X
Se trata de Gerónimo Rizzo S.A, que en el electoral año 2015 aportó $100 mil en efectivo para el “desenvolvimiento institucional” del partido amarillo.
Por 14/07/2017 11:56 AM

El gobierno de María Eugenia Vidal le adjudicó una obra a una empresa que en el decisivo año electoral 2015 aportó $100 mil pesos en efectivo al PRO bajo la modalidad de “contribuciones y donaciones privadas de personas jurídicas” para “desenvolvimiento institucional” del partido amarillo. Se trata de la firma Gerónimo Rizzo S.A., la cual –a pesar de haber recibido una impugnación- se impuso a otros cinco oferentes para la realización de la obra “Limpieza del Desvío del Arroyo Pigüé”, en el partido de Adolfo Alsina.

De acuerdo a lo detallado por la Resolución Nº 573 del Ministerio de Infraestructura, publicada este viernes en el Boletín Oficial, se adjudica dichos trabajos a Gerónimo Rizzo S.A. por un monto total de $ 2.898.895, estableciéndose un plazo de ejecución de 90 días corridos y con el otorgamiento, previa constitución de garantía, de un anticipo financiero del 30% del monto del contrato.

No se trata de la primera obra otorgada a la empresa aportante al PRO. Según consta en la edición de marzo de este año de la revista El Constructor, se le adjudicó a Gerónimo Rizzo S.A canales de descarga del bañado Maldonado en el distrito de Berisso, en el marco del programa "Limpieza de arroyos y canales de la provincia" por un monto total de $32.729.077.

FINANCIANDO AL PRO. Abocada a la construcción, reforma y reparación de obras hidráulicas, Gerónimo Rizzo S.A aportó en julio de 2015 -en los umbrales del inicio formal de la campaña presidencial de Mauricio Macri- $100 mil al PRO para el “desenvolvimiento institucional” del partido amarillo, según consta en los estados contables presentados por dicha agrupación política ante la Cámara Nacional Electoral.

 

Allí, se registra una recaudación extraordinaria de más de $84 millones a partir de fondos otorgados por más de 300 empresas -algunas de ellas relacionadas a la obra pública- que, junto con alrededor de $40 millones “donados” por particulares, multiplicaron significativamente las arcas del espacio amarillo, en comparación al año anterior.

A pesar de que la ley de financiamiento de los partidos políticos prohíbe los aportes monetarios de empresas para la campaña electoral en sí, el vericueto legal aparece con la modalidad “desenvolvimiento institucional”, aunque el PRO registró una llamativa cantidad de “contribuciones” en el decisivo 2015.

IMPUGNACIÓN ABORTADA. Dentro de las restantes cinco empresas oferentes que fueron desestimadas “por ser menos convenientes al interés fiscal”, Coince Bahía S.A. presentó una impugnación a la oferta de Rizzo al advertir el “incumplimiento” de dicha firma a un artículo del “Pliego de Bases y Condiciones Legales Particulares” de la obra.

Sin embargo, la Comisión Evaluadora de Ofertas desestimó esa impugnación, aclarando que “la oferta impugnada no incumple dicho artículo”.

LAS ADJUDICACIONES DE VIDAL. No se trata de la primera adjudicación llamativa de la administración vidalista. En abril de este año, la empresa Ecomlat S.A, la cual fue seleccionada para realizar trabajos de “cerramiento de seguridad” en el Ministerio de Infraestructura por más de $600 mil. La firma en cuestión fue acusada en 2015 por la comunera porteña Julieta Costa Díaz de hacerse, junto con otra empresa, de un suculento paquete de obras en la Ciudad de Buenos Aires (administrada en ese entonces por Mauricio Macri) mediante contrataciones directas y al poco tiempo de ser creadas.

Esto se suma a la adjudicación por más de $24 millones que la Provincia hizo en favor de Servicios Emiser, empresa de Juan Carlos Mancinelli, a quien Elisa “Lilita” Carrió tildó como “el (Lázaro) Báez de (Daniel) Scioli”.

