X

La Octava: Cambiemos por la consolidación y el kirchnerismo en la pelea por 2019

El oficialismo juega con Carolina Píparo para fortalecer la conducción de un bastión que gobernó el peronismo por 24 años. La disputa por el liderazgo relativiza la aparente unidad K.
El oficialismo juega con Carolina Píparo para fortalecer la conducción de un bastión que gobernó el peronismo por 24 años. La disputa por el liderazgo relativiza la aparente unidad K.
Por 12/08/2017 12:02 PM

Con la particularidad de ser una sección en sí misma, los distintos espacios que pugnan por el poder de la ciudad capital de la provincia de Buenos Aires llegan a las PASO cargando diferentes objetivos. El macrismo, que se puso al frente del triunfo que terminó con 24 años de peronismo, busca revalidar su lugar de conductor. La oposición, fragmentada por aspiraciones personales, persigue un triunfo que comience a definir liderazgos.

De un total que ronda los 13 millones de electorales habilitados en todo el territorio bonaerense, en La Plata sufragarán este domingo poco más de 570 mil personas para elegir 12 concejales y seis diputados; uno por Cambiemos, dos por el peronismo y tres por 1País.

 

De las 15 alianzas anotadas para competir, solo dos se medirán en internas: el Frente Unión Federal, que anotó ocho espacios, y el Frente Justicialista, donde se cruzarán tres armados, dos de los cuales se arrogan la representación del randazzismo. El resto de los espacios guardó sus diferencias y presentó armados donde pudo amalgamar las ambiciones de distintos sectores.

 

Con la conducción del municipio en manos macristas, la elección de octubre se perfila como un trampolín para las futuras aspiraciones electorales del resto de los espacios políticos. Mientras que el oficialismo proyecta que los guarismos de octubre respaldarán la gestión del intendente Julio Garro, los opositores buscan triunfos para erguirse como alternativas fuertes que le puedan disputar el poder a Cambiemos.

Cuando el calendario electoral indicaba que aún faltaba tiempo para el cierre de listas, el oficialismo local avanzó con renovaciones en su equipo de trabajo. En febrero, Garro selló el ingreso al gabinete dirigentes peronistas referenciados con el diputado nacional Emilio Monzó y miembros de la nueva conducción de la Unión Cívica Radical platense. La estrategia evitó una estampida de “boinas blancas”, teniendo en cuenta que un sector, tras un año de críticas a la gestión, ya había anticipado que no respaldaría candidatos sugeridos en calle 12 y luego lo formalizó con la presentación de una lista por afuera de Cambiemos.

 

 

Sin embargo, no sería en esas negociaciones donde surgiría la cabeza de lista la Octava, sino en conversaciones directas con la gobernadora María Eugenia Vidal. Carolina Piparo – que perdió un bebé en 2010 tras ser baleada en una salidera bancaria y forma parte de la Fundación Pensar desde 2014 –, si bien considera que fue elegida por la mandataria por lo que le pasó, sostuvo ante Letra P que su candidatura no busca “explotar” su lugar de “víctima”, sino por “una visión” y porque se la escuchó. Su postulación, como su caso, trasciende el electorado platense y se ha enarbolado, desde Cambiemos, como una demostración de la gestión en la lucha contra la inseguridad.

En la vereda de enfrente el massismo - que replicó en el distrito la alianza que a nivel nacional Sergio Massa tejió con la líder del GEN, Margarita Stolbizer- logró sintetizar un acuerdo entre varios de los sectores que en 2015 llegaron a las PASO divididos en cinco líneas. En reconocimiento al triunfo de aquellas primarias, los renovadores se encolumnaron detrás de la precandidatura a diputado del concejal José Ramón Arteaga. Sin embargo, tal como suele suceder en los cierres de listas, el armado dejó heridos que, no contentos con las decisiones del partido, se alejaron del espacio e hilvanaron sus propias nóminas.

Los margaritos, por su parte, lograron reescribir el estatuto del GEN, permitiendo que Gastón Crespo –cabeza de la nómina de concejales- se anote por tercera vez consecutiva en una lista para ese cargo, cuando el documento sólo habilitaba una reelección.  

 

 

En el armado kirchnerista local sorprendió en junio que la Unidad Ciudadana convocada por Cristina Kirchner cosechara obediencia en su pago chico. Con muchos sectores disputándose el liderazgo tras la derrota del 2015, el escenario se anticipaba quebrado.

