X
Por 13/08/2017 08:29 PM

El jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, ingresó al complejo de Costa Salguero pasadas las 19.40 junto a su esposa, la wedding planner Bárbara Diez.

En el búnker de Cambiemos sigue la cautela en cuanto a números, pero algunos voceros se encargan de marcar que "se logró el objetivo" y que Elisa Carrió, primera candidata a diputada de Vamos Juntos, superaría la marca histórica del PRO, fijada en 39 puntos cuando Gabriela Michetti compitió en 2013 por un lugar en el Senado.

"Los resultados que tenemos son muy alentadores. Se logró el objetivo", apuntó a Letra P un ministro porteño presente en el búnker, mientras por detrás se ve a un alegre Mago sin Dientes, ya una fija en la campaña macrista.

El día de Larreta fue similar al del presidente Mauricio Macri. El alcalde encabezó el desayuno esta mañana en el Café Tortoni, cuando sufrió un pequeño accidente que no alcanzó a lastimarle la cara. Mientras comenzaba la conferencia de prensa, un cuadro del histórico bar porteño se le cayó en la cara. "Fue un golpe, nada más", explicaron voceros de la gobernación porteña a Letra P.

Larreta no fue ni atendido por un médico porque el golpe fue liviano y no le habría dejado marcas. Tras el desayuno, Larreta fue a votar a la Facultad de Derecho. Tras sufragar, mantuvo un breve encuentro con su equipo íntimo (comunicación y campaña) e hizo lo mismo que Macri: se fue a almorzar con su familia. No participó de la partida de paddle en Olivos ni de la reunión cerrada en la que se analizaron los bocas de urna de la tarde, como informó Letra P.

Se prevé que Rodríguez Larreta hable a las 21 en el búnker de Costa Salguero, que empieza a llenarse a poco más de dos horas del cierre de los comicios.

Mientras los presentes se agolpan cerca del escenario a la espera de una nueva salida de los dirigentes de Cambiemos, Larreta está recluído en el VIP del complejo, donde están Marcos Peña, Maximiliano Ferraro, Federico Salvai y Diego Santilli. Allí esperan por la llegada de María Eugenia Vidal y Mauricio Macri, que entrarían a las 21 y a las 20.30, según explicaron desde la organización del búnker.

Larreta llega al bunker con su promesa cumplida: el récord electoral

El jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, ingresó al complejo de Costa Salguero pasadas las 19.40 junto a su esposa, la wedding planner Bárbara Diez.

En el búnker de Cambiemos sigue la cautela en cuanto a números, pero algunos voceros se encargan de marcar que "se logró el objetivo" y que Elisa Carrió, primera candidata a diputada de Vamos Juntos, superaría la marca histórica del PRO, fijada en 39 puntos cuando Gabriela Michetti compitió en 2013 por un lugar en el Senado.

"Los resultados que tenemos son muy alentadores. Se logró el objetivo", apuntó a Letra P un ministro porteño presente en el búnker, mientras por detrás se ve a un alegre Mago sin Dientes, ya una fija en la campaña macrista.

El día de Larreta fue similar al del presidente Mauricio Macri. El alcalde encabezó el desayuno esta mañana en el Café Tortoni, cuando sufrió un pequeño accidente que no alcanzó a lastimarle la cara. Mientras comenzaba la conferencia de prensa, un cuadro del histórico bar porteño se le cayó en la cara. "Fue un golpe, nada más", explicaron voceros de la gobernación porteña a Letra P.

Larreta no fue ni atendido por un médico porque el golpe fue liviano y no le habría dejado marcas. Tras el desayuno, Larreta fue a votar a la Facultad de Derecho. Tras sufragar, mantuvo un breve encuentro con su equipo íntimo (comunicación y campaña) e hizo lo mismo que Macri: se fue a almorzar con su familia. No participó de la partida de paddle en Olivos ni de la reunión cerrada en la que se analizaron los bocas de urna de la tarde, como informó Letra P.

Se prevé que Rodríguez Larreta hable a las 21 en el búnker de Costa Salguero, que empieza a llenarse a poco más de dos horas del cierre de los comicios.

Mientras los presentes se agolpan cerca del escenario a la espera de una nueva salida de los dirigentes de Cambiemos, Larreta está recluído en el VIP del complejo, donde están Marcos Peña, Maximiliano Ferraro, Federico Salvai y Diego Santilli. Allí esperan por la llegada de María Eugenia Vidal y Mauricio Macri, que entrarían a las 21 y a las 20.30, según explicaron desde la organización del búnker.