X
“Valoro mucho la gestión de Lifschitz”, afirmó el primer candidato a diputado por Cambiemos, Albor Cantard, en diálogo con Letra P. Y se ofrece como puente de diálogo entre la provincia y la Nación.
Por 17/07/2017 08:30 PM

Apenas arrancó la campaña electoral para las PASO, el abogado santafesino Albor Cantard presentó su renuncia a la secretaría de Políticas Universitarias del Ministerio de Educación de la Nación y al rectorado de la Universidad Nacional del Litoral, una de las casas de estudios públicas donde el radicalismo mantiene su preeminencia desde hace décadas. Despojado de los dos cargos ejecutivos, “Nicky” Cantard se calzó el traje de primer candidato a diputado nacional por su provincia, bajo la lista única de Cambiemos: un armado que estuvo en el filo de afrontar internas frente al radical José Boasso, que finalmente competirá por fuera de la alianza que sostienen el PRO, la UCR y la Coalición Cívica. Histórico militante de boina blanca, y muy cercano al intendente capitalino y titular de la UCR José Corral, Cantard compartirá cartel con el economista macrista Luciano Laspina y con la “lilita” Lucila Lehman. El trío de escuderos tendrá la responsabilidad de revalidar los votos que Cambiemos obtuvo en las presidenciales de 2015, donde el aparato de marketing político contaba con la candidatura del humorista Miguel Del Sel, que ahora se retiró de la política. “Igualmente estará con nosotros en la campaña”, anticipa Cantard en diálogo de Letra P, mientras transita los primeros pasos de una campaña proselitista donde evitará antagonizar con el gobernador socialista Miguel Lifschitz, principal opositor provincial al macrismo. “Esta es una elección nacional”, define el ex rector de la UNL para atajar las polémicas políticas de su terruño, mientras reinvindica el trabajo conjunto entre la Casa Rosada y sus contrincantes socialistas, que están al frente de la administración provincial.

- En Santa Fe en estas elecciones, el gobernador Lifschitz buscará reforzar su rol opositor con Cambiemos. ¿Cómo afrontará ese debate en la campaña con el gobierno provincial?

- Nosotros vamos a poner el eje en el convencimiento que tenemos. Es que el país inició un cambio muy importante desde la asunción de Mauricio Macri en diciembre de 2015 y que este cambio tiene que ser ratificado en su rumbo, para no volver al pasado. En un año y medio logramos salir del default, terminamos con el cepo cambiario, empezamos a encontrar firmemente una salida del proceso inflacionario. De hecho, este año vamos a tener una inflación que es la más baja y que empieza a dar síntomas importantes de recuperación  económica. Luego de años de recesión los economistas discuten si será del 2 o 3%. El país vuelve a crecer, somos una Argentina abierta al mundo, que puede tener crédito en el exterior, que vuelve a tener relaciones con los distintos países del mundo. Esa política de cambio es la que queremos transmitirle a los santafesinos para que den su respaldo, sin dejar de reconocer que hay muchos santafesinos que no la están pasando bien. Pero aún así estamos convencidos de que estamos en el camino correcto.

- El viernes pasado usted dejó el cargo de secretario de Políticas Universitarias del ministerio de Educación de la Nación. ¿Cree que el conflicto con los docentes universitarios lo perjudicará en las elecciones locales?

- Creo que no, porque el nivel de conflictividad estaba exclusivamente en el punto de acuerdo salarial paritario, que lo cerramos el martes pasado con cinco de los seis gremios docentes universitarios. Del mismo modo como el que celebramos el año pasado en mayo. Si uno toma el salario de un docente universitario en mayo pasado y lo compara con el que estará cobrando en noviembre, nos encontramos con un crecimiento del 70% en el salario docente. En noviembre va estar cobrando 170% de aumento. Hay una voluntad del Gobierno sobre el salario de los docentes para que crezca en forma responsable.

- Usted alude a cuestiones nacionales. ¿Evitará la provincialización de la campaña en Santa Fe?