Pese a este panorama hubo un acuerdo. El bruerismo resignó su apellido en las nóminas, se integró en el armado la pata gremialista que representa UPCN y SOEME, se incluyó a referentes del alakismo y se anotó como cabezas de listas a la concejala y decana de la Facultad de Periodismo Florencia Saintout –que tiene el respaldo de La Cámpora- y a la esposa del ex secretario de Medios de la Nación Enrique “Pepe” Albistur, Victoria Tolosa Paz.

 

Victoria Tolosa Paz y Florencia Saintout en uno de las pocas actividades que compartieron.

 

Sin embargo, esa alianza no borró las aspiraciones políticas de las principales candidatas ni pudo evitar que se visibilizara sus diferencias. Quizá el dato más simbólico de este duelo de liderazgos es que compartieron muy pocas actividades de campaña; pero en el fondo se cristaliza que no habrá paz mientras ambas persigan el mismo objetivo: ser la candidata del peronismo a la intendencia platense en las elecciones 2019

Por eso, los resultados de las primarias del domingo no sólo son importantes por lo que está en juego en octubre, sino porque comienza a perfilar el nombre que tendrá respaldo para competirle a Garro en dos años.

Los acuerdos no prosperaron entre la dirigencia que respalda la candidatura a senador nacional de Florencio Randazzo, por lo que, antes de pensar en octubre, el espacio deberá pasar la prueba de las PASO. En el juego por los casilleros, la diputada provincial Valeria Amendolara - alejada del bruerismo- no firmó en ningún lugar.

 

 

Por un lado se habilitó la lista que lleva a la cabeza de la seccional al ex director de la Escuela de Gobierno y ex precandidato a intendente Guillermo Chaves, que se arroga la franquicia histórica de Randazzo en La Plata. Lo acompaña Marisol Aranguren, referente del Movimiento de Unidad Popular (MUP), quien en 2015 se anotó por un lugar en el Senado.

 

 

En la interna de Cumplir, este armado, se cruzará con el actual diputado provincial por el Movimiento Evita, Gustavo Di Marzio, quien va por la renovación de su mandato. En la lista lo secunda una representante del sindicalismo, Norma Benitez, y el referente del Ateneo Eva Perón RobertoPocho” Prandini. El acuerdo de esta línea incluyó en la nómina de concejales a la esposa del ex jefe de Gabinete de Pablo Bruera Santiago Martorelli. Se trata de Paula Lambertini, que encabeza.

 

 

La Octava: Cambiemos por la consolidación y el kirchnerismo en la pelea por 2019

El oficialismo juega con Carolina Píparo para fortalecer la conducción de un bastión que gobernó el peronismo por 24 años. La disputa por el liderazgo relativiza la aparente unidad K.

Con la particularidad de ser una sección en sí misma, los distintos espacios que pugnan por el poder de la ciudad capital de la provincia de Buenos Aires llegan a las PASO cargando diferentes objetivos. El macrismo, que se puso al frente del triunfo que terminó con 24 años de peronismo, busca revalidar su lugar de conductor. La oposición, fragmentada por aspiraciones personales, persigue un triunfo que comience a definir liderazgos.

De un total que ronda los 13 millones de electorales habilitados en todo el territorio bonaerense, en La Plata sufragarán este domingo poco más de 570 mil personas para elegir 12 concejales y seis diputados; uno por Cambiemos, dos por el peronismo y tres por 1País.

 

De las 15 alianzas anotadas para competir, solo dos se medirán en internas: el Frente Unión Federal, que anotó ocho espacios, y el Frente Justicialista, donde se cruzarán tres armados, dos de los cuales se arrogan la representación del randazzismo. El resto de los espacios guardó sus diferencias y presentó armados donde pudo amalgamar las ambiciones de distintos sectores.

 

Con la conducción del municipio en manos macristas, la elección de octubre se perfila como un trampolín para las futuras aspiraciones electorales del resto de los espacios políticos. Mientras que el oficialismo proyecta que los guarismos de octubre respaldarán la gestión del intendente Julio Garro, los opositores buscan triunfos para erguirse como alternativas fuertes que le puedan disputar el poder a Cambiemos.

Cuando el calendario electoral indicaba que aún faltaba tiempo para el cierre de listas, el oficialismo local avanzó con renovaciones en su equipo de trabajo. En febrero, Garro selló el ingreso al gabinete dirigentes peronistas referenciados con el diputado nacional Emilio Monzó y miembros de la nueva conducción de la Unión Cívica Radical platense. La estrategia evitó una estampida de “boinas blancas”, teniendo en cuenta que un sector, tras un año de críticas a la gestión, ya había anticipado que no respaldaría candidatos sugeridos en calle 12 y luego lo formalizó con la presentación de una lista por afuera de Cambiemos.

