X
Por 17/07/2017 02:12 PM

Fabián Gatti retoma protagonismo. Tras su paso por el Directorio del Banco Patagonia, el actual agente financiero de la provincia de Río Negro fue bendecido por el gobernador Alberto Weretilneck para encabezar la lista de Juntos Somos Río Negro (JSRN), el modelo rionegrino del Movimiento Popular Neuquino (MPN). Como los actuales herederos de la fuerza ideada en el seno de la familia Sapag, Gatti repite el discurso: "No tenemos patrones nacionales, sólo los rionegrinos".

Abocado a la campaña, se distancia del PJ y Cambiemos. "Nosotros pensamos en el federalismo", le asegura a Letra P

BIO. Nació el 16 de marzo de 1960 en Villa Ángela, Chaco. A finales de la década del 70, se instaló en el Alto Valle de Río Negro. De profesión abogado, ocupó dos veces el cargo de Legislador provincial. El 22 de marzo del 2013, bajo el pedido del gobernador Alberto Weretilneck, asumió la Jefatura de la Policía de Río Negro. Tras ocupar ese cargo hasta abril del año pasado, y haber sido designado como representante del Gobierno en el Directorio del Banco Patagonia, fue elegido para competir en las elecciones de medio término junto a la arquitecta Mónica Balseiro.

-¿Marcar una impronta rionegrina es el objetivo de la campaña?

-Hay una pelea nacional, en Río Negro, que interesa realmente a los que la llevan adelante. Los rionegrinos tienen sus propios problemas y es hora de que los marquemos como prioritarios. El kirchnerismo, en la provincia, responderá a lo que Cristina Kirchner diga. Los (representantes) de Cambiemos, a Mauricio Macri. Nosotros tenemos una ventaja, no tenemos ningún patrón nacional que nos diga lo que tenemos que hacer. Sólo los rionegrinos nos mandan.

-¿Qué proyecto impulsará si llega al Congreso?

-Tenemos un proyecto para la fruticultura, que ya se lo presentamos al presidente Macri, pero no hemos tenido respuesta. Es una actividad que nos identifica más allá de lo que es la provincia y es algo de décadas. También tenemos propuestas sobre seguridad, con acento en la víctima y con crítica al abolicionismo penal que ha definido un modelo en donde el único que tiene derecho es el imputado y la víctima ha sido olvidada, marginada y maltratada. Si tenemos un Código Penal que establece penas y si uno no lo aplica, por más patrulleros, cámaras y todo sistema de seguridad que querramos invertir para proteger a las personas…

-Habló de fruticultura ¿Cuál es el principal problema que golpea a los chacareros?

-Que no tienen precio. El trabajo del hombre de la fruta, del obrero rural, las empresas, tiene un precio. Eso es uno de los dramas más serios. Hay que trabajar sobre la competitividad porque tenemos un problema de tecnología que no se ha ajustado al transcurso del tiempo.

-¿Cuánto se juega la provincia en esta elección?

-Vamos a seguir el camino que venimos construyendo en 2012, cuando el por entonces vicegobernador Weretilneck asume, el justicialismo se va de este núcleo de Gobierno y nosotros construimos Juntos Somos Río Negro (JSRN). La idea es llevar al Congreso de la Nación una expresión rionegrina, que respete los intereses federales de las provincias.  

Fabián Gatti, el delfín de Weretilneck para fortalecer su sello en Río Negro

Fabián Gatti retoma protagonismo. Tras su paso por el Directorio del Banco Patagonia, el actual agente financiero de la provincia de Río Negro fue bendecido por el gobernador Alberto Weretilneck para encabezar la lista de Juntos Somos Río Negro (JSRN), el modelo rionegrino del Movimiento Popular Neuquino (MPN). Como los actuales herederos de la fuerza ideada en el seno de la familia Sapag, Gatti repite el discurso: "No tenemos patrones nacionales, sólo los rionegrinos".

Abocado a la campaña, se distancia del PJ y Cambiemos. "Nosotros pensamos en el federalismo", le asegura a Letra P

BIO. Nació el 16 de marzo de 1960 en Villa Ángela, Chaco. A finales de la década del 70, se instaló en el Alto Valle de Río Negro. De profesión abogado, ocupó dos veces el cargo de Legislador provincial. El 22 de marzo del 2013, bajo el pedido del gobernador Alberto Weretilneck, asumió la Jefatura de la Policía de Río Negro. Tras ocupar ese cargo hasta abril del año pasado, y haber sido designado como representante del Gobierno en el Directorio del Banco Patagonia, fue elegido para competir en las elecciones de medio término junto a la arquitecta Mónica Balseiro.

-¿Marcar una impronta rionegrina es el objetivo de la campaña?

-Hay una pelea nacional, en Río Negro, que interesa realmente a los que la llevan adelante. Los rionegrinos tienen sus propios problemas y es hora de que los marquemos como prioritarios. El kirchnerismo, en la provincia, responderá a lo que Cristina Kirchner diga. Los (representantes) de Cambiemos, a Mauricio Macri. Nosotros tenemos una ventaja, no tenemos ningún patrón nacional que nos diga lo que tenemos que hacer. Sólo los rionegrinos nos mandan.

-¿Qué proyecto impulsará si llega al Congreso?

-Tenemos un proyecto para la fruticultura, que ya se lo presentamos al presidente Macri, pero no hemos tenido respuesta. Es una actividad que nos identifica más allá de lo que es la provincia y es algo de décadas. También tenemos propuestas sobre seguridad, con acento en la víctima y con crítica al abolicionismo penal que ha definido un modelo en donde el único que tiene derecho es el imputado y la víctima ha sido olvidada, marginada y maltratada. Si tenemos un Código Penal que establece penas y si uno no lo aplica, por más patrulleros, cámaras y todo sistema de seguridad que querramos invertir para proteger a las personas…

-Habló de fruticultura ¿Cuál es el principal problema que golpea a los chacareros?

-Que no tienen precio. El trabajo del hombre de la fruta, del obrero rural, las empresas, tiene un precio. Eso es uno de los dramas más serios. Hay que trabajar sobre la competitividad porque tenemos un problema de tecnología que no se ha ajustado al transcurso del tiempo.

-¿Cuánto se juega la provincia en esta elección?

-Vamos a seguir el camino que venimos construyendo en 2012, cuando el por entonces vicegobernador Weretilneck asume, el justicialismo se va de este núcleo de Gobierno y nosotros construimos Juntos Somos Río Negro (JSRN). La idea es llevar al Congreso de la Nación una expresión rionegrina, que respete los intereses federales de las provincias.