Estamos ante una elección nacional, donde se discute qué modelo de país queremos. No creo que el tema sea una discusión con el gobernador de la provincia, ni mucho menos. Yo personalmente valoro mucho la gestión de Lifschitz. Creo que está poniendo todo su esfuerzo en la gestión provincial, pero también creo que el gobierno de la provincia debería aprovechar la relación con un gobierno nacional, que a diferencia de lo que sucedió con los gobiernos anteriores no la discrimina, que tiene en vista el plan de obras publicas más ambicioso de la Argentina en los últimos años y que presta mucha atención a Santa Fe como una provincia central, que es el centro productivo de la argentina. El trabajo conjunto de la Nación con las provincias van a devenir en un mejor bienestar, y es un poco la función que vamos a tener los diputados nacionales por Santa Fe que estamos vinculados con el gobierno nacional. Seremos un puente de diálogo entre Nación y Provincia y es una firme voluntad de Macri y del Gobierno Nacional. El propio gobernador decía que si a la Nación le va bien, le va bien a Santa Fe, y si le va bien a nuestra provincia, que genera la mayor exportación agropecuaria, también le irá bien al país.

- Como radical militante, ¿apunta a que José Corral sea candidato a gobernador en 2019?

Yo creo que José es una figura que cuando uno piensa en 2019,  sino es el primero es uno de los primeros nombres a evaluar. Pero creo que no hay que confundir a la gente, hoy estamos en una discusión de una elección de medio término.

- Sin embargo en su calidad de titular de la UCR el Gobierno lo ha puesto en un lugar preponderante respecto a los demás dirigentes santafesinos de la UCR.

- Eso sin dudas.

- Cree que la salida de Miguel Del Sel de la política, luego de haber sido candidato a gobernador, ¿los perjudica en esta etapa de la campaña?

- Para nada. Miguel nos va a acompañar dentro de las posibilidades de su labor profesional. Incluso a Laspina, con quien tiene una relación mucho mejor, ya le dijo que nos dará una mano en las campañas.

Cómo será la convivencia con José Boasso, que salió a cuestionar duramente a Cambiemos porque quedó afuera de la interna? Pasa lo mismo con Barletta?

- Boasso y Barletta son dos cosas distintas. Barletta está a la par nuestra trabajando desde el Congreso y nos da una mano en la campaña. Es una persona que está dentro del espacio de Cambiemos y estará incorporado a la campaña, pero además me consta que es una persona que tiene una valoración muy positiva de parte del Presidente. En el caso de Boasso, es otra cosa, él va por un partido diferente a Cambiemos. Está en todo en todo su derecho, pero no es lo mismo.

- ¿Boasso les restará votos?

- No creo que Boasso nos reste votos. Son escenarios distintos. Nuestro escenario es Cambiemos, el acuerdo del radicalismo, el PRO y la Coalición Cívica, con un altísimo espacio de consenso más allá de las estructuras partidarias y del presidente. Por todo eso, no veo que Boasso pueda generar una dificultad para nuestra campaña. Me parece que la discusión en Santa Fe estará dada sobre la mirada de país, tanto con el PJ que tendrá sus primarias, con el socialismo, el Frente Renovador y el FIT. Esas alternativas tendrán primarias.

Ud cree que el macrismo eligió profundizar su trabajo en Santa Fe, debido a la añeja tradición socialista de Rosario?

- Me da la impresión de que el radicalismo tiene dentro de Cambiemos cierta preeminencia en el centro y norte, por la figura de Corral y Barletta, mientras que en Rosario el peso lo tiene el PRO como otro integrante de Cambiemos que tiene un mayor respaldo desde el punto de vista electoral. Creo que se complementan muy bien las alternativas, tanto en el norte como en el sur.

Usted dijo que aprendió que hay que decirle a la gente la verdad. ¿Cuál es la verdadera situación social de Santa Fe desde su punto de vista?

- Santa fe no escapa a las reglas generales del país. Sin embargo fue una provincia que lejos de caer, ha crecido. Pero indudablemente también los santafesinos padecen en un buen numero la situación general del país. En esto de decir la verdad no decimos que Alemania tiene más pobres que la Argentina y que las personas que están debajo de la línea de pobreza son el 5% como decía Cristina. Pusimos en marcha un INDEC sumamente eficiente, tenemos las muestras del deterioro de la educación argentina y lejos de esconder los problemas bajo la alfombra, los ponemos encima de la mesa. Esto el presidente nos los dice permanentemente. Los problemas tienen solución. Algunos dentro de poco tiempo y otros llevarán más tiempo, pero los resultados van a llegar al conjunto de los argentinos.