 

 

Sin embargo, no sería en esas negociaciones donde surgiría la cabeza de lista la Octava, sino en conversaciones directas con la gobernadora María Eugenia Vidal. Carolina Piparo – que perdió un bebé en 2010 tras ser baleada en una salidera bancaria y forma parte de la Fundación Pensar desde 2014 –, si bien considera que fue elegida por la mandataria por lo que le pasó, sostuvo ante Letra P que su candidatura no busca “explotar” su lugar de “víctima”, sino por “una visión” y porque se la escuchó. Su postulación, como su caso, trasciende el electorado platense y se ha enarbolado, desde Cambiemos, como una demostración de la gestión en la lucha contra la inseguridad.

En la vereda de enfrente el massismo - que replicó en el distrito la alianza que a nivel nacional Sergio Massa tejió con la líder del GEN, Margarita Stolbizer- logró sintetizar un acuerdo entre varios de los sectores que en 2015 llegaron a las PASO divididos en cinco líneas. En reconocimiento al triunfo de aquellas primarias, los renovadores se encolumnaron detrás de la precandidatura a diputado del concejal José Ramón Arteaga. Sin embargo, tal como suele suceder en los cierres de listas, el armado dejó heridos que, no contentos con las decisiones del partido, se alejaron del espacio e hilvanaron sus propias nóminas.

Los margaritos, por su parte, lograron reescribir el estatuto del GEN, permitiendo que Gastón Crespo –cabeza de la nómina de concejales- se anote por tercera vez consecutiva en una lista para ese cargo, cuando el documento sólo habilitaba una reelección.  

 

 

En el armado kirchnerista local sorprendió en junio que la Unidad Ciudadana convocada por Cristina Kirchner cosechara obediencia en su pago chico. Con muchos sectores disputándose el liderazgo tras la derrota del 2015, el escenario se anticipaba quebrado.

Pese a este panorama hubo un acuerdo. El bruerismo resignó su apellido en las nóminas, se integró en el armado la pata gremialista que representa UPCN y SOEME, se incluyó a referentes del alakismo y se anotó como cabezas de listas a la concejala y decana de la Facultad de Periodismo Florencia Saintout –que tiene el respaldo de La Cámpora- y a la esposa del ex secretario de Medios de la Nación Enrique “Pepe” Albistur, Victoria Tolosa Paz.

 

Victoria Tolosa Paz y Florencia Saintout en uno de las pocas actividades que compartieron.

 

Sin embargo, esa alianza no borró las aspiraciones políticas de las principales candidatas ni pudo evitar que se visibilizara sus diferencias. Quizá el dato más simbólico de este duelo de liderazgos es que compartieron muy pocas actividades de campaña; pero en el fondo se cristaliza que no habrá paz mientras ambas persigan el mismo objetivo: ser la candidata del peronismo a la intendencia platense en las elecciones 2019

Por eso, los resultados de las primarias del domingo no sólo son importantes por lo que está en juego en octubre, sino porque comienza a perfilar el nombre que tendrá respaldo para competirle a Garro en dos años.

Los acuerdos no prosperaron entre la dirigencia que respalda la candidatura a senador nacional de Florencio Randazzo, por lo que, antes de pensar en octubre, el espacio deberá pasar la prueba de las PASO. En el juego por los casilleros, la diputada provincial Valeria Amendolara - alejada del bruerismo- no firmó en ningún lugar.

 

 

Por un lado se habilitó la lista que lleva a la cabeza de la seccional al ex director de la Escuela de Gobierno y ex precandidato a intendente Guillermo Chaves, que se arroga la franquicia histórica de Randazzo en La Plata. Lo acompaña Marisol Aranguren, referente del Movimiento de Unidad Popular (MUP), quien en 2015 se anotó por un lugar en el Senado.

 

 

En la interna de Cumplir, este armado, se cruzará con el actual diputado provincial por el Movimiento Evita, Gustavo Di Marzio, quien va por la renovación de su mandato. En la lista lo secunda una representante del sindicalismo, Norma Benitez, y el referente del Ateneo Eva Perón RobertoPocho” Prandini. El acuerdo de esta línea incluyó en la nómina de concejales a la esposa del ex jefe de Gabinete de Pablo Bruera Santiago Martorelli. Se trata de Paula Lambertini, que encabeza.