X

La soledad de Scioli: de una nube de cámaras a votar casi como uno más

En el ballotage de 2015, más de 12 millones de argentinos lo votaron para que fuera presidente de la Nación. Este domingo, lo cubrió un móvil de TV.
Redacción 13/08/2017 10:30 AM

Estuvo en el umbral de la Casa Rosada. El 22 de noviembre de 2015, bien temprano, votó en Tigre rodeado de una nube de cámaras y movileros de radio y TV. En el transcurso de ese día, 12.198.441 argentinos y argentinas lo votarían para conducir los destinos del país. No le alcanzaría y perdería frente a Mauricio Macri. Este domingo, los rigores de la derrota encontraron al quinto precandidato a diputado nacional por Unidad Ciudadana votando casi como un vecino más.

 

Otros tiempos: Scioli vota en 2015. Todavía soñaba con la Casa Rosada.

 

Daniel Scioli llegó solo –ya sin Karina Rabolini, que lo había acompañado en la campaña presidencial- a la escuela de Dique Luján y solo fue demorado para llegar a su mesa por el móvil de C5N.

 

 

En ese mano a mano, destacó que, pasada la presente jornada electoral, "se trata de que las cosas puedan mejorar y escuchar a la gente que no la está pasando bien".

"Quiero un país desarrollado, que esté unido para achicar las brechas de desigualdades", reflexionó el ex gobernador bonaerense.

 

 

La soledad de Scioli: de una nube de cámaras a votar casi como uno más

En el ballotage de 2015, más de 12 millones de argentinos lo votaron para que fuera presidente de la Nación. Este domingo, lo cubrió un móvil de TV.

Estuvo en el umbral de la Casa Rosada. El 22 de noviembre de 2015, bien temprano, votó en Tigre rodeado de una nube de cámaras y movileros de radio y TV. En el transcurso de ese día, 12.198.441 argentinos y argentinas lo votarían para conducir los destinos del país. No le alcanzaría y perdería frente a Mauricio Macri. Este domingo, los rigores de la derrota encontraron al quinto precandidato a diputado nacional por Unidad Ciudadana votando casi como un vecino más.

 

Otros tiempos: Scioli vota en 2015. Todavía soñaba con la Casa Rosada.

 

Daniel Scioli llegó solo –ya sin Karina Rabolini, que lo había acompañado en la campaña presidencial- a la escuela de Dique Luján y solo fue demorado para llegar a su mesa por el móvil de C5N.

 

 

En ese mano a mano, destacó que, pasada la presente jornada electoral, "se trata de que las cosas puedan mejorar y escuchar a la gente que no la está pasando bien".

"Quiero un país desarrollado, que esté unido para achicar las brechas de desigualdades", reflexionó el ex gobernador bonaerense.