Vidal le adjudica una obra a una empresa que financió al PRO

Se trata de Gerónimo Rizzo S.A, que en el electoral año 2015 aportó $100 mil en efectivo para el “desenvolvimiento institucional” del partido amarillo.

El gobierno de María Eugenia Vidal le adjudicó una obra a una empresa que en el decisivo año electoral 2015 aportó $100 mil pesos en efectivo al PRO bajo la modalidad de “contribuciones y donaciones privadas de personas jurídicas” para “desenvolvimiento institucional” del partido amarillo. Se trata de la firma Gerónimo Rizzo S.A., la cual –a pesar de haber recibido una impugnación- se impuso a otros cinco oferentes para la realización de la obra “Limpieza del Desvío del Arroyo Pigüé”, en el partido de Adolfo Alsina.

De acuerdo a lo detallado por la Resolución Nº 573 del Ministerio de Infraestructura, publicada este viernes en el Boletín Oficial, se adjudica dichos trabajos a Gerónimo Rizzo S.A. por un monto total de $ 2.898.895, estableciéndose un plazo de ejecución de 90 días corridos y con el otorgamiento, previa constitución de garantía, de un anticipo financiero del 30% del monto del contrato.

No se trata de la primera obra otorgada a la empresa aportante al PRO. Según consta en la edición de marzo de este año de la revista El Constructor, se le adjudicó a Gerónimo Rizzo S.A canales de descarga del bañado Maldonado en el distrito de Berisso, en el marco del programa "Limpieza de arroyos y canales de la provincia" por un monto total de $32.729.077.

FINANCIANDO AL PRO. Abocada a la construcción, reforma y reparación de obras hidráulicas, Gerónimo Rizzo S.A aportó en julio de 2015 -en los umbrales del inicio formal de la campaña presidencial de Mauricio Macri- $100 mil al PRO para el “desenvolvimiento institucional” del partido amarillo, según consta en los estados contables presentados por dicha agrupación política ante la Cámara Nacional Electoral.

 

Allí, se registra una recaudación extraordinaria de más de $84 millones a partir de fondos otorgados por más de 300 empresas -algunas de ellas relacionadas a la obra pública- que, junto con alrededor de $40 millones “donados” por particulares, multiplicaron significativamente las arcas del espacio amarillo, en comparación al año anterior.

A pesar de que la ley de financiamiento de los partidos políticos prohíbe los aportes monetarios de empresas para la campaña electoral en sí, el vericueto legal aparece con la modalidad “desenvolvimiento institucional”, aunque el PRO registró una llamativa cantidad de “contribuciones” en el decisivo 2015.

IMPUGNACIÓN ABORTADA. Dentro de las restantes cinco empresas oferentes que fueron desestimadas “por ser menos convenientes al interés fiscal”, Coince Bahía S.A. presentó una impugnación a la oferta de Rizzo al advertir el “incumplimiento” de dicha firma a un artículo del “Pliego de Bases y Condiciones Legales Particulares” de la obra.

Sin embargo, la Comisión Evaluadora de Ofertas desestimó esa impugnación, aclarando que “la oferta impugnada no incumple dicho artículo”.

LAS ADJUDICACIONES DE VIDAL. No se trata de la primera adjudicación llamativa de la administración vidalista. En abril de este año, la empresa Ecomlat S.A, la cual fue seleccionada para realizar trabajos de “cerramiento de seguridad” en el Ministerio de Infraestructura por más de $600 mil. La firma en cuestión fue acusada en 2015 por la comunera porteña Julieta Costa Díaz de hacerse, junto con otra empresa, de un suculento paquete de obras en la Ciudad de Buenos Aires (administrada en ese entonces por Mauricio Macri) mediante contrataciones directas y al poco tiempo de ser creadas.

Esto se suma a la adjudicación por más de $24 millones que la Provincia hizo en favor de Servicios Emiser, empresa de Juan Carlos Mancinelli, a quien Elisa “Lilita” Carrió tildó como “el (Lázaro) Báez de (Daniel) Scioli”.