X
Se acordó lista única y el nuevo presidente de la Cámara será un lomense ex dirigente de FEBA. Tras 19 años en el cargo Cornide salió enfrentado con el Gobierno. El próximo objetivo: Cavalieri.
Por 21/04/2017 03:14 PM

La política y los gobiernos siguen teniendo injerencia en la conformación de dirigencias empresarias y sindicales. Tras 19 años en su cargo y por un fuerte enfrentamiento que hasta él mismo expuso, Osvaldo Cornide dejó la presidencia de la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME). Tras una Asamblea General Ordinaria con más de 400 dirigentes de todo el país de la industria, comercio, servicios, economías regionales y turismo; se alcanzó consensuar una lista única, encabezada por el actual Secretario de Hacienda y próximo Presidente, Fabián Tarrío; quedando Cornide como Presidente Honorario.

La disputa de Cornide con Nación fue subterránea por el lado de los funcionarios, pero fuentes de la central empresaria confiaron a Letra P que las diferencias eran fuertes y tenían que ver con la decisión oficial de plantear esquemas de renovación dirigencial en diferentes frentes. Incluso, y vinculado a esta actividad, ya se habla de que el próximo en la mira es el titular del sindicato de Comercio, el histórico Armando Cavalieri.

Cabe destacar que en el marco de la relación de CAME con Cambiemos, el único que sostenía a Cornide era el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. El Presidente de la Nación, Mauricio Macri, dejó de considerar a Cornide por varias acciones y críticas que vertió en el marco de la recesión y el cierre de empresas y comercios. Pero sobre todo por un hecho puntual: las fotos que se tomó junto a la cúpula de la CGT en pleno enfrentamiento Gobierno vs. Gremios.

Mientras en la CAME preparan a Tarrío para empezar la semana próxima a salir a darse a conocer y a interactuar con el Gobierno, en la central empresaria cuentan que el hombre en cuestión es un empresario de Lomas de Zamora, que fue vicepresidente de la Federación de Empresarios Bonaerenses (FEBA), con buen poder de conquista en la dirigencia pyme del interior del país. Su objetivo central en la gestión tiene muchos puntos en común con el deseo del Gobierno de generar alternancia en las conducciones. La primera tarea de Tarrío será reformar los estatutos de la entidad para que los presidentes duren 2 años y sólo puedan tener una reelección.

El presidente electo dirige además la Federación de Centros Comerciales a Cielo Abierto, Cascos Urbanos y Centros Históricos (FCCA). La lista de unidad fue creada ante la imposibilidad de Cornide de ganar una elección, algo que el propio dirigente les reconocía a sus propios.

 

Con Cornide fuera de CAME, avanza plan oficial para renovar entidades y gremios

Se acordó lista única y el nuevo presidente de la Cámara será un lomense ex dirigente de FEBA. Tras 19 años en el cargo Cornide salió enfrentado con el Gobierno. El próximo objetivo: Cavalieri.

La política y los gobiernos siguen teniendo injerencia en la conformación de dirigencias empresarias y sindicales. Tras 19 años en su cargo y por un fuerte enfrentamiento que hasta él mismo expuso, Osvaldo Cornide dejó la presidencia de la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME). Tras una Asamblea General Ordinaria con más de 400 dirigentes de todo el país de la industria, comercio, servicios, economías regionales y turismo; se alcanzó consensuar una lista única, encabezada por el actual Secretario de Hacienda y próximo Presidente, Fabián Tarrío; quedando Cornide como Presidente Honorario.

La disputa de Cornide con Nación fue subterránea por el lado de los funcionarios, pero fuentes de la central empresaria confiaron a Letra P que las diferencias eran fuertes y tenían que ver con la decisión oficial de plantear esquemas de renovación dirigencial en diferentes frentes. Incluso, y vinculado a esta actividad, ya se habla de que el próximo en la mira es el titular del sindicato de Comercio, el histórico Armando Cavalieri.

Cabe destacar que en el marco de la relación de CAME con Cambiemos, el único que sostenía a Cornide era el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. El Presidente de la Nación, Mauricio Macri, dejó de considerar a Cornide por varias acciones y críticas que vertió en el marco de la recesión y el cierre de empresas y comercios. Pero sobre todo por un hecho puntual: las fotos que se tomó junto a la cúpula de la CGT en pleno enfrentamiento Gobierno vs. Gremios.

Mientras en la CAME preparan a Tarrío para empezar la semana próxima a salir a darse a conocer y a interactuar con el Gobierno, en la central empresaria cuentan que el hombre en cuestión es un empresario de Lomas de Zamora, que fue vicepresidente de la Federación de Empresarios Bonaerenses (FEBA), con buen poder de conquista en la dirigencia pyme del interior del país. Su objetivo central en la gestión tiene muchos puntos en común con el deseo del Gobierno de generar alternancia en las conducciones. La primera tarea de Tarrío será reformar los estatutos de la entidad para que los presidentes duren 2 años y sólo puedan tener una reelección.

El presidente electo dirige además la Federación de Centros Comerciales a Cielo Abierto, Cascos Urbanos y Centros Históricos (FCCA). La lista de unidad fue creada ante la imposibilidad de Cornide de ganar una elección, algo que el propio dirigente les reconocía a sus propios.