X
Gastón Arias (Brandsen), actual candidato de UC, pagó el total de una obra de cordón cuneta en su gestión cuando sólo se hizo el 33%. Eludió la indagatoria y el fiscal pediría la elevación.
Por 14/09/2017 02:58 PM

Una comprometida situación judicial atraviesa el ex intendente de Brandsen y actual cabeza de lista de Unidad Ciudadana (UC) en ese distrito, Gastón Arias, quien, junto a dos funcionarios de su gestión, está en la mira por fraude contra la administración pública en una causa que investiga irregularidades en la construcción durante su administración de seis cuadras de cordón cuneta, de las cuales, si bien el municipio pagó en su totalidad, sólo se realizaron dos.

Por esto, el agente a cargo de la Fiscalía Nº 15, Jorge Paolini, citó a declaración indagatoria al otrora jefe comunal brandseño y actual síndico de la estatal bonaerense Aubasa, el cual se negó a declarar, presentando previamente un escrito que, según confiaron a Letra P este jueves fuentes calificadas de Tribunales, fue considerado por el fiscal como insuficiente para evitar el pedido de elevación a juicio que –afirmaron- prepara Paolini para las próximas semanas ante el juez que entiende en la causa, Federico Atencio.

Vale señalar que el episodio que compromete a Gastón Arias refiere a la adjudicación en julio de 2014 de una obra por seis cuadras de cordón cuneta por un total de $501.000,60. Se certificó y se pagó el 100% de la obra en agosto del mismo año pero sólo se realizaron dos cuadras (Castelli entre Magdalena de Fait y Hansen - Saavedra entre Magdalena de Fait y Hansen).

Según explicaron voces de la Justicia platense a este medio, la estrategia de la defensa de Arias corrió por el extravío de las actuaciones y que no se podía saber quién había sido el inspector a cargo, al tiempo que el ex intendente se escudó en la delegación de tareas, propia de la estructura municipal.

En la presentación escrita que hizo para evitar la indagatoria –a la cual accedió Letra P-, el ex intendente brandseño dedicó varios párrafos reseñando aspectos que poco y nada tenían que ver con el hecho investigado, mientras que, en los escasos fragmentos donde aludió al tema, buscó desentenderse: “Cuando finalizó la refacción y habilité el pago, me basé obviamente en la información brindada por el inspector de la obra”, y añadió que esto responde a que “los sistemas de gobierno cuentan con áreas de asesoramiento en las distintas ramas de gestión, puesto que a ningún funcionario electivo se le puede exigir conocimiento acabado de todos los temas”.

Y sostuvo: “De manera alguna se pretenderá que existiendo diversos grados y estadíos de la administración, tenga que ser el Jefe comunal quien verifique en persona si se realizaron las refacciones encargadas. Si puedo afirmar que recuerdo haber pasado por el lugar y visto como se trabajaba en la instalación del cordón cuneta, pero de manera alguna la medí no tampoco controlé personalmente si estaba terminada”.

De esta forma, Arias pateó las responsabilidades hacia sus subordinados, dos de los cuales también están siendo investigados: la arquitecta Alejandra Videla y el Secretario de Obras Publicas de su gestión, Arq. Juan Manuel Bidegain.

Más allá de ese argumento esgrimido por Arias, es por demás llamativo que no estuviese al tanto del avance y concreción –o no- de una obra que se estaba realizando a apenas tres cuadras de su domicilio.
 

Un hecho peculiar es que, al acudir a la Fiscalía para dejar sentada su negativa a la indagatoria, Arias fue consultado sobre si había sido procesado anteriormente. A esto, respondió que “no”. Sin embargo, el actual funcionario de Aubasa sí fue procesado años atrás en una causa por “Falsedad Ideológica, de instrumento público, uso o adulteración de documentación” (IPP: 06-00-229348-04) a raíz de una supuesta adulteración de documentación que Arias habría producido en el marco de su actividad letrada al momento de hacer algunas gestiones para uno de sus representados.


Hacia el tramo final de su presentación escrita dirigida a Paolini, el ex alcalde de Brandsen por el FpV (2011-2015) solicitó que se realicen pericias contables y a la obra en sí, algo que, adelantaron a este medio en Tribunales, muy probablemente sea denegado por el fiscal con el argumento de que esa solicitud de peritaje no guarda relación con el objeto procesal.

Asimismo, este jueves informaron que los elementos con los que ya cuenta Paolini serían considerados suficientes por el fiscal para que solicite la elevación a juicio de la causa bajo el número 22032/16, caratulada “Fraude contra la Administración Pública” e iniciada a partir de una denuncia efectuada por la actual gestión de Daniel Cappelletti (Cambiemos). Una posibilidad es que Arias y sus ex funcionarios presenten un cuestionamiento “con la intención de alongar el proceso”, señalaron voces confiables.

Sin embargo, cabe señalar que, de efectuarse la denegación al peritaje solicitado por Arias, esta decisión no puede ser apelada por el ex intendente hasta que se eleve a juicio la causa, momento en que sí podría peticionar ante al Fiscal General para que revise esas medidas.

En cuanto a los restantes funcionarios implicados, Videla fue la única que se sometió a indagatoria, reconociendo hacia el final de la misma que sólo puede constatar la construcción de dos cuadras de cordón cuneta. Por su parte, Bidegain no sólo no se presentó a declarar, sino que tampoco presentó escrito alguno.