Pero ¿qué impacto tendrá en la elección provincial la ausencia de resultados económicos a nivel nacional?

- Indudablemente es asi. La mayoría de la gente no siente la recuperación de la economía, porque esto está empezando. Pero notamos que la gente ve el futuro de la Argentina con optimismo. Yo tengo contacto permanente con los santafesinos y notamos que si bien están con dificultades y con problemas, creen que lo que se está haciendo es lo que corresponde, con un crecimiento sostenido en el tiempo y que poco a poco iremos mejorando nuestra situación en todos los aspectos, no sólo en lo económico.

Su eje de campaña, ¿estará centrado en la capital santafesina, en la pampa gringa y rural, o en el Rosario socialista?

- Creo que nosotros no podemos tener diferentes miradas de acuerdo a quien nos este prestando el oído. Tenemos que decir la verdad, tenemos la fortaleza de la producción pero tenemos que recuperar el sector industrial de rosario y del sur santafesino. Nuestra provincia tiene que aprovechar mucho mas lo que aprovecha hoy a las dos universidades nacionales que tienen mucho para dar, trabajando con las empresas e industrias, con ejemplos muy positivos  para potenciar el trabajo la producción. Tenemos que potenciar los aspectos urbanos, la mirada productiva agroexportadora, atender las dificultades que tiene la industria láctea, la dificultas de los tamberos y  la industria del calzado.

La ausencia de candidatos con alto nivel de conocimiento, ¿implica que el presidente Macri se pondrá al frente de la campaña santafesina?

- Creo que el presidente y los ministros van a tener una presencia muy activa. Respecto a nuestra lista, fue conformada como un equipo. No hay una figura rutilante, partimos de nivel de conocimiento bajo en comparación con Miguel Del Sel, pero creo que la fortaleza de esta lista está en el conjunto. Somos un equipo con diferentes perfiles. Yo con la Educación Superior, Laspina como economista y Lehman con lo social.

Teniendo en cuenta que para Usted la campaña es nacional, ¿está de acuerdo con la represión que desató la policía bonaerense en la planta de Pepsico?

- En este tema particular hay tres cuestiones: la Argentina no tiene chances de salir adelante si no genera empleo genuino, que es la mayor preocupación del Presidente y terminar con la pobreza para que la producción crezca en forma genuina. La pérdida de empleo siempre va a ser un motivo de preocupación. En segundo lugar los argentinos tenemos que acostumbrarnos de tener pleno apego a las leyes. No podemos seguir tolerando medidas que contraríen el orden normativo. Y el tercer elemento es que las fuerzas de seguridad tienen que ser muy cuidadosas para garantizar la integridad de los ciudadanos como los ciudadanos tienen que saber el marco legal correspondiente. Hay que crear las condiciones para que haya más y mejor empleo, y el Estado debe ser quien vele las normativas y que no haya excesos.

- En el plano de evitar excesos, la policía de Santa Fe ha sido sospechada de mantener vínculos muy estrechos con el narcotráfico en toda la provincia. ¿Qué propone Cambiemos al respecto, cuando la situación provincial sigue empeorando?

 Es la preocupación que todos tenemos. Es la preocupación de la gente cuando no puede salir a la calle, pero también creo que es el mejor ejemplo de cómo se puede trabajar en forma conjunta entre Nación y Provincia. El gobierno federal con Patricia Bullrich y el gobierno provincial con el acuerdo del gobernador y su ministro de seguridad han empezado desde hace unos 9 meses a trabajar en forma conjunta de manera de afrontar la inseguridad y el narco con resultados que ya empiezan a verse. Hemos visto estadísticas, con reducción marcada de homicidios, tanto en Rosario como en Santa Fe. Hay un desmantelamiento importante de varias bandas vinculadas al narco. Ojalá este trabajo se profundice, porque el Gobierno nacional tiene una actitud muy distinta. Los argentinos tienen que saber que el gobierno anterior le cobraba a Santa Fe el envío de las fuerzas federales. Eso ha desaparecido y hoy maduramente están trabajando en forma conjunta.

