X

Ciudad: Larreta, Macri y su as de espadas disfrutan la batalla por el segundo puesto

El PRO apeló a Carrió para asegurar de local una victoria que prevé histórica. Lousteau pelea por salvar su figura y la desperonización del PJ abrió una triple interna. Los sueños del FIT y Massa.
El PRO apeló a Carrió para asegurar de local una victoria que prevé histórica. Lousteau pelea por salvar su figura y la desperonización del PJ abrió una triple interna. Los sueños del FIT y Massa.
Por 12/08/2017 05:27 PM

Avanzado el segundo año de gestión de Horacio Rodríguez Larreta y con cerca de una década de gobierno amarillo en la Ciudad de Buenos Aires, el PRO encara las primarias de este domingo con el objetivo de revalidar el dominio en el distrito en el que nació la fuerza que lidera Mauricio Macri. Por primera vez, el espacio va a las urnas con un candidato extrapartidario: tras un año de negociaciones, Elisa Carrió aceptó dejar de lado sus aspiraciones en la provincia de Buenos Aires y representar a Cambiemos como candidata a diputada nacional por la Capital.

La falta de candidatos propios para encabezar no preocupa el oficialismo ni al alcalde, que trazó una estrecha relación con la líder de la Coalición Cívica al tiempo que jamás descuidó su vínculo con el Presidente y los ministros nacionales. Rodríguez Larreta confía en que el alto conocimiento de Carrió en el distrito y la polarización, que lleva a discutir temas nacionales antes que vicisitudes porteñas, alcanza para lograr el escenario ideal del frente Vamos Juntos (Cambiemos porteño) para las primarias: la chaqueña primera superando el techo del 39% que consiguió Gabriela Michetti como candidata a senadora en 2009, el kirchnerismo y el Partido Justicialista en segundo lugar a 20 puntos y Martín Lousteau en tercer lugar.

Cambiemos confía en que hará una “elección histórica” en disputas electorales de medio término debido a que Carrió superará los 40 puntos. Por otra parte, estiman que en los comicios definitivos se impondrán nuevamente y que conseguirán entre 13 y 14 legisladores porteños y siete diputados nacionales.

TRIPLE UNIDAD. La unificación del peronismo, el kirchnerismo y la centroizquierda se logró tras meses de negociaciones y la decisión de extirpar el nombre Frente para la Victoria del armado que integraron por años el PJ, el sindicalismo peronista, La Cámpora y Nuevo Encuentro en la Ciudad. Ese debate interno logró que haya PASO entre tres listas bajo la formación de la alianza Unidad Porteña.

La nómina que mezcla al PJ con el kirchnerismo duro la encabeza Daniel Filmus para la Cámara de Diputados y Mariano Recalde para la Legislatura porteña. En tanto, Guillermo Moreno y Gustavo Vera compiten por la lista Honestidad y Coraje, mientras que Itai Hagman y Jonathan Thea hacen lo propio por Ahora Buenos Aires.

 

 

En el búnker del ex ministro de Educación y el ex presidente de Aerolíneas Argentinas aseguran que la interna “fortalece” al espacio de Unidad Porteña. Concretamente, calculan que la sumatoria de las tres listas los ubica en el segundo lugar y podrían rozar los 22 puntos. El escenario ideal contempla una segunda plaza con una diferencia de 15 puntos con el primero (Vamos Juntos) y obligando a Lousteau a quedarse en el tercer lugar, en el que incómodamente los depositó el ex embajador en 2015 cuando disputaron la Jefatura de Gobierno.

Los términos acordados en la PASO de Unidad Porteña establecen que, para poder insertar un candidato en la lista final unificada que se presentará en octubre, cada nómina deberá alcanzar un porcentaje mínimo de votos equivalente al 15% del total que acumule la alianza en las primarias del 13 de agosto. Ante ese requerimiento, el desafío es para las listas de Ahora Buenos Aires y Honestidad y Coraje, que apuestan a colocar candidatos en el pelotón final de diputados y legisladores que representarán en octubre a Unidad Porteña, el frente electoral bendecido por Cristina Fernández de Kirchner.

SER SEGUNDO. Lousteau busca quebrar la polarización a la que juegan Cambiemos y el kirchnerismo para asegurarse el segundo lugar que consiguió en 2015, tras el histórico ballotage que asustó al PRO.

