X

Reapareció la CGT con una interna que arde y hay dudas sobre el futuro

Héctor Daer y Facundo Moyano sacudieron la reunión del Consejo Directivo con recriminaciones cruzadas. También hubo reproches a los medios. Habrá un acto en Obras por el Día del Trabajador.
Redacción 21/04/2017 09:50 AM

La reaparición de la CGT tras el paro del 6 de abril dejó al desnudo una interna que está más viva que nunca, y que arroja dudas sobre el futuro de la central obrera. Fue lo que se vivió este jueves en la reunión del Consejo Directivo, donde el triunviro Héctor Daer y el secretario general del Sindicato de Peajes, Facundo Moyano, se sacaron chispas.

La discusión en la sede de la calle Azopardo 802 subió el tono cuando Moyano pidió disculpas por sus críticas hacia el modelo sindical de reelecciones indefinidas y al formato del triunvirato –el diputado promovía un liderazgo único y proponía al jefe de La Bancaria, Sergio Palazzo-. Acto seguido, llegaron las recriminaciones por las dudas de la CGT en convocar al paro.

El planteo despertó una fuerte reacción de Daer, quien le reprochó a su par massista su perfil “farandulero” por sus exposiciones mediáticas con las conductoras Susana Giménez y Mirtha Legrand, entre otras duras acusaciones.

Ante esto, el jefe de La Fraternidad, Omar Maturano, resaltó el rol de los gremios de transporte en los paros y expuso la división que existe entre los sindicatos del sector -donde juega fuerte el camionero Pablo Moyano- y el resto de la central, de la que podrían terminar desprendiéndose. El líder de los maquinistas de trenes fue uno de los primeros en retirarse de la reunión.

Por si fuera poco, en el encuentro hubo reproches a los medios de comunicación por el tratamiento dado al paro del 6 de abril, según informó al término de la cumbre el secretario de Comunicación de la CGT, Jorge Sola.

“En la mayoría de los medios, se maneja más el 1A que el 6”, se quejó, en referencia a la concentración que se realizó en apoyo al Gobierno, y añadió que “fue mucho más fuerte el parate del país que la movilización en Plaza de Mayo de un sector de la Ciudad de Buenos Aires”.

ACTO Y “NO” A LA TRANSPARENCIA. En medio del fuego cruzado, la CGT convocó a un acto en el estadio Obras Argentinas el próximo 1° de mayo por el Día del Trabajador, donde esperan reunir entre 5.000 y 6.000 personas. Allí se van a “ratificar y refrendar los motivos del paro”, explicó Sola a la prensa.

En otro orden, la central obrera rechazó las “intromisiones” del Ministerio de Trabajo, que sugirió transparentar las elecciones sindicales con distintas medidas. Consideró que la cartera que conduce Jorge Triaca se tomó un “exceso de atribuciones” al sugerir a los gremios que implementen reformas como el voto electrónico, límites de mandatos y cupo femenino.

Con información de DyN

 

 

 

 

Reapareció la CGT con una interna que arde y hay dudas sobre el futuro

Héctor Daer y Facundo Moyano sacudieron la reunión del Consejo Directivo con recriminaciones cruzadas. También hubo reproches a los medios. Habrá un acto en Obras por el Día del Trabajador.

La reaparición de la CGT tras el paro del 6 de abril dejó al desnudo una interna que está más viva que nunca, y que arroja dudas sobre el futuro de la central obrera. Fue lo que se vivió este jueves en la reunión del Consejo Directivo, donde el triunviro Héctor Daer y el secretario general del Sindicato de Peajes, Facundo Moyano, se sacaron chispas.

La discusión en la sede de la calle Azopardo 802 subió el tono cuando Moyano pidió disculpas por sus críticas hacia el modelo sindical de reelecciones indefinidas y al formato del triunvirato –el diputado promovía un liderazgo único y proponía al jefe de La Bancaria, Sergio Palazzo-. Acto seguido, llegaron las recriminaciones por las dudas de la CGT en convocar al paro.

El planteo despertó una fuerte reacción de Daer, quien le reprochó a su par massista su perfil “farandulero” por sus exposiciones mediáticas con las conductoras Susana Giménez y Mirtha Legrand, entre otras duras acusaciones.

Ante esto, el jefe de La Fraternidad, Omar Maturano, resaltó el rol de los gremios de transporte en los paros y expuso la división que existe entre los sindicatos del sector -donde juega fuerte el camionero Pablo Moyano- y el resto de la central, de la que podrían terminar desprendiéndose. El líder de los maquinistas de trenes fue uno de los primeros en retirarse de la reunión.

Por si fuera poco, en el encuentro hubo reproches a los medios de comunicación por el tratamiento dado al paro del 6 de abril, según informó al término de la cumbre el secretario de Comunicación de la CGT, Jorge Sola.

“En la mayoría de los medios, se maneja más el 1A que el 6”, se quejó, en referencia a la concentración que se realizó en apoyo al Gobierno, y añadió que “fue mucho más fuerte el parate del país que la movilización en Plaza de Mayo de un sector de la Ciudad de Buenos Aires”.

ACTO Y “NO” A LA TRANSPARENCIA. En medio del fuego cruzado, la CGT convocó a un acto en el estadio Obras Argentinas el próximo 1° de mayo por el Día del Trabajador, donde esperan reunir entre 5.000 y 6.000 personas. Allí se van a “ratificar y refrendar los motivos del paro”, explicó Sola a la prensa.

En otro orden, la central obrera rechazó las “intromisiones” del Ministerio de Trabajo, que sugirió transparentar las elecciones sindicales con distintas medidas. Consideró que la cartera que conduce Jorge Triaca se tomó un “exceso de atribuciones” al sugerir a los gremios que implementen reformas como el voto electrónico, límites de mandatos y cupo femenino.

Con información de DyN