"La mayoría de la gente no siente la recuperación de la economía"

“Valoro mucho la gestión de Lifschitz”, afirmó el primer candidato a diputado por Cambiemos, Albor Cantard, en diálogo con Letra P. Y se ofrece como puente de diálogo entre la provincia y la Nación.

Apenas arrancó la campaña electoral para las PASO, el abogado santafesino Albor Cantard presentó su renuncia a la secretaría de Políticas Universitarias del Ministerio de Educación de la Nación y al rectorado de la Universidad Nacional del Litoral, una de las casas de estudios públicas donde el radicalismo mantiene su preeminencia desde hace décadas. Despojado de los dos cargos ejecutivos, “Nicky” Cantard se calzó el traje de primer candidato a diputado nacional por su provincia, bajo la lista única de Cambiemos: un armado que estuvo en el filo de afrontar internas frente al radical José Boasso, que finalmente competirá por fuera de la alianza que sostienen el PRO, la UCR y la Coalición Cívica. Histórico militante de boina blanca, y muy cercano al intendente capitalino y titular de la UCR José Corral, Cantard compartirá cartel con el economista macrista Luciano Laspina y con la “lilita” Lucila Lehman. El trío de escuderos tendrá la responsabilidad de revalidar los votos que Cambiemos obtuvo en las presidenciales de 2015, donde el aparato de marketing político contaba con la candidatura del humorista Miguel Del Sel, que ahora se retiró de la política. “Igualmente estará con nosotros en la campaña”, anticipa Cantard en diálogo de Letra P, mientras transita los primeros pasos de una campaña proselitista donde evitará antagonizar con el gobernador socialista Miguel Lifschitz, principal opositor provincial al macrismo. “Esta es una elección nacional”, define el ex rector de la UNL para atajar las polémicas políticas de su terruño, mientras reinvindica el trabajo conjunto entre la Casa Rosada y sus contrincantes socialistas, que están al frente de la administración provincial.

- En Santa Fe en estas elecciones, el gobernador Lifschitz buscará reforzar su rol opositor con Cambiemos. ¿Cómo afrontará ese debate en la campaña con el gobierno provincial?

- Nosotros vamos a poner el eje en el convencimiento que tenemos. Es que el país inició un cambio muy importante desde la asunción de Mauricio Macri en diciembre de 2015 y que este cambio tiene que ser ratificado en su rumbo, para no volver al pasado. En un año y medio logramos salir del default, terminamos con el cepo cambiario, empezamos a encontrar firmemente una salida del proceso inflacionario. De hecho, este año vamos a tener una inflación que es la más baja y que empieza a dar síntomas importantes de recuperación  económica. Luego de años de recesión los economistas discuten si será del 2 o 3%. El país vuelve a crecer, somos una Argentina abierta al mundo, que puede tener crédito en el exterior, que vuelve a tener relaciones con los distintos países del mundo. Esa política de cambio es la que queremos transmitirle a los santafesinos para que den su respaldo, sin dejar de reconocer que hay muchos santafesinos que no la están pasando bien. Pero aún así estamos convencidos de que estamos en el camino correcto.

- El viernes pasado usted dejó el cargo de secretario de Políticas Universitarias del ministerio de Educación de la Nación. ¿Cree que el conflicto con los docentes universitarios lo perjudicará en las elecciones locales?

- Creo que no, porque el nivel de conflictividad estaba exclusivamente en el punto de acuerdo salarial paritario, que lo cerramos el martes pasado con cinco de los seis gremios docentes universitarios. Del mismo modo como el que celebramos el año pasado en mayo. Si uno toma el salario de un docente universitario en mayo pasado y lo compara con el que estará cobrando en noviembre, nos encontramos con un crecimiento del 70% en el salario docente. En noviembre va estar cobrando 170% de aumento. Hay una voluntad del Gobierno sobre el salario de los docentes para que crezca en forma responsable.

- Usted alude a cuestiones nacionales. ¿Evitará la provincialización de la campaña en Santa Fe?

