivo” que indica cómo deben actuar los directivos y responsables de los colegios ante este tipo de situaciones. La situación escandalizó a la comunidad educativa, pero el macrismo defendió públicamente el protocole. El alcalde lo aclaró en una entrevista con la periodista María O’Donell al indicar que “existe hace años” y “no es algo nuevo”. Sin embargo, manifestó que “no fue recomendado a nadie”.

En la misma entrevista en LN+, Rodríguez Larreta le bajó el tono a la reforma educativa, aunque sus funcionarios dieron a conocer un Power Point y un PDF con los puntos clave de la reforma, que generó polémica porque obliga a todos los alumnos a realizar pasantías (prácticas profesionalizantes) en el último año de la secundaria. El rechazo a ese punto y, según denunciaron los propios estudiantes, la falta de información y de diálogo para “consensuar” los parámetros de la reforma educativa llevaron a más de una semana con colegios públicos tomados en la Capital Federal.

Este miércoles hubo una reunión de Acuña con representantes de centros de estudiantes, aunque no fue posible el encuentro con dirigentes estudiantiles provenientes de establecimientos en protesta.

“Son grupos minoritarios. Mucha voluntad de diálogo no están mostrando”, cuestionó el jefe de Gobierno y consideró que “la toma es negar la educación”.

Según Rodríguez Larreta, el planteo acerca de que las prácticas profesionales implican una “precarización laboral” de jóvenes estudiantes es “ridículo” y “es el argumento de los gremios”. “Es el argumento de CTERA en la semana de la elección”, completó.

Además, insistió en que “Se está discutiendo algo que no hay nada definitivo, ningún proceso administrativo”, en alusión a la reforma educativa. “No está definido todavía cuál es en forma definitiva el camino. Estoy convencido de Tenemos que cambiar. La escuela se aleja cada vez más de la realidad del mundo que enfrentan los chicos”, concluyó el jefe del Estado porteño.

La sentencia de Liberatori, al igual que el amparo presentado por los asesores tutelares, contradice al alcalde al marcar que el instructivo contra protestas de alumnos quedó sin efecto en 2012 por orden judicial.

“La medida cautelar solicita que se ordene ‘al GCBA cesar en la vía de hecho por la que el Ministerio de Educación aplica el ‘Instructivo sobre Forma de Proceder en Casos de Toma de Establecimientos Educativos’, a fin de garantizar el derecho a la libre expresión y a ser oído de los/las adolescentes que concurren a la Escuelas del Nivel Medio de gestión estatal del GCBA”, aclara la magistrada. El mismo amparo denuncia que a las casillas de correo de los Directivos de las escuelas llegó “el Instructivo dejado sin efecto en 2012 por resolución judicial” y en ese documento se enumeran “distintos establecimientos ‘tomados’ (Escuela Manuel Belgrano, Mariano Acosta, Liceo 9 y Escuela Secundaria Antonio Devoto), y las actas labradas por otra escuela (‘Julio Cortázar’) en la que se individualiza a los adolescentes que efectuarían la toma”.

Toma de colegios: Justicia pide audiencia con ministra de Educación de Larreta

Es por el “instructivo” para frenar las protestas, que denunciaron los alumnos. Larreta le bajó el tono a la reforma educativa: “No hay nada firmado”.

La juez titular del juzgado en lo Contencioso Administrativo y Tributario n.° 4, María Elena Liberatori, resolvió suspender el instructivo contra las tomas de colegios públicos que, según denunciaron directivos de establecimientos educativos, fue enviado por el Ministerio de Educación porteño, que conduce Soledad Acuña.

Además, la magistrada convocó a una audiencia entre la jefa de la cartera educativa y la Asesora Tutelar de Primera Instancia, Mabel López Oliva, y el Asesor Tutelar ante la Cámara de Apelaciones, Gustavo Moreno, quienes motorizaron el amparo que logró frenar el protocolo en cuestión.

La audiencia será este viernes 15 de septiembre a las 12.30 hs en la sede del Tribunal y se exigió la presencia de Acuña “en forma personal e indelegable”, también como de la Procuración General de la Ciudad, que conduce el abogado Gabriel Astarloa.

En el marco de la discusión de la reforma educativa en la Ciudad, que comenzaría en 2018 con 17 escuelas, cerca de 20 colegios han sido tomados por sus alumnos en repudio al plan que el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta negocia desde principio de años con autoridades escolares. Para destrabar el conflicto, la Defensoría del Pueblo de la Ciudad, a cargo de Alejandro Amor, actuó como mediadora y recibió un petitorio redactado por los estudiantes.

Durante las protestas, se difundió un “instructivo” que indica cómo deben actuar los directivos y responsables de los colegios ante este tipo de situaciones. La situación escandalizó a la comunidad educativa, pero el macrismo defendió públicamente el protocole. El alcalde lo aclaró en una entrevista con la periodista María O’Donell al indicar que “existe hace años” y “no es algo nuevo”. Sin embargo, manifestó que “no fue recomendado a nadie”.

En la misma entrevista en LN+, Rodríguez Larreta le bajó el tono a la reforma educativa, aunque sus funcionarios dieron a conocer un Power Point y un PDF con los puntos clave de la reforma, que generó polémica porque obliga a todos los alumnos a realizar pasantías (prácticas profesionalizantes) en el último año de la secundaria. El rechazo a ese punto y, según denunciaron los propios estudiantes, la falta de información y de diálogo para “consensuar” los parámetros de la reforma educativa llevaron a más de una semana con colegios públicos tomados en la Capital Federal.

Este miércoles hubo una reunión de Acuña con representantes de centros de estudiantes, aunque no fue posible el encuentro con dirigentes estudiantiles provenientes de establecimientos en protesta.

“Son grupos minoritarios. Mucha voluntad de diálogo no están mostrando”, cuestionó el jefe de Gobierno y consideró que “la toma es negar la educación”.

Según Rodríguez Larreta, el planteo acerca de que las prácticas profesionales implican una “precarización laboral” de jóvenes estudiantes es “ridículo” y “es el argumento de los gremios”. “Es el argumento de CTERA en la semana de la elección”, completó.

Además, insistió en que “Se está discutiendo algo que no hay nada definitivo, ningún proceso administrativo”, en alusión a la reforma educativa. “No está definido todavía cuál es en forma definitiva el camino. Estoy convencido de Tenemos que cambiar. La escuela se aleja cada vez más de la realidad del mundo que enfrentan los chicos”, concluyó el jefe del Estado porteño.

La sentencia de Liberatori, al igual que el amparo presentado por los asesores tutelares, contradice al alcalde al marcar que el instructivo contra protestas de alumnos quedó sin efecto en 2012 por orden judicial.

“La medida cautelar solicita que se ordene ‘al GCBA cesar en la vía de hecho por la que el Ministerio de Educación aplica el ‘Instructivo sobre Forma de Proceder en Casos de Toma de Establecimientos Educativos’, a fin de garantizar el derecho a la libre expresión y a ser oído de los/las adolescentes que concurren a la Escuelas del Nivel Medio de gestión estatal del GCBA”, aclara la magistrada. El mismo amparo denuncia que a las casillas de correo de los Directivos de las escuelas llegó “el Instructivo dejado sin efecto en 2012 por resolución judicial” y en ese documento se enumeran “distintos establecimientos ‘tomados’ (Escuela Manuel Belgrano, Mariano Acosta, Liceo 9 y Escuela Secundaria Antonio Devoto), y las actas labradas por otra escuela (‘Julio Cortázar’) en la que se individualiza a los adolescentes que efectuarían la toma”.