X

Campaña “fría” y escenario polarizado: el balance de los encuestadores

En diálogo con Letra P, Ricardo Rouvier, Carlos Germano y Raúl Aragón coincidieron en que hay poco entusiasmo en las PASO y una tendencia de voto que se mantuvo estable en estas cuatro semanas.
En diálogo con Letra P, Ricardo Rouvier, Carlos Germano y Raúl Aragón coincidieron en que hay poco entusiasmo en las PASO y una tendencia de voto que se mantuvo estable en estas cuatro semanas.
Redacción 11/08/2017 09:06 AM

Poco entusiasmo, pocas propuestas y una disputa palmo a palmo entre dos fuerzas políticas antagónicas. Así podrían resumirse las cuatro semanas de campaña electoral de cara a las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) de este domingo, según dos encuestadoras que vaticinan una diferencia leve entre Cambiemos y Unidad Ciudadana en la provincia de Buenos Aires.

Letra P dialogó con Ricardo Rouvier (Ricardo Rouvier & Asociados), Carlos Germano (Carlos Germano & Asociados) y Raúl Aragón (Raúl Aragón & Asociados) a modo de balance de una campaña que para ambos concitó escaso interés. “Fría”, “pobre” y “poco motivante” fueron los calificativos elegidos para describir una carrera proselitista con poca competencia interna a nivel nacional y sin incidencia en una tendencia de voto que se mantuvo pareja hasta el final.

 

 

 

Los consultores coincidieron en una premisa: la concurrencia a las elecciones será determinante para sellar la ventaja de uno u otro candidato en un escenario de paridad oscilante. Un mayor grado de presentismo favorecería al precandidato a senador Esteban Bullrich, mientras que el ausentismo ayudaría a su principal rival, Cristina Kirchner.

CAMPAÑA “FRÍA”. “Fue una campaña muy fría y pobre. Tal vez estemos frente a las últimas PASO”, observó Rouvier. Según el analista, las primarias “no han generado demasiado entusiasmo” aunque “hay algo que no se ve, y es que hay PASO en las competencias locales más allá de los cargos nacionales”, algo que “ignoran tanto el periodismo como los políticos”.  

Rouvier sostuvo que “fue una campaña basada en la negatividad, en la ‘muerte simbólica’ del otro, en que el otro es el mal”, ya que “salvo algunas excepciones que no se pueden negar, no hubo ningún tipo de propuestas”.

“Tuvimos una campaña fría porque la mayoría de la gente se va enterando tarde de las PASO, que no tuvieron demasiada publicidad por parte del Estado y tampoco se explica bien para qué están”, amplió el especialista.

Si al poco interés se le suma el factor climático y las posibles lluvias en distintos puntos del país, según Rouvier, el nivel de concurrencia a las urnas podría verse afectado, y ese escenario “favorece” a Cristina, que según sus sondeos siempre se mantuvo levemente por encima de Bullrich, incluso desde antes de presentarse como candidata, si bien “en la última parte de la campaña Cambiemos sacó toda la artillería”.

 

 

De todos modos, explicó que “sea cual sea el resultado, va a quedar consagrado Cambiemos como primera minoría, porque es la única fuerza política que compite en todos los distritos, salvo en la Ciudad de Buenos Aires, donde igual gana seguro”.

En tanto, Aragón indicó que “hay mucho indeciso y la mitad de esos indecisos son menores de 35 años”.  Al mismo tiempo, según el consultor hay un sector de la juventud “desinteresada en la política” que se conjuga con una “falta de conocimiento y confusión”.

“Mucha gente en provincia de Buenos Aires dice que vota por (Elisa) Carrió. Es decir, no están ni enterados de quiénes son los candidatos. Hay mucho desconocimiento, pero también mucha indiferencia”, detalló. Además, Aragón marcó que los encuestados reconocen que no irán a votar en las PASO. De acuerdo al consultor, ese fenómeno responde a que existe un “hartazgo con la dirigencia política”. “Es un hartazgo mezclado con desilusión y no creo que se pueda revertir esto en octubre -vaticinó-, a menos que CFK saque 45 puntos y eso aterre a un sector”.