Estamos ante una elección nacional, donde se discute qué modelo de país queremos. No creo que el tema sea una discusión con el gobernador de la provincia, ni mucho menos. Yo personalmente valoro mucho la gestión de Lifschitz. Creo que está poniendo todo su esfuerzo en la gestión provincial, pero también creo que el gobierno de la provincia debería aprovechar la relación con un gobierno nacional, que a diferencia de lo que sucedió con los gobiernos anteriores no la discrimina, que tiene en vista el plan de obras publicas más ambicioso de la Argentina en los últimos años y que presta mucha atención a Santa Fe como una provincia central, que es el centro productivo de la argentina. El trabajo conjunto de la Nación con las provincias van a devenir en un mejor bienestar, y es un poco la función que vamos a tener los diputados nacionales por Santa Fe que estamos vinculados con el gobierno nacional. Seremos un puente de diálogo entre Nación y Provincia y es una firme voluntad de Macri y del Gobierno Nacional. El propio gobernador decía que si a la Nación le va bien, le va bien a Santa Fe, y si le va bien a nuestra provincia, que genera la mayor exportación agropecuaria, también le irá bien al país.

- Como radical militante, ¿apunta a que José Corral sea candidato a gobernador en 2019?

Yo creo que José es una figura que cuando uno piensa en 2019,  sino es el primero es uno de los primeros nombres a evaluar. Pero creo que no hay que confundir a la gente, hoy estamos en una discusión de una elección de medio término.

- Sin embargo en su calidad de titular de la UCR el Gobierno lo ha puesto en un lugar preponderante respecto a los demás dirigentes santafesinos de la UCR.

- Eso sin dudas.

- Cree que la salida de Miguel Del Sel de la política, luego de haber sido candidato a gobernador, ¿los perjudica en esta etapa de la campaña?

- Para nada. Miguel nos va a acompañar dentro de las posibilidades de su labor profesional. Incluso a Laspina, con quien tiene una relación mucho mejor, ya le dijo que nos dará una mano en las campañas.

Cómo será la convivencia con José Boasso, que salió a cuestionar duramente a Cambiemos porque quedó afuera de la interna? Pasa lo mismo con Barletta?

- Boasso y Barletta son dos cosas distintas. Barletta está a la par nuestra trabajando desde el Congreso y nos da una mano en la campaña. Es una persona que está dentro del espacio de Cambiemos y estará incorporado a la campaña, pero además me consta que es una persona que tiene una valoración muy positiva de parte del Presidente. En el caso de Boasso, es otra cosa, él va por un partido diferente a Cambiemos. Está en todo en todo su derecho, pero no es lo mismo.

- ¿Boasso les restará votos?

- No creo que Boasso nos reste votos. Son escenarios distintos. Nuestro escenario es Cambiemos, el acuerdo del radicalismo, el PRO y la Coalición Cívica, con un altísimo espacio de consenso más allá de las estructuras partidarias y del presidente. Por todo eso, no veo que Boasso pueda generar una dificultad para nuestra campaña. Me parece que la discusión en Santa Fe estará dada sobre la mirada de país, tanto con el PJ que tendrá sus primarias, con el socialismo, el Frente Renovador y el FIT. Esas alternativas tendrán primarias.

Ud cree que el macrismo eligió profundizar su trabajo en Santa Fe, debido a la añeja tradición socialista de Rosario?

- Me da la impresión de que el radicalismo tiene dentro de Cambiemos cierta preeminencia en el centro y norte, por la figura de Corral y Barletta, mientras que en Rosario el peso lo tiene el PRO como otro integrante de Cambiemos que tiene un mayor respaldo desde el punto de vista electoral. Creo que se complementan muy bien las alternativas, tanto en el norte como en el sur.

Usted dijo que aprendió que hay que decirle a la gente la verdad. ¿Cuál es la verdadera situación social de Santa Fe desde su punto de vista?

- Santa fe no escapa a las reglas generales del país. Sin embargo fue una provincia que lejos de caer, ha crecido. Pero indudablemente también los santafesinos padecen en un buen numero la situación general del país. En esto de decir la verdad no decimos que Alemania tiene más pobres que la Argentina y que las personas que están debajo de la línea de pobreza son el 5% como decía Cristina. Pusimos en marcha un INDEC sumamente eficiente, tenemos las muestras del deterioro de la educación argentina y lejos de esconder los problemas bajo la alfombra, los ponemos encima de la mesa. Esto el presidente nos los dice permanentemente. Los problemas tienen solución. Algunos dentro de poco tiempo y otros llevarán más tiempo, pero los resultados van a llegar al conjunto de los argentinos.

