X
  • Catarata de encuestas obliga a Macri y Vidal a rever la campaña en provincia

  • Catarata de encuestas obliga a Macri y Vidal a rever la campaña en provincia

  • Catarata de encuestas obliga a Macri y Vidal a rever la campaña en provincia

Se acumulan sondeos que dan ganadora a Cristina y Bullrich aparece hasta tercero. Corren a CFK del foco, bajan al Presidente al territorio y combaten al “pesimismo". "Nada cambió", dicen en la Rosada.
Por 17/07/2017 09:48 PM

En el comando de campaña de Cambiemos, que reporta a la mesa chica que conduce el presidente Mauricio Macri, el primer reflejo de las encuestas encargadas por el Gobierno no le devolvieron la mejor imagen al jefe del Estado y mucho menos a la gobernadora María Eugenia Vidal. A diferencia de los pronósticos más esperanzadores del oficialismo, las primeras estimaciones renovaron un horizonte de “empate técnico”, con una disputa  muy “cerrada” en las PASO y un escenario “mucho mejor” en las legislativas de octubre, confió un miembro de la mesa chica de Cambiemos a Letra P.

Sin embargo, desde la semana pasada, poco antes del inicio oficial de la campaña para las PASO, la estrategia inicial de una campaña corta, austera y con la intervención acotada de Vidal y Macri en el conurbano y en el interior bonaerenses comenzó a cambiar. También el fuego discursivo: hasta la semana pasada la principal destinataria de los dardos de Cambiemos, era la ex presidenta. Ahora, sin mencionarla, tanto el jefe de Gabinete Marcos Peña como su ex ministro Esteban Bullrich (primer candidato a senador nacional por la provincia)  repitieron al unísono que “el rival no es CFK sino el pesimismo”. ¿El objetivo es desplazar a CFK de la centralidad de la campaña que había diseñado Cambiemos?, preguntó Letra P en distintos pasillos del oficialismo.

“No hubo cambio de estrategia, pero reconocemos que en agosto la elección será muy ajustada. Tampoco hay cambio de discurso. Vamos a seguir concentrados en no entrar en debate, vamos a poner a la gente en primer lugar y hablar sobre los temas que más les preocupan a los bonaerenses”, cintureó un hombre de diálogo cotidiano con la gobernadora Vidal.

Pero las variaciones que giran en torno al pronóstico oficial de un empate técnico en las PASO, arrancaron con números favorables para CFK. Para la consultora OPSM, de Enrique Zuleta Puceiro, CFK tiene una intención de voto del 33,4%, le siguen los escuderos de Cambiemos con 32%, Sergio Massa cosecha el 19,4% y Florencio Randazzo camina el cuarto puesto con el 7,4%.

Hugo Haime sostiene que CFK encabeza con el 36.4%, le sigue Massa con el 27% y le otorga un tercer lugar a Cambiemos con el 17,5% de las intenciones, diez puntos por encima del 7% que sumaría Randazzo.

En el caso de las estimaciones de Analía Del Franco, la ex presidenta arrancó la campaña con el 33,8%, le sigue Cambiemos con 31,4%, Massa con el 17% y Randazzo no supera el 4,5%.

La consultora de Julio Aurelio también instala a CFK en primer lugar con el 32% y muy cerca aparece Cambiemos con 30%. El tercer puesto es para Massa con el 21%, mientras que Randazzo obtiene el 6%, un punto por encima del 5% que le adjudica al Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT)

En  Cambiemos se escudan en otros cálculos. “No vemos esa diferencia, vemos algo más parejo y eso es un claro empate técnico en las PASO. Esperábamos estos números porque la Provincia es el único lugar donde CFK puede postularse. Si lo hacía en Santa Cruz, salía tercera. Todavía en la provincia tiene naturalmente más votos, por eso no nos sorprende que arranque de este modo. Esperábamos que tenga una expectativa como ésta, pero eso no significa pueda ganar en octubre. Para las legislativas somos optimistas. Tenemos esperanzas para el final del camino y esperamos un escenario más cerrado en agosto”, explicó una fuente cercana a la jefatura de campaña bonaerense, aunque no se privó de dispararle al Frente Renovador. “Massa ya está diciendo que queremos confrontar con él. Nosotros tenemos que crecer todo lo que podamos, por la positiva, los votos que se nos caigan a nosotros los va a absorber massa, pero si nos va bien, Massa no va a tener chances”, disparó la fuente, que se encargó de restarle centralidad a los números que favorecen el arranque de CFK.

