X
Se quedó con el triunfo en la interna kirchnerista y, de cara a las batalla por la intendencia de 2019, se posicionó como el adversario directo del intendente Nicolás Ducoté.
Redacción 14/09/2017 01:24 PM

En 2015, tras doce años de conducción peronista, el macrita Nicolás Ducoté derrotó en las urnas a Humberto Zúccaro. Sin embargo, en la primera ronda electoral que se enfrentó, el intendente no sólo no pudo llevar votos para equilibrar la balanza a favor del candidato nacional de Cambiemos, sino que no pudo defender su propia lista y perdió ante el frente Unidad Ciudadana que lo aventajó por más de dos puntos.

En la interna kirchnerista se posicionó Federico Achával que se irguió en estas PASO como el adverso directo del intendente, camino a la batalla por el sillón municipal que se librará en dos años.

“Construir una mayoría de cara a 2019, nos hace estar cada vez mejor para recuperar la intendencia”, destacó Achaval en diálogo con Letra P, y repasó las promesas incumplidas de Ducoté, apuntando a la necesidad de “ponerse en el lugar del otro”.

 

BIO. En 2011 fue electo concejal y en el 2013 asumió como Secretario de Gobierno de la Municipalidad del Pilar. En el 2014,  juró como jefe de Gabinete y ejerció ese cargo hasta diciembre de 2015. Actualmente es concejal por el justicialismo y es candidato electo por Unidad Ciudadana para las elecciones generales del 22 de octubre.

 

- Tenés una elección en la que el intendente cuenta con todas las herramientas del Ejecutivo y el apoyo de la nación y la provincia ¿Cómo te preparas frente a eso?

- En octubre los ciudadanos de Pilar van a evaluar la gestión del municipio, que fue muy pobre. Tuvo los recursos y el tiempo necesario para hacer la revolución que prometió, pero no cumplió. Por más obras que haga en estos meses de campaña, la gente no se olvida que les dieron la espalda durante tanto tiempo. ¡Tardaron un año y medio en sacar las máquinas a la calle! Si repasás cada una de las promesas que hizo tanto en la campaña como en el gobierno, te das cuenta que mintió, y eso la gente no se lo va a perdonar. 

- Se habla mucho de que es una campaña en la que se critica pero faltan propuestas. 

- Nuestra propuesta es muy clara: queremos un gobierno que tenga la capacidad de ponerse en el lugar del otro, que conozca los barrios y sus necesidades, que cuide las instituciones intermedias, que son los clubes de barrio, las sociedades de fomento, los centros de jubilados, que entienda que los trabajadores son el motor de las localidades y que defienda el comercio local. El tema es que como dirigentes y representantes de un sector de la sociedad, tenemos la responsabilidad de visibilizar los problemas de la gente, y la realidad es que hoy, muchos la están pasando mal. La están pasando mal porque perdieron el trabajo o tienen miedo de perderlo, porque ya no les alcanza la plata, tienen que elegir entre pagar las cuentas o comprar medicamentos. Son familias que antes iban al cine una vez por semana y ahora ni siquiera pueden mirar el fútbol por televisión. Tenemos un intendente que tiende a centralizar, que en vez de multiplicar los centros de salud barriales, presta cada vez menos servicios, que en vez de arreglar las calles del fondo de los barrios que no pueden ni salir a tomarse el colectivo, asfalta calles que ya estaban asfaltadas.

 

 

- Pilar fue uno de los pocos municipios de la Primera en la que ganó Unidad Ciudadana. ¿Qué análisis hacés de los resultados?

- En Pilar en agosto ganó Cristina (Fernández de Kirchner) y ganó Unidad Ciudadana, y en octubre, vamos a volver a ganar. La desilusión con el gobierno de Ducoté es muy grande y llega a todos los sectores. Hubo un pésimo manejo de temas centrales, como la seguridad que es un flagelo. Hace unos días una de las “trillizas de oro” se tiró por una ventana para escaparse de un robo. Ocurrieron asesinatos por robo como el músico de Derqui y el comerciante del centro de Pilar que marcaron muy fuerte a la comunidad. A un pibe de 14 años los mataron de un tiro en el barrio Los Cachorros. En educación, que era otra de las grandes promesas, se subejecutaron 60 millones de pesos, es decir, 60 millones de pesos que estaban para hacer obras quedaron en el banco por ineficiencia o desinterés. En salud se frenó la construcción del hospital central y se siguen haciendo anuncios de marketing. Habla de transparencia, pero cada vez que llega un proyecto de ordenanza al concejo vemos que hay intereses privados o negociados detrás. Cuando prometés una revolución, tenés que estar a la altura de la promesa. Los pilarenses creyeron que iban a vivir mejor, y están cada vez peor.

- Ganar esta elección te posiciona para el 2019. ¿Qué perspectivas tenés de cara al futuro?

-  Hacer una buena elección, seguir construyendo una mayoría de cara a 2019, nos hace estar cada vez mejor para recuperar la intendencia en el 2019. Nos preocupa la gente que está sufriendo y que la está pasando mal. Creo que la forma de defenderlos es plantear un proyecto que en el 2019 pueda ser una alternativa al gobierno insensible de Ducoté. Por eso, vamos a seguir trabajando todos los días, porque creemos que las cosas se pueden hacer distinto, porque necesitamos dirigentes que se hagan cargo, que crean en un Estado presente que brinde oportunidades a los más humildes, a los más postergados.