En causa por fraude, ex intendente K se negó a declarar y va hacia el juicio

Gastón Arias (Brandsen), actual candidato de UC, pagó el total de una obra de cordón cuneta en su gestión cuando sólo se hizo el 33%. Eludió la indagatoria y el fiscal pediría la elevación.

Una comprometida situación judicial atraviesa el ex intendente de Brandsen y actual cabeza de lista de Unidad Ciudadana (UC) en ese distrito, Gastón Arias, quien, junto a dos funcionarios de su gestión, está en la mira por fraude contra la administración pública en una causa que investiga irregularidades en la construcción durante su administración de seis cuadras de cordón cuneta, de las cuales, si bien el municipio pagó en su totalidad, sólo se realizaron dos.

Por esto, el agente a cargo de la Fiscalía Nº 15, Jorge Paolini, citó a declaración indagatoria al otrora jefe comunal brandseño y actual síndico de la estatal bonaerense Aubasa, el cual se negó a declarar, presentando previamente un escrito que, según confiaron a Letra P este jueves fuentes calificadas de Tribunales, fue considerado por el fiscal como insuficiente para evitar el pedido de elevación a juicio que –afirmaron- prepara Paolini para las próximas semanas ante el juez que entiende en la causa, Federico Atencio.

Vale señalar que el episodio que compromete a Gastón Arias refiere a la adjudicación en julio de 2014 de una obra por seis cuadras de cordón cuneta por un total de $501.000,60. Se certificó y se pagó el 100% de la obra en agosto del mismo año pero sólo se realizaron dos cuadras (Castelli entre Magdalena de Fait y Hansen - Saavedra entre Magdalena de Fait y Hansen).

Según explicaron voces de la Justicia platense a este medio, la estrategia de la defensa de Arias corrió por el extravío de las actuaciones y que no se podía saber quién había sido el inspector a cargo, al tiempo que el ex intendente se escudó en la delegación de tareas, propia de la estructura municipal.

En la presentación escrita que hizo para evitar la indagatoria –a la cual accedió Letra P-, el ex intendente brandseño dedicó varios párrafos reseñando aspectos que poco y nada tenían que ver con el hecho investigado, mientras que, en los escasos fragmentos donde aludió al tema, buscó desentenderse: “Cuando finalizó la refacción y habilité el pago, me basé obviamente en la información brindada por el inspector de la obra”, y añadió que esto responde a que “los sistemas de gobierno cuentan con áreas de asesoramiento en las distintas ramas de gestión, puesto que a ningún funcionario electivo se le puede exigir conocimiento acabado de todos los temas”.

Y sostuvo: “De manera alguna se pretenderá que existiendo diversos grados y estadíos de la administración, tenga que ser el Jefe comunal quien verifique en persona si se realizaron las refacciones encargadas. Si puedo afirmar que recuerdo haber pasado por el lugar y visto como se trabajaba en la instalación del cordón cuneta, pero de manera alguna la medí no tampoco controlé personalmente si estaba terminada”.

De esta forma, Arias pateó las responsabilidades hacia sus subordinados, dos de los cuales también están siendo investigados: la arquitecta Alejandra Videla y el Secretario de Obras Publicas de su gestión, Arq. Juan Manuel Bidegain.

Más allá de ese argumento esgrimido por Arias, es por demás llamativo que no estuviese al tanto del avance y concreción –o no- de una obra que se estaba realizando a apenas tres cuadras de su domicilio.
 

Un hecho peculiar es que, al acudir a la Fiscalía para dejar sentada su negativa a la indagatoria, Arias fue consultado sobre si había sido procesado anteriormente. A esto, respondió que “no”. Sin embargo, el actual funcionario de Aubasa sí fue procesado años atrás en una causa por “Falsedad Ideológica, de instrumento público, uso o adulteración de documentación” (IPP: 06-00-229348-04) a raíz de una supuesta adulteración de documentación que Arias habría producido en el marco de su actividad letrada al momento de hacer algunas gestiones para uno de sus representados.


Hacia el tramo final de su presentación escrita dirigida a Paolini, el ex alcalde de Brandsen por el FpV (2011-2015) solicitó que se realicen pericias contables y a la obra en sí, algo que, adelantaron a este medio en Tribunales, muy probablemente sea denegado por el fiscal con el argumento de que esa solicitud de peritaje no guarda relación con el objeto procesal.

Asimismo, este jueves informaron que los elementos con los que ya cuenta Paolini serían considerados suficientes por el fiscal para que solicite la elevación a juicio de la causa bajo el número 22032/16, caratulada “Fraude contra la Administración Pública” e iniciada a partir de una denuncia efectuada por la actual gestión de Daniel Cappelletti (Cambiemos). Una posibilidad es que Arias y sus ex funcionarios presenten un cuestionamiento “con la intención de alongar el proceso”, señalaron voces confiables.

Sin embargo, cabe señalar que, de efectuarse la denegación al peritaje solicitado por Arias, esta decisión no puede ser apelada por el ex intendente hasta que se eleve a juicio la causa, momento en que sí podría peticionar ante al Fiscal General para que revise esas medidas.

En cuanto a los restantes funcionarios implicados, Videla fue la única que se sometió a indagatoria, reconociendo hacia el final de la misma que sólo puede constatar la construcción de dos cuadras de cordón cuneta. Por su parte, Bidegain no sólo no se presentó a declarar, sino que tampoco presentó escrito alguno.