X
El kirchnerismo presentó un proyecto para estatizar el servicio que opera Metrovías. La concesión vence en diciembre. Mientras tanto, el PRO busca inversionistas en Europa.
Redacción 19/05/2017 05:13 PM

El bloque del Frente Para la Victoria en la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires presentó un proyecto para que el Estado gestione el subterráneo de la Ciudad, mientras Horacio Rodríguez Larreta estudia volver a concesionar el servicio con la posibilidad de “abrir el juego” a empresas internacionales.

El subterráneo porteño es operado por Metrovías (Grupo Roggio) desde 1994 y a fines del 2017 vence la concesión. Además, este año también culmina la prórroga de la ley de emergencia, que declaró en “estado de emergencia” a este tipo de transporte y brindó autorización total a Subterráneos de Buenos Aires (Sbase) para que avance con obras y contrataciones sin aval del Poder Legislativo.

En ese marco, el kirchnerismo propone ampliar el horario de servicio, mejorar la accesibilidad para personas con movilidad reducida, exigir el cumplimiento del plan de obras, y “la participación de los trabajadores y los usuarios en la gestión de Sbase”.

“Es indispensable garantizar las condiciones de accesibilidad para personas con movilidad reducida, mejorar la frecuencia del servicio y extender el horario de su funcionamiento (desde las 5 de la mañana hasta la 1.30 de la mañana), así como  incorporar mecanismos para la participación de quienes son, en última instancia, los que hacen del subte parte de su vida cotidiana: los trabajadores y los usuarios. Garantizarles a éstos la participación directa en la toma de decisiones del servicio es un activo indispensable para solucionar las deficiencias que existan en la red”, afirma el proyecto, que contó con la colaboración del Roberto “Beto” Pianelli, como reveló este medio.

Asimismo, desde el FPV sostienen que “el objetivo primordial es elevar la calidad del servicio del subte en tanto elemento nuclear de la movilidad de todos los vecinos que transitan por nuestra Ciudad. Para ello, creemos necesario revertir el actual modelo de gestión privado y reemplazarlo por uno de tipo estatal, siendo el GCBA ­–a través de SBASE– el responsable de la prestación del servicio”.

La bancada del FpV, que conduce Carlos Tomada, cuestionó el “deficiente servicio diario en todas sus líneas” y “la falta histórica de inversiones”.

El proyecto contempla una modificación del directorio de Sbase y propone que pase a estar integrado por nueve miembros: 5 miembros titulares por el Ejecutivo, 2 miembros titulares representados por los trabajadores, 1 miembro titular de los usuarios, 1 miembro designado por la Legislatura.

Los K exigen que se garantice “la accesibilidad de las personas con discapacidad y/o movilidad reducida en toda la red y los horarios de operación y frecuencias en la prestación del servicio acorde a las necesidades de integración intermodal de servicios jurisdiccionales e interjurisdiccionales”. Además, la iniciativa reclama que “se contemplen los horarios laborales, educativos y de esparcimiento de los usuarios, procurando alcanzar la prestación del servicio, al menos, en la franja horaria comprendida entre las 5.00 a.m. y las 1.30 a.m. del día siguiente”.

Por último, el texto presentado propone que el servicio, que pasaría a administrar y operar el Estado en exclusiva, “se financie con los ingresos provenientes del Sistema de Estacionamiento regulado y acarreo”.

El FpV quiere estatizar el subte y Larreta busca concesiones en el exterior

El kirchnerismo presentó un proyecto para estatizar el servicio que opera Metrovías. La concesión vence en diciembre. Mientras tanto, el PRO busca inversionistas en Europa.

El bloque del Frente Para la Victoria en la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires presentó un proyecto para que el Estado gestione el subterráneo de la Ciudad, mientras Horacio Rodríguez Larreta estudia volver a concesionar el servicio con la posibilidad de “abrir el juego” a empresas internacionales.

El subterráneo porteño es operado por Metrovías (Grupo Roggio) desde 1994 y a fines del 2017 vence la concesión. Además, este año también culmina la prórroga de la ley de emergencia, que declaró en “estado de emergencia” a este tipo de transporte y brindó autorización total a Subterráneos de Buenos Aires (Sbase) para que avance con obras y contrataciones sin aval del Poder Legislativo.

En ese marco, el kirchnerismo propone ampliar el horario de servicio, mejorar la accesibilidad para personas con movilidad reducida, exigir el cumplimiento del plan de obras, y “la participación de los trabajadores y los usuarios en la gestión de Sbase”.

“Es indispensable garantizar las condiciones de accesibilidad para personas con movilidad reducida, mejorar la frecuencia del servicio y extender el horario de su funcionamiento (desde las 5 de la mañana hasta la 1.30 de la mañana), así como  incorporar mecanismos para la participación de quienes son, en última instancia, los que hacen del subte parte de su vida cotidiana: los trabajadores y los usuarios. Garantizarles a éstos la participación directa en la toma de decisiones del servicio es un activo indispensable para solucionar las deficiencias que existan en la red”, afirma el proyecto, que contó con la colaboración del Roberto “Beto” Pianelli, como reveló este medio.

Asimismo, desde el FPV sostienen que “el objetivo primordial es elevar la calidad del servicio del subte en tanto elemento nuclear de la movilidad de todos los vecinos que transitan por nuestra Ciudad. Para ello, creemos necesario revertir el actual modelo de gestión privado y reemplazarlo por uno de tipo estatal, siendo el GCBA ­–a través de SBASE– el responsable de la prestación del servicio”.

La bancada del FpV, que conduce Carlos Tomada, cuestionó el “deficiente servicio diario en todas sus líneas” y “la falta histórica de inversiones”.

El proyecto contempla una modificación del directorio de Sbase y propone que pase a estar integrado por nueve miembros: 5 miembros titulares por el Ejecutivo, 2 miembros titulares representados por los trabajadores, 1 miembro titular de los usuarios, 1 miembro designado por la Legislatura.

Los K exigen que se garantice “la accesibilidad de las personas con discapacidad y/o movilidad reducida en toda la red y los horarios de operación y frecuencias en la prestación del servicio acorde a las necesidades de integración intermodal de servicios jurisdiccionales e interjurisdiccionales”. Además, la iniciativa reclama que “se contemplen los horarios laborales, educativos y de esparcimiento de los usuarios, procurando alcanzar la prestación del servicio, al menos, en la franja horaria comprendida entre las 5.00 a.m. y las 1.30 a.m. del día siguiente”.

Por último, el texto presentado propone que el servicio, que pasaría a administrar y operar el Estado en exclusiva, “se financie con los ingresos provenientes del Sistema de Estacionamiento regulado y acarreo”.