“La campaña de Cambiemos está basada en el terror en el pasado y promesas en el futuro. Unidad Ciudadana hace una valoración del pasado y plantea una preocupación seria sobre el futuro, mientras 1País se centra en el presente. Son inversas”, analizó Aragón. Según el consultor, “el problema” que aqueja a CFK, Bullrich y (Sergio)  Massa en las PASO es que “no consiguen sacarse votos entre sí”. “No pueden invadir el territorio electoral del otro”, aclaró.

 

 

MOTIVACIÓN CERO. Germano compartió la idea de que “fue una campaña muy poco motivante para la ciudadanía en todo el país”, y usó como ejemplo un relato personal: “Estoy en el Norte y en Jujuy, por ejemplo, 1País tiene tres candidatos y el Frente Justicialista tiene seis. Está en juego el futuro del liderazgo del peronismo jujeño. Sin embargo, caminás por las calles y el clima electoral es mínimo”.

Para el titular de Germano & Asociados, “esto tiene que ver con lo que viene sucediendo desde hace muchos años: el divorcio entre sectores de la sociedad y la dirigencia política”.

Sobre el panorama en la Provincia, evaluó que la campaña “quedó fuertemente monopolizada por la aparición de Cristina” dado que “las luces mediáticas apuntaron fuertemente a ella por lo que significa y por el color que le dio a un escenario político que era pasivo”.

Germano habló de “un escenario electoral muy competitivo entre las dos fuerzas que monopolizan los dos tercios, Cambiemos y Unidad Ciudadana”, y comparó la paridad que se observa hoy con la que se dio en 2009 entre Néstor Kirchner y Francisco De Narváez.

“Están oscilando en un empate con diferencia de uno o dos puntos. Nosotros medimos una pequeña diferencia a favor de Cambiemos”, indicó, aunque esa ventaja se da en términos de fuerza política. “La figura principal no es Bullrich, sino Cambiemos. Si hablamos de dirigentes, Bullrich está tercero”, aclara.

De todas maneras, aclaró que “cuanta menos cantidad de gente vote las posibilidades de Cristina se acrecientan, pero si la concurrencia pasa el 70% o 75%, las posibilidades de Cambiemos se acrecientan”.

Fuera de la polarización, Germano estimó Massa, el primer precandidato a senador de 1País, fue “el que más se movió” durante la campaña y “en las últimas dos semanas se empezó a consolidar” en intención de voto, aunque “le está faltando poder completar ese podio” ya que “oscila entre los 19 y los 21 puntos”.

 

 

Campaña “fría” y escenario polarizado: el balance de los encuestadores

En diálogo con Letra P, Ricardo Rouvier, Carlos Germano y Raúl Aragón coincidieron en que hay poco entusiasmo en las PASO y una tendencia de voto que se mantuvo estable en estas cuatro semanas. 

Poco entusiasmo, pocas propuestas y una disputa palmo a palmo entre dos fuerzas políticas antagónicas. Así podrían resumirse las cuatro semanas de campaña electoral de cara a las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) de este domingo, según dos encuestadoras que vaticinan una diferencia leve entre Cambiemos y Unidad Ciudadana en la provincia de Buenos Aires.

Letra P dialogó con Ricardo Rouvier (Ricardo Rouvier & Asociados), Carlos Germano (Carlos Germano & Asociados) y Raúl Aragón (Raúl Aragón & Asociados) a modo de balance de una campaña que para ambos concitó escaso interés. “Fría”, “pobre” y “poco motivante” fueron los calificativos elegidos para describir una carrera proselitista con poca competencia interna a nivel nacional y sin incidencia en una tendencia de voto que se mantuvo pareja hasta el final.

 

 

 

Los consultores coincidieron en una premisa: la concurrencia a las elecciones será determinante para sellar la ventaja de uno u otro candidato en un escenario de paridad oscilante. Un mayor grado de presentismo favorecería al precandidato a senador Esteban Bullrich, mientras que el ausentismo ayudaría a su principal rival, Cristina Kirchner.

CAMPAÑA “FRÍA”. “Fue una campaña muy fría y pobre. Tal vez estemos frente a las últimas PASO”, observó Rouvier. Según el analista, las primarias “no han generado demasiado entusiasmo” aunque “hay algo que no se ve, y es que hay PASO en las competencias locales más allá de los cargos nacionales”, algo que “ignoran tanto el periodismo como los políticos”.  

Rouvier sostuvo que “fue una campaña basada en la negatividad, en la ‘muerte simbólica’ del otro, en que el otro es el mal”, ya que “salvo algunas excepciones que no se pueden negar, no hubo ningún tipo de propuestas”.

