X
Se aprobó una ordenanza que autoriza un esquema de reducción impostiva para el sector y la organización de una mesa que nuclea a actores del empresariado local con autoridades municipales.
Redacción 16/06/2017 02:25 PM

Frente a la grave situación que se registra en términos de producción, ventas y empleo en el distrito de Moreno, el Ejecutivo municipal logró que el Concejo Deliberante declare la Emergencia Económica para las Pequeñas y Medianas Empresas (PyME). La medida, que se sanciona semanas después de atender a la problemática alimentaria en el distrito, se prolongará, en principio, hasta fin de año.

La ordenanza, motorizada por el intendente Walter Festa, beneficiará doblemente al sector. Según se explicó desde el distrito, por un lado, se conformará una Mesa Permanente de la Producción y el Comercio, en la que se apuntará al intercambio, la comunicación y el diálogo entre los actores del sector empresario local, así como con otros actores sociales y con autoridades del municipio cuyas tareas puedan tener impacto dentro del entramado productivo.

Además, el Municipio de Moreno se compromete estimular el sector PyME mediante un esquema de reducción impositiva del 50% en la Tasa de Inspección por Seguridad e Higiene, algo que las cámaras de industria y comercio de Moreno venían reclamando desde el comienzo de la gestión macrista a nivel nacional y a nivel provincial. La medida abarca a más del 70% de los contribuyentes que abonan esta tasa.

A todos estos beneficios podrán acceder las empresas que no superen una facturación anual de 48 millones de pesos. La cifra coloca a Moreno como uno de los municipios que más colabora para que las empresas locales puedan hacer frente a la crisis.

“La medida tiene lugar en un escenario de alto impacto negativo provocado por las políticas económicas implementadas tanto por la administración del Gobierno Nacional de Mauricio Macri como por la de la provincia de Buenos Aires, a cargo de María Eugenia Vidal”, lanzaron desde el oficialismo y enumeraron la “la devaluación del peso de un 60% a fines de 2015, la eliminación y/o disminución de retenciones a las exportaciones agrarias, los desmedidos aumentos de tarifas”.

En esa línea, señalaron que “la caída de la actividad económica del 2,3% golpeó particularmente a las PyME, que se orientan fundamentalmente al mercado interno y no cuentan con capacidad de formación de precios, ni con las ventajas crediticias y financieras que caracterizan a las grandes compañías”.

Cabe recordar que en mayo, el deliberativo sancionó una ordenanza que le otorgó al Ejecutivo local distintas herramientas para paliar la crisis alimentaria que está atravesando el distrito. La medida fue impulsada por una mesa multisectorial y presentada por el FpV. En la votación consiguió el apoyo del Frente Renovador pero los tres concejales alineados con el PRO rechazaron la iniciativa. En esta ocasión, la ordenanza fue resistida por un representante del macrismo.

 

 

Tras la emergencia alimentaria, Moreno avanzó con beneficios para las Pymes

Se aprobó una ordenanza que autoriza un esquema de reducción impostiva para el sector y la organización de una mesa que nuclea a actores del empresariado local con autoridades municipales.

Frente a la grave situación que se registra en términos de producción, ventas y empleo en el distrito de Moreno, el Ejecutivo municipal logró que el Concejo Deliberante declare la Emergencia Económica para las Pequeñas y Medianas Empresas (PyME). La medida, que se sanciona semanas después de atender a la problemática alimentaria en el distrito, se prolongará, en principio, hasta fin de año.

La ordenanza, motorizada por el intendente Walter Festa, beneficiará doblemente al sector. Según se explicó desde el distrito, por un lado, se conformará una Mesa Permanente de la Producción y el Comercio, en la que se apuntará al intercambio, la comunicación y el diálogo entre los actores del sector empresario local, así como con otros actores sociales y con autoridades del municipio cuyas tareas puedan tener impacto dentro del entramado productivo.

Además, el Municipio de Moreno se compromete estimular el sector PyME mediante un esquema de reducción impositiva del 50% en la Tasa de Inspección por Seguridad e Higiene, algo que las cámaras de industria y comercio de Moreno venían reclamando desde el comienzo de la gestión macrista a nivel nacional y a nivel provincial. La medida abarca a más del 70% de los contribuyentes que abonan esta tasa.

A todos estos beneficios podrán acceder las empresas que no superen una facturación anual de 48 millones de pesos. La cifra coloca a Moreno como uno de los municipios que más colabora para que las empresas locales puedan hacer frente a la crisis.

“La medida tiene lugar en un escenario de alto impacto negativo provocado por las políticas económicas implementadas tanto por la administración del Gobierno Nacional de Mauricio Macri como por la de la provincia de Buenos Aires, a cargo de María Eugenia Vidal”, lanzaron desde el oficialismo y enumeraron la “la devaluación del peso de un 60% a fines de 2015, la eliminación y/o disminución de retenciones a las exportaciones agrarias, los desmedidos aumentos de tarifas”.

En esa línea, señalaron que “la caída de la actividad económica del 2,3% golpeó particularmente a las PyME, que se orientan fundamentalmente al mercado interno y no cuentan con capacidad de formación de precios, ni con las ventajas crediticias y financieras que caracterizan a las grandes compañías”.

Cabe recordar que en mayo, el deliberativo sancionó una ordenanza que le otorgó al Ejecutivo local distintas herramientas para paliar la crisis alimentaria que está atravesando el distrito. La medida fue impulsada por una mesa multisectorial y presentada por el FpV. En la votación consiguió el apoyo del Frente Renovador pero los tres concejales alineados con el PRO rechazaron la iniciativa. En esta ocasión, la ordenanza fue resistida por un representante del macrismo.