IMAGEN Y SITUACIÓN SOCIAL. Un trabajo de Analogías, que relevó 2700 casos con preguntas la percepción de la imagen del presidente, la gobernadora y los principales candidatos. Sobre la imagen del mandatario, el estudio concluye que tiene una imagen negativa del 52,9%, que supera en 7,7 puntos a la valoración positiva del 45,2%.  "La imagen “muy mala” concentra un importante segmento de las respuestas negativas: el 28,9% de los bonaerenses se ubican en este segmento de rechazo intenso", sostiene el estudio.  En el caso de Vidal, el relevamiento le otorga una imagen positiva del 55,7%, con diez puntos por encima de la percepción positiva del Presidente. Pero la imagen negativa de Vidal trepó al 41,7%. 

Para CFK, los números de Analogías ofrecen un panorama dividido. Tiene un 48,9% de imagen positiva, y un 49,1% de negativa. En esos dos agrupamientos de porcentajes, la imagen "muy buena" es de 26 puntos, cuatro por debajo de los 30 que forman parte de una percepción "muy mala".  Así como la peor percepción de Vidal y Macri está en los jóvenes, la mejor de CFK radica en ese grupo etario, posiblemente uno de los más golpeados por el ajuste.  Ese humor social, está sostenido en una percepción de la situación actual que está en franco deterioro. "Casi dos tercios  de los bonaerenses perciben que la situación económica del país se ha deteriorado respecto a la de hace dos años", sostiene el paper. La percepción económica negativa es del 64,8% y la positiva del 33,2%. 
Entre las principales problemáticas identificadas, el 32,3% de los bonaerenses consultados ubicaron al desempleo como el máximo obstáculo, el 29,5% a la inseguridad y el 11,5% a la corrupción. El cambio no es mejor, ya que ahora el desempleo supera a la inseguridad como máxima preocupación social.

 

 

Catarata de encuestas obliga a Macri y Vidal a rever la campaña en provincia

Se acumulan sondeos que dan ganadora a Cristina y Bullrich aparece hasta tercero. Corren a CFK del foco, bajan al Presidente al territorio y combaten al “pesimismo". "Nada cambió", dicen en la Rosada.

En el comando de campaña de Cambiemos, que reporta a la mesa chica que conduce el presidente Mauricio Macri, el primer reflejo de las encuestas encargadas por el Gobierno no le devolvieron la mejor imagen al jefe del Estado y mucho menos a la gobernadora María Eugenia Vidal. A diferencia de los pronósticos más esperanzadores del oficialismo, las primeras estimaciones renovaron un horizonte de “empate técnico”, con una disputa  muy “cerrada” en las PASO y un escenario “mucho mejor” en las legislativas de octubre, confió un miembro de la mesa chica de Cambiemos a Letra P.

Sin embargo, desde la semana pasada, poco antes del inicio oficial de la campaña para las PASO, la estrategia inicial de una campaña corta, austera y con la intervención acotada de Vidal y Macri en el conurbano y en el interior bonaerenses comenzó a cambiar. También el fuego discursivo: hasta la semana pasada la principal destinataria de los dardos de Cambiemos, era la ex presidenta. Ahora, sin mencionarla, tanto el jefe de Gabinete Marcos Peña como su ex ministro Esteban Bullrich (primer candidato a senador nacional por la provincia)  repitieron al unísono que “el rival no es CFK sino el pesimismo”. ¿El objetivo es desplazar a CFK de la centralidad de la campaña que había diseñado Cambiemos?, preguntó Letra P en distintos pasillos del oficialismo.

“No hubo cambio de estrategia, pero reconocemos que en agosto la elección será muy ajustada. Tampoco hay cambio de discurso. Vamos a seguir concentrados en no entrar en debate, vamos a poner a la gente en primer lugar y hablar sobre los temas que más les preocupan a los bonaerenses”, cintureó un hombre de diálogo cotidiano con la gobernadora Vidal.