 

Achával: “Ducoté prometió una revolución en Pilar, pero no cumplió”

Se quedó con el triunfo en la interna kirchnerista y, de cara a las batalla por la intendencia de 2019, se posicionó como el adversario directo del intendente Nicolás Ducoté.

En 2015, tras doce años de conducción peronista, el macrita Nicolás Ducoté derrotó en las urnas a Humberto Zúccaro. Sin embargo, en la primera ronda electoral que se enfrentó, el intendente no sólo no pudo llevar votos para equilibrar la balanza a favor del candidato nacional de Cambiemos, sino que no pudo defender su propia lista y perdió ante el frente Unidad Ciudadana que lo aventajó por más de dos puntos.

En la interna kirchnerista se posicionó Federico Achával que se irguió en estas PASO como el adverso directo del intendente, camino a la batalla por el sillón municipal que se librará en dos años.

“Construir una mayoría de cara a 2019, nos hace estar cada vez mejor para recuperar la intendencia”, destacó Achaval en diálogo con Letra P, y repasó las promesas incumplidas de Ducoté, apuntando a la necesidad de “ponerse en el lugar del otro”.

 

BIO. En 2011 fue electo concejal y en el 2013 asumió como Secretario de Gobierno de la Municipalidad del Pilar. En el 2014,  juró como jefe de Gabinete y ejerció ese cargo hasta diciembre de 2015. Actualmente es concejal por el justicialismo y es candidato electo por Unidad Ciudadana para las elecciones generales del 22 de octubre.

 

- Tenés una elección en la que el intendente cuenta con todas las herramientas del Ejecutivo y el apoyo de la nación y la provincia ¿Cómo te preparas frente a eso?

- En octubre los ciudadanos de Pilar van a evaluar la gestión del municipio, que fue muy pobre. Tuvo los recursos y el tiempo necesario para hacer la revolución que prometió, pero no cumplió. Por más obras que haga en estos meses de campaña, la gente no se olvida que les dieron la espalda durante tanto tiempo. ¡Tardaron un año y medio en sacar las máquinas a la calle! Si repasás cada una de las promesas que hizo tanto en la campaña como en el gobierno, te das cuenta que mintió, y eso la gente no se lo va a perdonar. 

- Se habla mucho de que es una campaña en la que se critica pero faltan propuestas. 

- Nuestra propuesta es muy clara: queremos un gobierno que tenga la capacidad de ponerse en el lugar del otro, que conozca los barrios y sus necesidades, que cuide las instituciones intermedias, que son los clubes de barrio, las sociedades de fomento, los centros de jubilados, que entienda que los trabajadores son el motor de las localidades y que defienda el comercio local. El tema es que como dirigentes y representantes de un sector de la sociedad, tenemos la responsabilidad de visibilizar los problemas de la gente, y la realidad es que hoy, muchos la están pasando mal. La están pasando mal porque perdieron el trabajo o tienen miedo de perderlo, porque ya no les alcanza la plata, tienen que elegir entre pagar las cuentas o comprar medicamentos. Son familias que antes iban al cine una vez por semana y ahora ni siquiera pueden mirar el fútbol por televisión. Tenemos un intendente que tiende a centralizar, que en vez de multiplicar los centros de salud barriales, presta cada vez menos servicios, que en vez de arreglar las calles del fondo de los barrios que no pueden ni salir a tomarse el colectivo, asfalta calles que ya estaban asfaltadas.

 

 

- Pilar fue uno de los pocos municipios de la Primera en la que ganó Unidad Ciudadana. ¿Qué análisis hacés de los resultados?

- En Pilar en agosto ganó Cristina (Fernández de Kirchner) y ganó Unidad Ciudadana, y en octubre, vamos a volver a ganar. La desilusión con el gobierno de Ducoté es muy grande y llega a todos los sectores. Hubo un pésimo manejo de temas centrales, como la seguridad que es un flagelo. Hace unos días una de las “trillizas de oro” se tiró por una ventana para escaparse de un robo. Ocurrieron asesinatos por robo como el músico de Derqui y el comerciante del centro de Pilar que marcaron muy fuerte a la comunidad. A un pibe de 14 años los mataron de un tiro en el barrio Los Cachorros. En educación, que era otra de las grandes promesas, se subejecutaron 60 millones de pesos, es decir, 60 millones de pesos que estaban para hacer obras quedaron en el banco por ineficiencia o desinterés. En salud se frenó la construcción del hospital central y se siguen haciendo anuncios de marketing. Habla de transparencia, pero cada vez que llega un proyecto de ordenanza al concejo vemos que hay intereses privados o negociados detrás. Cuando prometés una revolución, tenés que estar a la altura de la promesa. Los pilarenses creyeron que iban a vivir mejor, y están cada vez peor.

- Ganar esta elección te posiciona para el 2019. ¿Qué perspectivas tenés de cara al futuro?

-  Hacer una buena elección, seguir construyendo una mayoría de cara a 2019, nos hace estar cada vez mejor para recuperar la intendencia en el 2019. Nos preocupa la gente que está sufriendo y que la está pasando mal. Creo que la forma de defenderlos es plantear un proyecto que en el 2019 pueda ser una alternativa al gobierno insensible de Ducoté. Por eso, vamos a seguir trabajando todos los días, porque creemos que las cosas se pueden hacer distinto, porque necesitamos dirigentes que se hagan cargo, que crean en un Estado presente que brinde oportunidades a los más humildes, a los más postergados.