“Tuvimos una campaña fría porque la mayoría de la gente se va enterando tarde de las PASO, que no tuvieron demasiada publicidad por parte del Estado y tampoco se explica bien para qué están”, amplió el especialista.

Si al poco interés se le suma el factor climático y las posibles lluvias en distintos puntos del país, según Rouvier, el nivel de concurrencia a las urnas podría verse afectado, y ese escenario “favorece” a Cristina, que según sus sondeos siempre se mantuvo levemente por encima de Bullrich, incluso desde antes de presentarse como candidata, si bien “en la última parte de la campaña Cambiemos sacó toda la artillería”.

 

 

De todos modos, explicó que “sea cual sea el resultado, va a quedar consagrado Cambiemos como primera minoría, porque es la única fuerza política que compite en todos los distritos, salvo en la Ciudad de Buenos Aires, donde igual gana seguro”.

En tanto, Aragón indicó que “hay mucho indeciso y la mitad de esos indecisos son menores de 35 años”.  Al mismo tiempo, según el consultor hay un sector de la juventud “desinteresada en la política” que se conjuga con una “falta de conocimiento y confusión”.

“Mucha gente en provincia de Buenos Aires dice que vota por (Elisa) Carrió. Es decir, no están ni enterados de quiénes son los candidatos. Hay mucho desconocimiento, pero también mucha indiferencia”, detalló. Además, Aragón marcó que los encuestados reconocen que no irán a votar en las PASO. De acuerdo al consultor, ese fenómeno responde a que existe un “hartazgo con la dirigencia política”. “Es un hartazgo mezclado con desilusión y no creo que se pueda revertir esto en octubre -vaticinó-, a menos que CFK saque 45 puntos y eso aterre a un sector”.

“La campaña de Cambiemos está basada en el terror en el pasado y promesas en el futuro. Unidad Ciudadana hace una valoración del pasado y plantea una preocupación seria sobre el futuro, mientras 1País se centra en el presente. Son inversas”, analizó Aragón. Según el consultor, “el problema” que aqueja a CFK, Bullrich y (Sergio)  Massa en las PASO es que “no consiguen sacarse votos entre sí”. “No pueden invadir el territorio electoral del otro”, aclaró.

 

 

MOTIVACIÓN CERO. Germano compartió la idea de que “fue una campaña muy poco motivante para la ciudadanía en todo el país”, y usó como ejemplo un relato personal: “Estoy en el Norte y en Jujuy, por ejemplo, 1País tiene tres candidatos y el Frente Justicialista tiene seis. Está en juego el futuro del liderazgo del peronismo jujeño. Sin embargo, caminás por las calles y el clima electoral es mínimo”.

Para el titular de Germano & Asociados, “esto tiene que ver con lo que viene sucediendo desde hace muchos años: el divorcio entre sectores de la sociedad y la dirigencia política”.

Sobre el panorama en la Provincia, evaluó que la campaña “quedó fuertemente monopolizada por la aparición de Cristina” dado que “las luces mediáticas apuntaron fuertemente a ella por lo que significa y por el color que le dio a un escenario político que era pasivo”.

Germano habló de “un escenario electoral muy competitivo entre las dos fuerzas que monopolizan los dos tercios, Cambiemos y Unidad Ciudadana”, y comparó la paridad que se observa hoy con la que se dio en 2009 entre Néstor Kirchner y Francisco De Narváez.

“Están oscilando en un empate con diferencia de uno o dos puntos. Nosotros medimos una pequeña diferencia a favor de Cambiemos”, indicó, aunque esa ventaja se da en términos de fuerza política. “La figura principal no es Bullrich, sino Cambiemos. Si hablamos de dirigentes, Bullrich está tercero”, aclara.

De todas maneras, aclaró que “cuanta menos cantidad de gente vote las posibilidades de Cristina se acrecientan, pero si la concurrencia pasa el 70% o 75%, las posibilidades de Cambiemos se acrecientan”.

Fuera de la polarización, Germano estimó Massa, el primer precandidato a senador de 1País, fue “el que más se movió” durante la campaña y “en las últimas dos semanas se empezó a consolidar” en intención de voto, aunque “le está faltando poder completar ese podio” ya que “oscila entre los 19 y los 21 puntos”.