X

Heridos, Weretilneck y Gutiérrez afinan la estrategia para Octubre

Los gobernadores de Río Negro y Neuquén, perdieron en las PASO. Ahora, se desactivan proyectos como la planta nuclear y se suman viejos caudillos como Sapag.
Por 17/08/2017 08:46 AM

Los oficialismos provinciales de Río Negro y Neuquén sufrieron derrotas que obligaron a rever la estrategia para octubre a cada Gobernador. El peor posicionado es el rionegrino Alberto Weretilneck, y su Juntos Somos Río Negro (JSRN), que ni siquiera pudo acceder al segundo lugar. Omar Gutiérrez, en cambio, recurre a su padrino político para dar vuelta la historia ante el proyecto neuquino de Cambiemos.

RETORNO. La elección en Neuquén, que dejó en segundo lugar al Movimiento Popular Neuquino (MPN), detrás de Cambiemos, obliga a reformular estrategia. Así lo confirmó Jorge Sapag, quien estuviera al frente de la provincia entre 2007 y 2015. Ahora, tendrá un rol protagónico para ayudar a su hermana, la candidata Alma “ChaniSapag.

Si bien la lista de Chani Sapag fue la más votada, las dos nóminas de Cambiemos superaron al MPN. En total, la alianza nacional llegó a los 89.419 votos (24,57 por ciento) y el MPN a 81.133 (22,30 por ciento) con sus dos propuesta. "Hablan de que le ganaron al MPN, pero hicimos una buena elección. Le sacamos 9.000 votos a Cambiemos en la totalidad de la elección. A veces me causa gracia porque algunos dramatizan y otros absolutizan”, asegura el ex mandatario provincial al justificar la derrota a “la nacionalización de las elecciones” o a los reclamos sindicales en la previa de los comicios.

Sobre la necesidad de mejorar el mensaje para octubre, en diálogo con AM 550, Sapag admitió que se involucrará aún más -tuvo pocas apariciones en la campaña- y que el MPN deberá reconquistar a los neuquinos en la capital: un bastión del intendente Horacio “PechiQuiroga.

En medio de la polarización entre las principales fuerzas de esta elección, quedaron dos listas. Ramón Rioseco (Frente Neuquino) y Darío Martínez (Unidad Ciudadana), alguna vez coordinados por el ex jefe de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Oscar Parrilli, se repartieron 18 puntos en una muestra de la dispersión K pese al respaldo obtenido en regiones castigadas, como la de Vaca Muerta. En Añelo, Unidad Ciudadana superó al MPN con 24 puntos.

“El resultado del domingo significa que en Neuquén se puede cambiar, se puede mejorar. Estoy convencido que el 25 por ciento va a crecer mucho más en octubre”, celebró David Schlereth, el outsaider que pateó con más de cinco décadas de estructura emepeísta. Con ese clima, y el efecto del carro ganador en su máxima expresión, su jefe de campaña Francisco Sánchez le explicó a Letra P que a pesar de que "no tienen la mejor relación" con el competidor de la interna, Alejandro Vidal, entienden que "se deben sumar todas las voluntades" para derrotar a la familia Sapag.

 

 

CAMBIO. Tras la inesperada elección, Weretilneck comienza a dar un giro en su campaña. Los pésimos números obtenidos, que hoy le darían al Frente para la Victoria (FpV) dos bancas, lo obligaron a replantear el mensaje de su candidato. Con una bajísima performance en San Carlos de Bariloche, General Roca, Cipolletti, y Viedma -los cuatro distritos electorales más importantes-, hasta puso en duda la construcción de la planta nuclear en la región atlántica. Como informó este portal, la campaña fue condicionada por manifestaciones en rechazo a la instalación.

Las primeras horas del lunes fueron para las especulaciones. Por el Alto Valle avanzó el rumor de un acuerdo para darle a Cambiemos (segunda fuerza con 19,27 por ciento) el apoyo provincial bajando la lista de Fabián Gatti. "Es imposible", reiteraron funcionarios nacionales a Letra P. Weretilneck, golpeado, viralizó un mensaje alentando a su tropa y bajó el tono al máximo proyecto que tenía para garantizarse respaldo electoral.

En declaraciones al programa Contrapunto, de FM La Súper de General Roca, la misma ciudad que a horas de las elecciones reafirmó la construcción de la usina en Sierra Grande, dejó un claro mensaje: “Si el rionegrino no quiere la planta nuclear, no la vamos a construir en la provincia”. La frase marca un giro notable ante tal repudio, que le generó cruces con su par de La Pampa, Carlos Verna, y de Chubut, Mario Das Neves.

Por ahora, con el objetivo de limpiar la imagen en la elección del municipio de Maquinchao, una pequeña localidad de la región sur (N de R: así se denomina a las comunidades al límite con Chubut, en la estepa patagónica), todos sus funcionarios y legisladores plantean que la del último domingo fue una elección "nacional" polarizada entre La Cámpora y Cambiemos. Consultado por Letra P, el intendente de General Roca, y presidente del Partido Justicialista (PJ) de Río Negro, Martín Soria, aseguró que Weretilneck "es socio" de Macri porque "gobiernan juntos".

Con el retorno de Sapag, y el riesgo de perder un banca en JSRN, los gobernadores cambian la estrategia para octubre. 