Pero ¿qué impacto tendrá en la elección provincial la ausencia de resultados económicos a nivel nacional?

- Indudablemente es asi. La mayoría de la gente no siente la recuperación de la economía, porque esto está empezando. Pero notamos que la gente ve el futuro de la Argentina con optimismo. Yo tengo contacto permanente con los santafesinos y notamos que si bien están con dificultades y con problemas, creen que lo que se está haciendo es lo que corresponde, con un crecimiento sostenido en el tiempo y que poco a poco iremos mejorando nuestra situación en todos los aspectos, no sólo en lo económico.

Su eje de campaña, ¿estará centrado en la capital santafesina, en la pampa gringa y rural, o en el Rosario socialista?

- Creo que nosotros no podemos tener diferentes miradas de acuerdo a quien nos este prestando el oído. Tenemos que decir la verdad, tenemos la fortaleza de la producción pero tenemos que recuperar el sector industrial de rosario y del sur santafesino. Nuestra provincia tiene que aprovechar mucho mas lo que aprovecha hoy a las dos universidades nacionales que tienen mucho para dar, trabajando con las empresas e industrias, con ejemplos muy positivos  para potenciar el trabajo la producción. Tenemos que potenciar los aspectos urbanos, la mirada productiva agroexportadora, atender las dificultades que tiene la industria láctea, la dificultas de los tamberos y  la industria del calzado.

La ausencia de candidatos con alto nivel de conocimiento, ¿implica que el presidente Macri se pondrá al frente de la campaña santafesina?

- Creo que el presidente y los ministros van a tener una presencia muy activa. Respecto a nuestra lista, fue conformada como un equipo. No hay una figura rutilante, partimos de nivel de conocimiento bajo en comparación con Miguel Del Sel, pero creo que la fortaleza de esta lista está en el conjunto. Somos un equipo con diferentes perfiles. Yo con la Educación Superior, Laspina como economista y Lehman con lo social.

Teniendo en cuenta que para Usted la campaña es nacional, ¿está de acuerdo con la represión que desató la policía bonaerense en la planta de Pepsico?

- En este tema particular hay tres cuestiones: la Argentina no tiene chances de salir adelante si no genera empleo genuino, que es la mayor preocupación del Presidente y terminar con la pobreza para que la producción crezca en forma genuina. La pérdida de empleo siempre va a ser un motivo de preocupación. En segundo lugar los argentinos tenemos que acostumbrarnos de tener pleno apego a las leyes. No podemos seguir tolerando medidas que contraríen el orden normativo. Y el tercer elemento es que las fuerzas de seguridad tienen que ser muy cuidadosas para garantizar la integridad de los ciudadanos como los ciudadanos tienen que saber el marco legal correspondiente. Hay que crear las condiciones para que haya más y mejor empleo, y el Estado debe ser quien vele las normativas y que no haya excesos.

- En el plano de evitar excesos, la policía de Santa Fe ha sido sospechada de mantener vínculos muy estrechos con el narcotráfico en toda la provincia. ¿Qué propone Cambiemos al respecto, cuando la situación provincial sigue empeorando?

 Es la preocupación que todos tenemos. Es la preocupación de la gente cuando no puede salir a la calle, pero también creo que es el mejor ejemplo de cómo se puede trabajar en forma conjunta entre Nación y Provincia. El gobierno federal con Patricia Bullrich y el gobierno provincial con el acuerdo del gobernador y su ministro de seguridad han empezado desde hace unos 9 meses a trabajar en forma conjunta de manera de afrontar la inseguridad y el narco con resultados que ya empiezan a verse. Hemos visto estadísticas, con reducción marcada de homicidios, tanto en Rosario como en Santa Fe. Hay un desmantelamiento importante de varias bandas vinculadas al narco. Ojalá este trabajo se profundice, porque el Gobierno nacional tiene una actitud muy distinta. Los argentinos tienen que saber que el gobierno anterior le cobraba a Santa Fe el envío de las fuerzas federales. Eso ha desaparecido y hoy maduramente están trabajando en forma conjunta.