Pero las variaciones que giran en torno al pronóstico oficial de un empate técnico en las PASO, arrancaron con números favorables para CFK. Para la consultora OPSM, de Enrique Zuleta Puceiro, CFK tiene una intención de voto del 33,4%, le siguen los escuderos de Cambiemos con 32%, Sergio Massa cosecha el 19,4% y Florencio Randazzo camina el cuarto puesto con el 7,4%.

Hugo Haime sostiene que CFK encabeza con el 36.4%, le sigue Massa con el 27% y le otorga un tercer lugar a Cambiemos con el 17,5% de las intenciones, diez puntos por encima del 7% que sumaría Randazzo.

En el caso de las estimaciones de Analía Del Franco, la ex presidenta arrancó la campaña con el 33,8%, le sigue Cambiemos con 31,4%, Massa con el 17% y Randazzo no supera el 4,5%.

La consultora de Julio Aurelio también instala a CFK en primer lugar con el 32% y muy cerca aparece Cambiemos con 30%. El tercer puesto es para Massa con el 21%, mientras que Randazzo obtiene el 6%, un punto por encima del 5% que le adjudica al Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT)

En  Cambiemos se escudan en otros cálculos. “No vemos esa diferencia, vemos algo más parejo y eso es un claro empate técnico en las PASO. Esperábamos estos números porque la Provincia es el único lugar donde CFK puede postularse. Si lo hacía en Santa Cruz, salía tercera. Todavía en la provincia tiene naturalmente más votos, por eso no nos sorprende que arranque de este modo. Esperábamos que tenga una expectativa como ésta, pero eso no significa pueda ganar en octubre. Para las legislativas somos optimistas. Tenemos esperanzas para el final del camino y esperamos un escenario más cerrado en agosto”, explicó una fuente cercana a la jefatura de campaña bonaerense, aunque no se privó de dispararle al Frente Renovador. “Massa ya está diciendo que queremos confrontar con él. Nosotros tenemos que crecer todo lo que podamos, por la positiva, los votos que se nos caigan a nosotros los va a absorber massa, pero si nos va bien, Massa no va a tener chances”, disparó la fuente, que se encargó de restarle centralidad a los números que favorecen el arranque de CFK.

IMAGEN Y SITUACIÓN SOCIAL. Un trabajo de Analogías, que relevó 2700 casos con preguntas la percepción de la imagen del presidente, la gobernadora y los principales candidatos. Sobre la imagen del mandatario, el estudio concluye que tiene una imagen negativa del 52,9%, que supera en 7,7 puntos a la valoración positiva del 45,2%.  "La imagen “muy mala” concentra un importante segmento de las respuestas negativas: el 28,9% de los bonaerenses se ubican en este segmento de rechazo intenso", sostiene el estudio.  En el caso de Vidal, el relevamiento le otorga una imagen positiva del 55,7%, con diez puntos por encima de la percepción positiva del Presidente. Pero la imagen negativa de Vidal trepó al 41,7%. 

Para CFK, los números de Analogías ofrecen un panorama dividido. Tiene un 48,9% de imagen positiva, y un 49,1% de negativa. En esos dos agrupamientos de porcentajes, la imagen "muy buena" es de 26 puntos, cuatro por debajo de los 30 que forman parte de una percepción "muy mala".  Así como la peor percepción de Vidal y Macri está en los jóvenes, la mejor de CFK radica en ese grupo etario, posiblemente uno de los más golpeados por el ajuste.  Ese humor social, está sostenido en una percepción de la situación actual que está en franco deterioro. "Casi dos tercios  de los bonaerenses perciben que la situación económica del país se ha deteriorado respecto a la de hace dos años", sostiene el paper. La percepción económica negativa es del 64,8% y la positiva del 33,2%. 
Entre las principales problemáticas identificadas, el 32,3% de los bonaerenses consultados ubicaron al desempleo como el máximo obstáculo, el 29,5% a la inseguridad y el 11,5% a la corrupción. El cambio no es mejor, ya que ahora el desempleo supera a la inseguridad como máxima preocupación social.