Con la inclusión de la periodista Débora Pérez Volpin en la lista de legisladores, el economista movió el tablero porteño y obligó a Vamos Juntos a modificar su armado y proponer al ministro Andrés “Andy” Freire al frente de la boleta para la Legislatura. Alejado de las encuestas, el ex ministro de Economía apuesta a mantener la segunda plaza con ácidas críticas a la gestión de Larreta, la candidatura de Carrió y algunos leves cuestionamientos al Gobierno, aunque sin nombrar a Macri.

Para el frente Evolución, Lousteau debería quedar detrás Carrió con una diferencia menor a los 15 puntos. Al menos ese pronóstico arrojan los sondeos que consume Guillermo Laje, que también marcan un “empate técnico” entre el economista y Unidad Porteña. En esos números se detalla que el ex embajador le gana el “mano a mano” a Filmus, pero la cantidad de votos en las PASO se empareja si se suman los apoyos a Moreno y Hagman.

 

 

Así las cosas, en el entorno de Lousteau confían en retener el segundo lugar y en octubre superar los 24 puntos para conseguir cuatro diputados nacionales y ocho legisladores porteños.

MÁS DE CINCO. La izquierda va con Marcelo Ramal como primer candidato a diputado nacional y Myriam Bregman como legisladora porteña en busca del cuarto lugar en el distrito en que dieron la sorpresa en las legislativas de 2013.

El FIT se ilusiona con superar la barrera de los cinco puntos y estirar esos números para que, en octubre, Ramal ingrese a la Cámara de Diputados y Bregman y Gabriel Solano a la Legislatura. El escenario ideal contempla, también, quedar por encima de la alianza 1País.

EL DE MASSA. En tanto, el frente de Sergio Massa y Margarita Stolbizer en la Ciudad busca evitar que se repita el fracaso de 2015, cuando el economista Guillermo Nielsen no superó el filtro de las PASO y no pudo participar de los comicios generales.

La alianza entre el Frente Renovador y el GEN confía en que la candidatura de Matías Tombolini logrará ese cometido y también podrá asegurar el cuarto puesto, barriendo a la izquierda al quinto lugar.

Ciudad: Larreta, Macri y su as de espadas disfrutan la batalla por el segundo puesto

El PRO apeló a Carrió para asegurar de local una victoria que prevé histórica. Lousteau pelea por salvar su figura y la desperonización del PJ abrió una triple interna. Los sueños del FIT y Massa.

Avanzado el segundo año de gestión de Horacio Rodríguez Larreta y con cerca de una década de gobierno amarillo en la Ciudad de Buenos Aires, el PRO encara las primarias de este domingo con el objetivo de revalidar el dominio en el distrito en el que nació la fuerza que lidera Mauricio Macri. Por primera vez, el espacio va a las urnas con un candidato extrapartidario: tras un año de negociaciones, Elisa Carrió aceptó dejar de lado sus aspiraciones en la provincia de Buenos Aires y representar a Cambiemos como candidata a diputada nacional por la Capital.

La falta de candidatos propios para encabezar no preocupa el oficialismo ni al alcalde, que trazó una estrecha relación con la líder de la Coalición Cívica al tiempo que jamás descuidó su vínculo con el Presidente y los ministros nacionales. Rodríguez Larreta confía en que el alto conocimiento de Carrió en el distrito y la polarización, que lleva a discutir temas nacionales antes que vicisitudes porteñas, alcanza para lograr el escenario ideal del frente Vamos Juntos (Cambiemos porteño) para las primarias: la chaqueña primera superando el techo del 39% que consiguió Gabriela Michetti como candidata a senadora en 2009, el kirchnerismo y el Partido Justicialista en segundo lugar a 20 puntos y Martín Lousteau en tercer lugar.

Cambiemos confía en que hará una “elección histórica” en disputas electorales de medio término debido a que Carrió superará los 40 puntos. Por otra parte, estiman que en los comicios definitivos se impondrán nuevamente y que conseguirán entre 13 y 14 legisladores porteños y siete diputados nacionales.

