X
Anunció cuatro cambios en el Gabinete de Zárate. Dos de los designados vienen del Concejo y fueron reemplazados por ex miembros del Ejecutivo. Sin el FpV, no logró sacar la Rendición de Cuentas.
Redacción 18/05/2017 01:36 PM

En las últimas horas, luego de la renuncia del titular de Seguridad, el intendente de Zárate, Osvaldo Cáffaro, anunció el nombramiento de nuevos secretarios en cuatro áreas. Sin suficientes hombres de confianza, el jefe comunal apeló a designar representantes de su fuerza que ocupaban bancas en el Concejo o que estaban cumpliendo otras funciones en el Ejecutivo. En el deliberativo, en tanto, juraron quienes se fueron de su equipo. En la primera sesión post asunciones, el oficialismo no logró la aprobación de la Rendición de Cuentas.

El jefe comunal de Zárate, de origen socialista, asiste a un panorama complicado en su distrito, teniendo en cuenta la soledad en la que ha tenido que construir su administración municipal tras la derrota electoral del kirchnerismo en 2015, que lo dejó sin el importante respaldo que representaba el ex ministro de Planificación Federal, Julio de Vido.

Sin más apoyo que los integrantes de su Gabinete y de los concejales que integran la fuerza vecinalista Nuevo Zárate, que en el pasado supo aliar al FpV, Cáffaro ha quedado atado a un puñado de posibilidades a la hora de definir su armado local y su equipo de trabajo.

En las últimas horas anunció cuatro designaciones en distintas Secretarías. La principal fue en  Seguridad, teniendo en cuenta que estaba acéfala tras la renuncia de Claudio Borrelli que llegó tras el portazo de Pablo Gallardo. En ese lugar se nombró a quien cumplía la función de subsecretario, Gastón Otero.

Además, Cáffaro anunció que el concejal Pablo Giménez abandonó su banca para asumir al frente de Desarrollo Económico. El mismo pase hizo Rosario Bay, para reemplazar a Eduardo Amado que fue nombrado en la Secretaría de Economía y Finanzas Públicas. Los escaños que quedaron vacíos en el HCD fueron ocupados por quienes en el pasado cumplieron función en Seguridad: Gallardo y Borrelli.

“Estos movimientos demuestran no sólo la necesidad de oxigenar un equipo que no venía funcionando, sino que Cáffaro no ha podido generar nuevos cuadros y terminan siendo siempre los mismos los que ocupan distintos cargos”, explicaron a Letra P desde Zárate para describir el armado político del oficialismo.

A la imposibilidad de poder ampliar su armado, se suma la pérdida de aliados en el Concejo Deliberante. El ejemplo más próximo y concreto se desarrolló en la sesión de este jueves, donde el oficialismo no obtuvo las manos necesarias para lograr la aprobación de la Rendición de Cuentas.

“El FpV, en este momento, le quitó apoyo”, destacaron para diferenciar el juego de ese espacio que en el pasado fue uno de sus aliados. Este jueves el balance de gastos del 2016 sólo fue acompañada por los seis concejales oficialistas (Nuevo Zárate) y los tres de Encuentro Peronista. Frente Renovador, Cambiemos y el Frente para la Victoria votaron en contra.

Posicionados junto al resto de la oposición, el peronismo está haciendo una demostración de fuerzas que, de cara a las próximas elecciones, incomoda al oficialismo y obliga a Cáffaro a cerrar su juego entre conocidos.

Sin alfiles, Cáffaro apuesta al enroque con el HCD para rearmar el equipo

Anunció cuatro cambios en el Gabinete de Zárate. Dos de los designados vienen del Concejo y fueron reemplazados por ex miembros del Ejecutivo. Sin el FpV, no logró sacar la Rendición de Cuentas.

En las últimas horas, luego de la renuncia del titular de Seguridad, el intendente de Zárate, Osvaldo Cáffaro, anunció el nombramiento de nuevos secretarios en cuatro áreas. Sin suficientes hombres de confianza, el jefe comunal apeló a designar representantes de su fuerza que ocupaban bancas en el Concejo o que estaban cumpliendo otras funciones en el Ejecutivo. En el deliberativo, en tanto, juraron quienes se fueron de su equipo. En la primera sesión post asunciones, el oficialismo no logró la aprobación de la Rendición de Cuentas.

El jefe comunal de Zárate, de origen socialista, asiste a un panorama complicado en su distrito, teniendo en cuenta la soledad en la que ha tenido que construir su administración municipal tras la derrota electoral del kirchnerismo en 2015, que lo dejó sin el importante respaldo que representaba el ex ministro de Planificación Federal, Julio de Vido.

Sin más apoyo que los integrantes de su Gabinete y de los concejales que integran la fuerza vecinalista Nuevo Zárate, que en el pasado supo aliar al FpV, Cáffaro ha quedado atado a un puñado de posibilidades a la hora de definir su armado local y su equipo de trabajo.

En las últimas horas anunció cuatro designaciones en distintas Secretarías. La principal fue en  Seguridad, teniendo en cuenta que estaba acéfala tras la renuncia de Claudio Borrelli que llegó tras el portazo de Pablo Gallardo. En ese lugar se nombró a quien cumplía la función de subsecretario, Gastón Otero.

Además, Cáffaro anunció que el concejal Pablo Giménez abandonó su banca para asumir al frente de Desarrollo Económico. El mismo pase hizo Rosario Bay, para reemplazar a Eduardo Amado que fue nombrado en la Secretaría de Economía y Finanzas Públicas. Los escaños que quedaron vacíos en el HCD fueron ocupados por quienes en el pasado cumplieron función en Seguridad: Gallardo y Borrelli.

“Estos movimientos demuestran no sólo la necesidad de oxigenar un equipo que no venía funcionando, sino que Cáffaro no ha podido generar nuevos cuadros y terminan siendo siempre los mismos los que ocupan distintos cargos”, explicaron a Letra P desde Zárate para describir el armado político del oficialismo.

A la imposibilidad de poder ampliar su armado, se suma la pérdida de aliados en el Concejo Deliberante. El ejemplo más próximo y concreto se desarrolló en la sesión de este jueves, donde el oficialismo no obtuvo las manos necesarias para lograr la aprobación de la Rendición de Cuentas.

“El FpV, en este momento, le quitó apoyo”, destacaron para diferenciar el juego de ese espacio que en el pasado fue uno de sus aliados. Este jueves el balance de gastos del 2016 sólo fue acompañada por los seis concejales oficialistas (Nuevo Zárate) y los tres de Encuentro Peronista. Frente Renovador, Cambiemos y el Frente para la Victoria votaron en contra.

Posicionados junto al resto de la oposición, el peronismo está haciendo una demostración de fuerzas que, de cara a las próximas elecciones, incomoda al oficialismo y obliga a Cáffaro a cerrar su juego entre conocidos.