X
Es el primero que regula todas las tecnologías. “Queremos discutir la economía y la sociedad del siglo XXI y dejar atrás el debate de 2009, entre un gobierno y un grupo de medios”, dijo Ciciliani.
Redacción 19/05/2017 03:35 PM

Con la presencia masiva de especialista en la materia, el socialismo presentó en el Congreso su proyecto de Ley de Comunicaciones Convergentes, el primero en su tipo que regula todas a las tecnologías de la comunicación. “Queremos discutir la economía y la sociedad del siglo XXI y dejar atrás el debate reduccionista de 2009, entre un gobierno y un grupo de medios”, dijo la diputada y jefa del bloque Alicia Ciciliani, que encabezó la exposición.

La propuesta del socialismo,  es la primera que se realiza en la Argentina y contempla la regulación sobre los servicios de televisión abierta y de pago (cable y satélite); la radio (AM y FM); la telefonía fija y móvil, las conexiones a internet y los servicios audiovisuales conocidos como OTT (Netflix).

Entre los principales puntos, el texto establece límites a la concentración de medios, otorga registro único para brindar todos los servicios excepto audiovisual y telefonía para los cuales se necesitará licencia, estipula que el espectro se otorgará únicamente mediante licitaciones y no por asignación directa. Y además, prevé definir con mayor precisión el cuadro de atribución de bandas de espectro y la instancia de consulta pública para implementar cambios.

Los objetivos que persigue el espíritu de proyecto plantean la necesidad de garantizar el pleno ejercicio de la libertad de expresión, lograr el acceso universal de los habitantes del suelo argentino a las tecnologías de las telecomunicaciones e Internet, velar por el desarrollo de diversos tipos y escalas de medios de comunicación, desalentar las prácticas monopólicas, establecer reglas asimétricas para favorecer el desarrollo de las PyMEs del sector, contribuir al funcionamiento de medios sin fines de lucro, promover el uso eficiente e inclusivo del espectro radioeléctrico, construir una cultura de pleno pluralismo y respeto a la diversidad, alentar el principio de no discriminación en el sector de las telecomunicaciones e Internet como estrategia para que las redes sean abiertas y accesibles y definir una autoridad de aplicación libre de injerencias económicas y político-partidarias.

El anteproyecto propone para su enriquecimiento un mecanismo de aportes y consideraciones abierto a la sociedad. Para eso, quienes  quieran sumar sugerencias, comentarios y propuestas el documento, podrán hacerlo  en el sitio web del CEMUPRO

La exposición fue encabezada por la jefa del bloque, Ciciliani  y participaron del encuentro los diputados Hermes Binner, Lucila Duré y Gabriela Troiano; Federico Masso (Libres del Sur),  la senadora Magdalena Odarda (CC) y el equipo de especialistas y asesores integrado por Guillermo Goldstein, Danilo Lujambio, Guillermo Mastrini y Martín Becerra, quienes trabajaron en la redacción del mismo  buscando ampliar los alcances de la actual Ley de Medios. Entre los invitados se encontraban representantes de sindicatos, universidades, empresarios, e intelectuales, Héctor Polino, de la ONG Consumidores Libres y la periodista y escritora Beatriz Sarlo.

 

El socialismo presentó su proyecto de ley de comunicaciones convergentes

Es el primero que regula todas las tecnologías. “Queremos discutir la economía y la sociedad del siglo XXI y dejar atrás el debate de 2009, entre un gobierno y un grupo de medios”, dijo Ciciliani.

Con la presencia masiva de especialista en la materia, el socialismo presentó en el Congreso su proyecto de Ley de Comunicaciones Convergentes, el primero en su tipo que regula todas a las tecnologías de la comunicación. “Queremos discutir la economía y la sociedad del siglo XXI y dejar atrás el debate reduccionista de 2009, entre un gobierno y un grupo de medios”, dijo la diputada y jefa del bloque Alicia Ciciliani, que encabezó la exposición.

La propuesta del socialismo,  es la primera que se realiza en la Argentina y contempla la regulación sobre los servicios de televisión abierta y de pago (cable y satélite); la radio (AM y FM); la telefonía fija y móvil, las conexiones a internet y los servicios audiovisuales conocidos como OTT (Netflix).

Entre los principales puntos, el texto establece límites a la concentración de medios, otorga registro único para brindar todos los servicios excepto audiovisual y telefonía para los cuales se necesitará licencia, estipula que el espectro se otorgará únicamente mediante licitaciones y no por asignación directa. Y además, prevé definir con mayor precisión el cuadro de atribución de bandas de espectro y la instancia de consulta pública para implementar cambios.

Los objetivos que persigue el espíritu de proyecto plantean la necesidad de garantizar el pleno ejercicio de la libertad de expresión, lograr el acceso universal de los habitantes del suelo argentino a las tecnologías de las telecomunicaciones e Internet, velar por el desarrollo de diversos tipos y escalas de medios de comunicación, desalentar las prácticas monopólicas, establecer reglas asimétricas para favorecer el desarrollo de las PyMEs del sector, contribuir al funcionamiento de medios sin fines de lucro, promover el uso eficiente e inclusivo del espectro radioeléctrico, construir una cultura de pleno pluralismo y respeto a la diversidad, alentar el principio de no discriminación en el sector de las telecomunicaciones e Internet como estrategia para que las redes sean abiertas y accesibles y definir una autoridad de aplicación libre de injerencias económicas y político-partidarias.

El anteproyecto propone para su enriquecimiento un mecanismo de aportes y consideraciones abierto a la sociedad. Para eso, quienes  quieran sumar sugerencias, comentarios y propuestas el documento, podrán hacerlo  en el sitio web del CEMUPRO

La exposición fue encabezada por la jefa del bloque, Ciciliani  y participaron del encuentro los diputados Hermes Binner, Lucila Duré y Gabriela Troiano; Federico Masso (Libres del Sur),  la senadora Magdalena Odarda (CC) y el equipo de especialistas y asesores integrado por Guillermo Goldstein, Danilo Lujambio, Guillermo Mastrini y Martín Becerra, quienes trabajaron en la redacción del mismo  buscando ampliar los alcances de la actual Ley de Medios. Entre los invitados se encontraban representantes de sindicatos, universidades, empresarios, e intelectuales, Héctor Polino, de la ONG Consumidores Libres y la periodista y escritora Beatriz Sarlo.