TRIPLE UNIDAD. La unificación del peronismo, el kirchnerismo y la centroizquierda se logró tras meses de negociaciones y la decisión de extirpar el nombre Frente para la Victoria del armado que integraron por años el PJ, el sindicalismo peronista, La Cámpora y Nuevo Encuentro en la Ciudad. Ese debate interno logró que haya PASO entre tres listas bajo la formación de la alianza Unidad Porteña.

La nómina que mezcla al PJ con el kirchnerismo duro la encabeza Daniel Filmus para la Cámara de Diputados y Mariano Recalde para la Legislatura porteña. En tanto, Guillermo Moreno y Gustavo Vera compiten por la lista Honestidad y Coraje, mientras que Itai Hagman y Jonathan Thea hacen lo propio por Ahora Buenos Aires.

 

 

En el búnker del ex ministro de Educación y el ex presidente de Aerolíneas Argentinas aseguran que la interna “fortalece” al espacio de Unidad Porteña. Concretamente, calculan que la sumatoria de las tres listas los ubica en el segundo lugar y podrían rozar los 22 puntos. El escenario ideal contempla una segunda plaza con una diferencia de 15 puntos con el primero (Vamos Juntos) y obligando a Lousteau a quedarse en el tercer lugar, en el que incómodamente los depositó el ex embajador en 2015 cuando disputaron la Jefatura de Gobierno.

Los términos acordados en la PASO de Unidad Porteña establecen que, para poder insertar un candidato en la lista final unificada que se presentará en octubre, cada nómina deberá alcanzar un porcentaje mínimo de votos equivalente al 15% del total que acumule la alianza en las primarias del 13 de agosto. Ante ese requerimiento, el desafío es para las listas de Ahora Buenos Aires y Honestidad y Coraje, que apuestan a colocar candidatos en el pelotón final de diputados y legisladores que representarán en octubre a Unidad Porteña, el frente electoral bendecido por Cristina Fernández de Kirchner.

SER SEGUNDO. Lousteau busca quebrar la polarización a la que juegan Cambiemos y el kirchnerismo para asegurarse el segundo lugar que consiguió en 2015, tras el histórico ballotage que asustó al PRO.

Con la inclusión de la periodista Débora Pérez Volpin en la lista de legisladores, el economista movió el tablero porteño y obligó a Vamos Juntos a modificar su armado y proponer al ministro Andrés “Andy” Freire al frente de la boleta para la Legislatura. Alejado de las encuestas, el ex ministro de Economía apuesta a mantener la segunda plaza con ácidas críticas a la gestión de Larreta, la candidatura de Carrió y algunos leves cuestionamientos al Gobierno, aunque sin nombrar a Macri.

Para el frente Evolución, Lousteau debería quedar detrás Carrió con una diferencia menor a los 15 puntos. Al menos ese pronóstico arrojan los sondeos que consume Guillermo Laje, que también marcan un “empate técnico” entre el economista y Unidad Porteña. En esos números se detalla que el ex embajador le gana el “mano a mano” a Filmus, pero la cantidad de votos en las PASO se empareja si se suman los apoyos a Moreno y Hagman.

 

 

Así las cosas, en el entorno de Lousteau confían en retener el segundo lugar y en octubre superar los 24 puntos para conseguir cuatro diputados nacionales y ocho legisladores porteños.

MÁS DE CINCO. La izquierda va con Marcelo Ramal como primer candidato a diputado nacional y Myriam Bregman como legisladora porteña en busca del cuarto lugar en el distrito en que dieron la sorpresa en las legislativas de 2013.

El FIT se ilusiona con superar la barrera de los cinco puntos y estirar esos números para que, en octubre, Ramal ingrese a la Cámara de Diputados y Bregman y Gabriel Solano a la Legislatura. El escenario ideal contempla, también, quedar por encima de la alianza 1País.

EL DE MASSA. En tanto, el frente de Sergio Massa y Margarita Stolbizer en la Ciudad busca evitar que se repita el fracaso de 2015, cuando el economista Guillermo Nielsen no superó el filtro de las PASO y no pudo participar de los comicios generales.

La alianza entre el Frente Renovador y el GEN confía en que la candidatura de Matías Tombolini logrará ese cometido y también podrá asegurar el cuarto puesto, barriendo a la izquierda al quinto lugar.