X
Daniel Cappelletti (Cambiemos) salió al cruce de declaraciones de concejal que instaló dudas de sobreprecios en una obra. “No estoy dispuesto a que digan que hay cosas raras”, apuntó.
Redacción 16/06/2017 04:57 PM

Mediante una presentación en el Concejo Deliberante de Brandsen mechadas con declaraciones mediáticas, el edil Daniel Caraballo (FR) puso en tela de juicio, con insinuaciones de sobreprecios, la obra que se realiza sobre la Avenida Raúl Alfonsín (acceso a la ciudad por Ruta 29). Ante eso, el intendente brandseño, Daniel Cappelletti, salió al cruce de estas sospechas que –fustigó- surgen de “un análisis mediocre”.

Sucede que el concejal massista –que buscará revalidar su banca este año tras cosechar el 6,2% de los votos en la pasada elección por la Intendencia- solicitó detalles del ensanche de este acceso, al tiempo que deslizó sospechas de incompatibilidades en los montos asignados a dicha obra al compararla con la pavimentación de la Avenida Belgrano: “Si una cuadra sale casi un millón de pesos, ¿cuál es la explicación técnica para que 16 cuadras tengan un valor de 104 millones?”,  preguntó interrogar con tono acusatorio: “¿Hasta cuándo en Brandsen, el asfalto es una necesidad que pareciera que siempre esconde una oportunidad?”.

Marcadamente molesto ante estos planteos, el jefe comunal no tardó en replicar: “Esto no tiene ni pies ni cabeza, pero de todas formas hago la aclaración porque no estoy dispuesto a que digan que hay cosas raras”, manifestó Cappelletti a Letra P para dar detalles de los trabajos que se están realizando: “Son 1715 metros el largo de la obra con dos capas de hormigón. Cada mano tiene 8 metros de ancho, la primera capa de hormigón tiene 15 centímetros y la segunda 25. La primera, con hormigón H13 y, la segunda, con hormigón H30. Si se suma, tiene 40 centímetros de hormigón, una nueva modalidad para que no se rompa y aguante el peso de los camiones”.

Tras realizar este detallado, Cappelletti etiquetó “de mínima improvisada” la comparación esbozada por Caraballo al equiparar la obra en una calle interna de la ciudad con la realización de una doble mano con separador central, obras hidráulicas e iluminación como la que se desarrolla en la Ruta Provincial N° 29. Haciendo cálculos, el intendente concluyó: “El concejal comparó las ocho cuadras de un pavimento interno, que son de 6 metros de ancho por 15 centímetros de hormigón, con los 104 millones de esta obra que, dividido en los metros cuadrados de hormigón que se van a aplicar, es más barata que la Avenida Belgrano”.

Al considerar como “lamentable” el diagnóstico de Caraballo comparando los valores de obras marcadamente diferentes en su tenor, Cappelletti disparó: “Es demasiado mediocre el análisis. Ni lo encuadro en una cuestión de campaña, lo encuadro en la cuestión de un análisis mediocre”.

Por otro lado, el intendente consignó que “viene a un ritmo muy acelerado” la ejecución de esta obra que, según detalló la comuna, contempla la construcción de dos calzadas con separador central, la ampliación y ejecución de obras hidráulicas, iluminación, semaforización, como así también señalización horizontal y vertical desde la intersección con ruta 215 hasta el Km. 1.6 frente a la Sociedad Rural.

Brandsen: intendente fustigó sospechas surgidas de “un análisis mediocre”

Daniel Cappelletti (Cambiemos) salió al cruce de declaraciones de concejal que instaló dudas de sobreprecios en una obra. “No estoy dispuesto a que digan que hay cosas raras”, apuntó.

Mediante una presentación en el Concejo Deliberante de Brandsen mechadas con declaraciones mediáticas, el edil Daniel Caraballo (FR) puso en tela de juicio, con insinuaciones de sobreprecios, la obra que se realiza sobre la Avenida Raúl Alfonsín (acceso a la ciudad por Ruta 29). Ante eso, el intendente brandseño, Daniel Cappelletti, salió al cruce de estas sospechas que –fustigó- surgen de “un análisis mediocre”.

Sucede que el concejal massista –que buscará revalidar su banca este año tras cosechar el 6,2% de los votos en la pasada elección por la Intendencia- solicitó detalles del ensanche de este acceso, al tiempo que deslizó sospechas de incompatibilidades en los montos asignados a dicha obra al compararla con la pavimentación de la Avenida Belgrano: “Si una cuadra sale casi un millón de pesos, ¿cuál es la explicación técnica para que 16 cuadras tengan un valor de 104 millones?”,  preguntó interrogar con tono acusatorio: “¿Hasta cuándo en Brandsen, el asfalto es una necesidad que pareciera que siempre esconde una oportunidad?”.

Marcadamente molesto ante estos planteos, el jefe comunal no tardó en replicar: “Esto no tiene ni pies ni cabeza, pero de todas formas hago la aclaración porque no estoy dispuesto a que digan que hay cosas raras”, manifestó Cappelletti a Letra P para dar detalles de los trabajos que se están realizando: “Son 1715 metros el largo de la obra con dos capas de hormigón. Cada mano tiene 8 metros de ancho, la primera capa de hormigón tiene 15 centímetros y la segunda 25. La primera, con hormigón H13 y, la segunda, con hormigón H30. Si se suma, tiene 40 centímetros de hormigón, una nueva modalidad para que no se rompa y aguante el peso de los camiones”.

Tras realizar este detallado, Cappelletti etiquetó “de mínima improvisada” la comparación esbozada por Caraballo al equiparar la obra en una calle interna de la ciudad con la realización de una doble mano con separador central, obras hidráulicas e iluminación como la que se desarrolla en la Ruta Provincial N° 29. Haciendo cálculos, el intendente concluyó: “El concejal comparó las ocho cuadras de un pavimento interno, que son de 6 metros de ancho por 15 centímetros de hormigón, con los 104 millones de esta obra que, dividido en los metros cuadrados de hormigón que se van a aplicar, es más barata que la Avenida Belgrano”.

Al considerar como “lamentable” el diagnóstico de Caraballo comparando los valores de obras marcadamente diferentes en su tenor, Cappelletti disparó: “Es demasiado mediocre el análisis. Ni lo encuadro en una cuestión de campaña, lo encuadro en la cuestión de un análisis mediocre”.

Por otro lado, el intendente consignó que “viene a un ritmo muy acelerado” la ejecución de esta obra que, según detalló la comuna, contempla la construcción de dos calzadas con separador central, la ampliación y ejecución de obras hidráulicas, iluminación, semaforización, como así también señalización horizontal y vertical desde la intersección con ruta 215 hasta el Km. 1.6 frente a la Sociedad Rural.