 

Heridos, Weretilneck y Gutiérrez afinan la estrategia para Octubre

Los gobernadores de Río Negro y Neuquén, perdieron en las PASO. Ahora, se desactivan proyectos como la planta nuclear y se suman viejos caudillos como Sapag.

Los oficialismos provinciales de Río Negro y Neuquén sufrieron derrotas que obligaron a rever la estrategia para octubre a cada Gobernador. El peor posicionado es el rionegrino Alberto Weretilneck, y su Juntos Somos Río Negro (JSRN), que ni siquiera pudo acceder al segundo lugar. Omar Gutiérrez, en cambio, recurre a su padrino político para dar vuelta la historia ante el proyecto neuquino de Cambiemos.

RETORNO. La elección en Neuquén, que dejó en segundo lugar al Movimiento Popular Neuquino (MPN), detrás de Cambiemos, obliga a reformular estrategia. Así lo confirmó Jorge Sapag, quien estuviera al frente de la provincia entre 2007 y 2015. Ahora, tendrá un rol protagónico para ayudar a su hermana, la candidata Alma “ChaniSapag.

Si bien la lista de Chani Sapag fue la más votada, las dos nóminas de Cambiemos superaron al MPN. En total, la alianza nacional llegó a los 89.419 votos (24,57 por ciento) y el MPN a 81.133 (22,30 por ciento) con sus dos propuesta. "Hablan de que le ganaron al MPN, pero hicimos una buena elección. Le sacamos 9.000 votos a Cambiemos en la totalidad de la elección. A veces me causa gracia porque algunos dramatizan y otros absolutizan”, asegura el ex mandatario provincial al justificar la derrota a “la nacionalización de las elecciones” o a los reclamos sindicales en la previa de los comicios.

Sobre la necesidad de mejorar el mensaje para octubre, en diálogo con AM 550, Sapag admitió que se involucrará aún más -tuvo pocas apariciones en la campaña- y que el MPN deberá reconquistar a los neuquinos en la capital: un bastión del intendente Horacio “PechiQuiroga.

En medio de la polarización entre las principales fuerzas de esta elección, quedaron dos listas. Ramón Rioseco (Frente Neuquino) y Darío Martínez (Unidad Ciudadana), alguna vez coordinados por el ex jefe de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Oscar Parrilli, se repartieron 18 puntos en una muestra de la dispersión K pese al respaldo obtenido en regiones castigadas, como la de Vaca Muerta. En Añelo, Unidad Ciudadana superó al MPN con 24 puntos.

“El resultado del domingo significa que en Neuquén se puede cambiar, se puede mejorar. Estoy convencido que el 25 por ciento va a crecer mucho más en octubre”, celebró David Schlereth, el outsaider que pateó con más de cinco décadas de estructura emepeísta. Con ese clima, y el efecto del carro ganador en su máxima expresión, su jefe de campaña Francisco Sánchez le explicó a Letra P que a pesar de que "no tienen la mejor relación" con el competidor de la interna, Alejandro Vidal, entienden que "se deben sumar todas las voluntades" para derrotar a la familia Sapag.

 

 

CAMBIO. Tras la inesperada elección, Weretilneck comienza a dar un giro en su campaña. Los pésimos números obtenidos, que hoy le darían al Frente para la Victoria (FpV) dos bancas, lo obligaron a replantear el mensaje de su candidato. Con una bajísima performance en San Carlos de Bariloche, General Roca, Cipolletti, y Viedma -los cuatro distritos electorales más importantes-, hasta puso en duda la construcción de la planta nuclear en la región atlántica. Como informó este portal, la campaña fue condicionada por manifestaciones en rechazo a la instalación.

Las primeras horas del lunes fueron para las especulaciones. Por el Alto Valle avanzó el rumor de un acuerdo para darle a Cambiemos (segunda fuerza con 19,27 por ciento) el apoyo provincial bajando la lista de Fabián Gatti. "Es imposible", reiteraron funcionarios nacionales a Letra P. Weretilneck, golpeado, viralizó un mensaje alentando a su tropa y bajó el tono al máximo proyecto que tenía para garantizarse respaldo electoral.

En declaraciones al programa Contrapunto, de FM La Súper de General Roca, la misma ciudad que a horas de las elecciones reafirmó la construcción de la usina en Sierra Grande, dejó un claro mensaje: “Si el rionegrino no quiere la planta nuclear, no la vamos a construir en la provincia”. La frase marca un giro notable ante tal repudio, que le generó cruces con su par de La Pampa, Carlos Verna, y de Chubut, Mario Das Neves.

Por ahora, con el objetivo de limpiar la imagen en la elección del municipio de Maquinchao, una pequeña localidad de la región sur (N de R: así se denomina a las comunidades al límite con Chubut, en la estepa patagónica), todos sus funcionarios y legisladores plantean que la del último domingo fue una elección "nacional" polarizada entre La Cámpora y Cambiemos. Consultado por Letra P, el intendente de General Roca, y presidente del Partido Justicialista (PJ) de Río Negro, Martín Soria, aseguró que Weretilneck "es socio" de Macri porque "gobiernan juntos".

Con el retorno de Sapag, y el riesgo de perder un banca en JSRN, los gobernadores cambian la estrategia para octubre.