X
El empresario impuso las suyas: el reportaje lo haría el periodista Luis Novaresio en los estudios del portal. No el propio Hadad en el Patria, como pretendía la candidata.
Redacción 14/09/2017 02:24 PM

Se sabe: Cristina Fernández de Kirchner debe ampliar la cosecha de votos que recogió en las PASO para evitar que Cambiemos le dé vuelta el partido en octubre. Por eso, la candidata a senadora por Unidad Ciudadana demuestra hacer concesiones impensables en sus tiempos de mayor fortaleza. Dos importantes que son noticia: aceptó dar una entrevista fuera de la zona de confort de sus medios y periodistas aliados y, después de pelear un poco, bajó la guardia y se sometió a las condiciones que le impuso el empresario de medios Daniel Hadad para brindar un reportaje al portal Infobae.       
 

                

Según pudo saber Letra P, las negociaciones entre Hadad y CFK empezaron días atrás por iniciativa del ex dueño de C5N. Cristina arrancó las conversaciones -que desarrollaron en reuniones cara a cara- poniendo condiciones: desafió al empresario a que le hiciera él mismo la nota y que se grabara en el Instituto Patria, su bunker partidario de la calle Rodríguez Peña, en el centro porteño.                       

Pero Hadad -consciente, justamente, de las necesidades de expansión de la base electoral que urgen a su interlocutora- se puso duro: la entrevista estaría a cargo del periodista Luis Novaresio -"gorila" declarado que hace rato expresa su deseo de entrevistar a la ex presidenta- y el ser sería el del canal online del portal.                       

CFK aceptó. La esperaban a las 14.30 para realizar la entrevista en vivo. Infobae, desde esta mañana, era un hervidero. Llegó con mucha puntualidad.

Minutos antes se lo vio al propio Novaresio notablemente nervioso, caminando de un lado a otro de la redacción, revisando papeles una y otra vez. La contracara, según la mirada de la vieron, fue Cristina. Saludó uno por uno a los trabajadores de Infobae y hasta aceptó alguna que otra foto. Aunque fueron pocos los empleados de Hadad que se atrevieron al registro fotográfico con la ex mandataria.

 

 

CFK no pudo imponerle condiciones a Hadad para entrevista en Infobae

El empresario impuso las suyas: el reportaje lo haría el periodista Luis Novaresio en los estudios del portal. No el propio Hadad en el Patria, como pretendía la candidata.

Se sabe: Cristina Fernández de Kirchner debe ampliar la cosecha de votos que recogió en las PASO para evitar que Cambiemos le dé vuelta el partido en octubre. Por eso, la candidata a senadora por Unidad Ciudadana demuestra hacer concesiones impensables en sus tiempos de mayor fortaleza. Dos importantes que son noticia: aceptó dar una entrevista fuera de la zona de confort de sus medios y periodistas aliados y, después de pelear un poco, bajó la guardia y se sometió a las condiciones que le impuso el empresario de medios Daniel Hadad para brindar un reportaje al portal Infobae.       
 

                

Según pudo saber Letra P, las negociaciones entre Hadad y CFK empezaron días atrás por iniciativa del ex dueño de C5N. Cristina arrancó las conversaciones -que desarrollaron en reuniones cara a cara- poniendo condiciones: desafió al empresario a que le hiciera él mismo la nota y que se grabara en el Instituto Patria, su bunker partidario de la calle Rodríguez Peña, en el centro porteño.                       

Pero Hadad -consciente, justamente, de las necesidades de expansión de la base electoral que urgen a su interlocutora- se puso duro: la entrevista estaría a cargo del periodista Luis Novaresio -"gorila" declarado que hace rato expresa su deseo de entrevistar a la ex presidenta- y el ser sería el del canal online del portal.                       

CFK aceptó. La esperaban a las 14.30 para realizar la entrevista en vivo. Infobae, desde esta mañana, era un hervidero. Llegó con mucha puntualidad.

Minutos antes se lo vio al propio Novaresio notablemente nervioso, caminando de un lado a otro de la redacción, revisando papeles una y otra vez. La contracara, según la mirada de la vieron, fue Cristina. Saludó uno por uno a los trabajadores de Infobae y hasta aceptó alguna que otra foto. Aunque fueron pocos los empleados de Hadad que se atrevieron al registro fotográfico con la ex mandataria.