X
La diputada pasó un momento incómodo en la escuela de Barrio Norte. No respondió a los reclamos sobre el joven desaparecido. Dijo que la elección "es un paso importante" para el Gobierno.
Redacción 13/08/2017 04:07 PM

La primera candidata a diputados nacionales de Vamos Juntos en la Ciudad de Buenos Aires, Elisa Carrió, fue blanco de los reclamos por la desaparición de Santiago Maldonado este domingo, cuando fue a emitir su voto en una escuela de Barrio Norte.

"No hagan caso", dijo solamente Lilita, apretada entre movileros y visiblemente incómoda por la situación. "¡Santiago Maldonado sigue desaparecido! ¡Devuelvan a Santiago Maldonado con vida!", se escuchaba en el hall de la escuela N° 3 Onésimo Leguizamón, donde Carrió vota habitualmente.

 

 

La candidata de Cambiemos, que había llegado sonriente a votar, apuró el trámite y apenas hizo una breve declaración. "Esta elección es un primer paso muy importante para el Gobierno", dijo.

De fondo, sonaron algunos cantos de aliento mezclados con insultos. "¡Dejá de mentir, mentirosa!", gritaron. La diputada se limitó a contar que había comido "asado con el Presidente" y a decir que estaba "todo tranquilo". En menos de cinco minutos, dejó el establecimiento. 

A Carrió le reclamaron la aparición de Maldonado cuando fue a votar

La diputada pasó un momento incómodo en la escuela de Barrio Norte. No respondió a los reclamos sobre el joven desaparecido. Dijo que la elección "es un paso importante" para el Gobierno. 

 

La primera candidata a diputados nacionales de Vamos Juntos en la Ciudad de Buenos Aires, Elisa Carrió, fue blanco de los reclamos por la desaparición de Santiago Maldonado este domingo, cuando fue a emitir su voto en una escuela de Barrio Norte.

"No hagan caso", dijo solamente Lilita, apretada entre movileros y visiblemente incómoda por la situación. "¡Santiago Maldonado sigue desaparecido! ¡Devuelvan a Santiago Maldonado con vida!", se escuchaba en el hall de la escuela N° 3 Onésimo Leguizamón, donde Carrió vota habitualmente.

 

 

La candidata de Cambiemos, que había llegado sonriente a votar, apuró el trámite y apenas hizo una breve declaración. "Esta elección es un primer paso muy importante para el Gobierno", dijo.

De fondo, sonaron algunos cantos de aliento mezclados con insultos. "¡Dejá de mentir, mentirosa!", gritaron. La diputada se limitó a contar que había comido "asado con el Presidente" y a decir que estaba "todo tranquilo". En menos de cinco minutos, dejó el establecimiento.