X
La fiscal del caso espera la pericia que realizó la Federal sobre unos 120 celulares, que se incorporará a la causa en las próximas horas. El martes declararán testigos de la comunidad mapuche.
Por 11/09/2017 08:50 PM

ESQUEL (Enviada) La causa por la desaparición de Santiago Maldonado puede arrojar novedades en las próximas horas, cuando lleguen a Esquel los resultados de las pericias que realizó la Policía Federal sobre unos 120 celulares que les secuestraron a los miembros de Gendarmería que participaron del operativo del 1 de agosto en la Pu Lof en Resistencia Cushamen.

Las pericias serán enviadas a la fiscal federal Silvina Ávila y pueden aportar datos que ayuden a “reconstruir dónde estaba cada gendarme” al momento de la desaparición de Santiago y en las horas posteriores. A eso se le debe agregar la información que puedan contener los teléfonos en cuanto a imágenes, chats, mensajes y llamados que hayan realizado los uniformados, aún cuando hubieren sido borrados.

Si bien las querellas esperan con expectativas los datos que pueden aportar las pericias, fuentes con acceso a la investigación explicaron a este portal que se debe mantener cautela ya que en la zona de Cushamen, donde se vio por última vez a Maldonado, no hay señal de celular.

Por otra parte, el trabajo de los peritos de la Policía Federal queda envuelto también en las sospechas que tienen las querellas, respecto de la fuerte defensa que hizo el Ministerio de Seguridad que conduce Patricia Bullrich de la actuación de la Gendarmería, aunque la propia interna que existe entre las mismas fuerzas federales, creen fuentes de la querella, podría ser “una garantía” para el caso.

Al margen de las pericias, este martes se sumarán a la causa que lleva el juez federal Guido Otranto los testimonios de dos integrantes de la comunidad mapuche, que tenían previsto declarar el lunes pero que suspendieron su asistencia “por duelo”. Según confirmó a Letra P uno de los habitantes de la Pu Lof, un miembro de la comunidad murió en las últimas horas, razón por la cual pidieron “reprogramar” la cita con el juez.

Además de los integrantes de la comunidad, fuentes de Gendarmería dijeron a este portal que también tenían previsto asistir al juzgado dos gendarmes, pero que toda la actividad se suspendió “por el luto”.

Por último, esta semana también podrían sumarse al expediente los resultados del análisis de ADN del pelo y la sangre halladas en uno de los vehículos de Gendarmería que se peritaron el 10 de agosto. Para entonces, las camionetas de la fuerza ya habían sido lavadas.

La prueba será de vital importancia en caso de que el material hallado coincida con el patrón genético de la familia Maldonado pero, en caso contrario, “no será determinante”, explicaron fuentes con acceso al expediente. 

Pero más allá de los resultados de las pericias que se pueden agregar en las próximas horas al expediente, en el entorno de la familia Maldonado también miran con atención los movimientos que hubo en las últimas horas dentro de la propia fuerza, luego de que el jefe de la delegación de Gendarmería de El Bolsón, Fabián Méndez, diera una entrevista al canal TN en la que dijo que “ojalá” se sepa “dónde está Santiago Maldonado” y ubicó al jefe de Gabinete de Bullrich, Pablo Noceti, en la zona del operativo. A eso se le suma la reacción que se puede generar en las filas de los uniformados el informe que entró el secretario de Seguridad Interior, Gerardo Milman, al juez Otranto y que pone la lupa sobre el accionar de siete gendarmes que participaron de la represión.

Maldonado: expectativa por el cruce de llamadas de los gendarmes

La fiscal del caso espera la pericia que realizó la Federal sobre unos 120 celulares, que se incorporará a la causa en las próximas horas. El martes declararán testigos de la comunidad mapuche.

ESQUEL (Enviada) La causa por la desaparición de Santiago Maldonado puede arrojar novedades en las próximas horas, cuando lleguen a Esquel los resultados de las pericias que realizó la Policía Federal sobre unos 120 celulares que les secuestraron a los miembros de Gendarmería que participaron del operativo del 1 de agosto en la Pu Lof en Resistencia Cushamen.

Las pericias serán enviadas a la fiscal federal Silvina Ávila y pueden aportar datos que ayuden a “reconstruir dónde estaba cada gendarme” al momento de la desaparición de Santiago y en las horas posteriores. A eso se le debe agregar la información que puedan contener los teléfonos en cuanto a imágenes, chats, mensajes y llamados que hayan realizado los uniformados, aún cuando hubieren sido borrados.

Si bien las querellas esperan con expectativas los datos que pueden aportar las pericias, fuentes con acceso a la investigación explicaron a este portal que se debe mantener cautela ya que en la zona de Cushamen, donde se vio por última vez a Maldonado, no hay señal de celular.

Por otra parte, el trabajo de los peritos de la Policía Federal queda envuelto también en las sospechas que tienen las querellas, respecto de la fuerte defensa que hizo el Ministerio de Seguridad que conduce Patricia Bullrich de la actuación de la Gendarmería, aunque la propia interna que existe entre las mismas fuerzas federales, creen fuentes de la querella, podría ser “una garantía” para el caso.

Al margen de las pericias, este martes se sumarán a la causa que lleva el juez federal Guido Otranto los testimonios de dos integrantes de la comunidad mapuche, que tenían previsto declarar el lunes pero que suspendieron su asistencia “por duelo”. Según confirmó a Letra P uno de los habitantes de la Pu Lof, un miembro de la comunidad murió en las últimas horas, razón por la cual pidieron “reprogramar” la cita con el juez.

Además de los integrantes de la comunidad, fuentes de Gendarmería dijeron a este portal que también tenían previsto asistir al juzgado dos gendarmes, pero que toda la actividad se suspendió “por el luto”.

Por último, esta semana también podrían sumarse al expediente los resultados del análisis de ADN del pelo y la sangre halladas en uno de los vehículos de Gendarmería que se peritaron el 10 de agosto. Para entonces, las camionetas de la fuerza ya habían sido lavadas.

La prueba será de vital importancia en caso de que el material hallado coincida con el patrón genético de la familia Maldonado pero, en caso contrario, “no será determinante”, explicaron fuentes con acceso al expediente. 

Pero más allá de los resultados de las pericias que se pueden agregar en las próximas horas al expediente, en el entorno de la familia Maldonado también miran con atención los movimientos que hubo en las últimas horas dentro de la propia fuerza, luego de que el jefe de la delegación de Gendarmería de El Bolsón, Fabián Méndez, diera una entrevista al canal TN en la que dijo que “ojalá” se sepa “dónde está Santiago Maldonado” y ubicó al jefe de Gabinete de Bullrich, Pablo Noceti, en la zona del operativo. A eso se le suma la reacción que se puede generar en las filas de los uniformados el informe que entró el secretario de Seguridad Interior, Gerardo Milman, al juez Otranto y que pone la lupa sobre el accionar de siete gendarmes que participaron de la represión.