X
Ante la heterogénea tropa peronista platense, Espinoza se ungió mediador y pidió unidad. Un sector del randazzismo apuntó contra el matancero por no “garantizar la participación de todos”.
Por 20/04/2017 08:47 PM

Atento a la diversidad de sectores que en La Plata coinciden en el peronismo, el presidente del partido justicialista bonaerense, Fernando Espinoza, adoptó el rol de árbitro y convocó a todas las partes al primer encuentro post derrota electoral. En su discurso abogó por la unidad y los comprometió a una nueva reunión para la semana que viene. Ausente, el randazzismo aseguró que el matancero “pone palos en la ruedas” al “tomar partido por sectores afines a sus intereses”.

Varios de los que dieron el presente coinciden en que la reunión, desarrollada en la sede nacional del Partido Justicialista, fue positiva. El dato destacado no sólo fue que se trató del primer encuentro luego que Bruera fuera derrotado en las urnas por el macrista Julio Garro, sino que juntó alrededor de una misma mesa a distintas patas del peronismo platense.

“Éramos más de veinte”, sintetizó a este portal uno de los presentes. Es que la convocatoria de Fernando Espinoza juntó a los ex intendentes Julio Alak y Pablo Bruera -que llegó con su hermano Gabriel-; también a los diputados Gustavo Di Marzio y Valeria Amendolara, y los dirigentes Gonzalo Atanasof, Federico Martelli, Carlos Castagneto, Marcelo Leyría, Germán Beltramo, Victoria Tolosa Paz, Martín Alaniz, Alejandro Castellanos, Luis Lugones, y Emilio López Muntaner. Del cónclave también participó, entre otros, el ex Jefe de Gabinete bonaerense, Alberto Pérez.  

Según pudo reconstruir Letra P hubo varios oradores. Bruera recogió el guante de Espinoza cuando éste apuntó a la necesidad de coincidir en una lista de unidad. El ex intendente se sumó a la proclama del matancero y agregó que “las puertas del partido” estaban “abiertas” para todos los sectores. Cuando el platense habló ya se habían retirado Amendolara y Di Marzio, argumentando problemas de agenda.

La unidad también recibió el visto bueno de Tolosa Paz y Leyría, quienes apuntaron a “elegir los mejores candidatos”, bajándole el pulgar- sin mencionarlos- a los apellidos más conocidos por el electorado platense. Alak y Alaniz, que ponen sus fichas en Florencia Saintout- ausente del encuentro- eligieron el silencio y solo se escuchó al ex ministro de Justicia cuando confirmó su asistencia al próximo encuentro que se programó para el jueves 27 de abril en la sede platense del PJ.

A la ausencia de la decana de la Facultad de Periodismo se le sumó la de los referentes del Ateneo Eva Perón, el randazzismo histórico de la ciudad de La Plata. “Fue llamativo que estuviera Atanasof que, sin ser del Ateneo, es muy cercano a ellos porque participa de un frente común”, indicó a este portal un dirigente que también trabaja para que el ministro Florencio Randazzo sea candidato en las próximas elecciones.

“Casi al final Espinoza dijo que su opinión es que va a haber una sola lista de candidatos a senadores nacionales y una sola lista a candidatos a diputados nacionales”, apuntó a este portal uno de los asistentes, reforzando la recomendación expresada minutos antes por el presidente del PJ bonaerense a la dirigencia platense.

La postura del matancero fue rechazada por el ex diputado randazzista Carlos Cottini, ex consejero del partido y miembro del Ateneo. “Me extraña la actitud de Fernando Espinoza quien ha organizado una reunión de dirigentes políticos de la ciudad de La Plata, con el solo objetivo de la conformación de una lista parcializada, tomando partido por los sectores afines a sus intereses”, señaló a Letra P.

Las expresiones del ex legislador están en línea con la ausencia de su sector al cónclave, desde donde analizan que ese llamado a unidad tiene como objetivo encolumnar a toda la dirigencia detrás de una eventual candidatura de Cristina Fernández de Kirchner, distanciada de Randazzo luego de desestimar su intención de medirse en las internas presidenciales con el ex gobernador bonaerense Daniel Scioli.

En este sentido, Cottini consideró que “como presidente de todos los Justicialistas de la Provincia, su principal función es garantizar la participación de todos en las próximas PASO, y no poner palos en la rueda a quienes se sienten identificados con otras candidaturas. Es evidente que no está a la altura de las circunstancias”, lanzó el ex diputado provincial, desestimando no sólo el rol de árbitro adoptado por Espinoza, sino la posibilidad que ese sector acompañe un mandato que inste a encolumnarse detrás de una única lista.

El caso de la Plata se podría tomar como un caso testigo sobre la postura que adoptarán los referenciados con Randazzo, quienes trabajarán para que se disputen internas en toda la provincia.

Los de Randazzo se le plantan a Espinoza en La Plata

Ante la heterogénea tropa peronista platense, Espinoza se ungió mediador y pidió unidad. Un sector del randazzismo apuntó contra el matancero por no “garantizar la participación de todos”.  

Atento a la diversidad de sectores que en La Plata coinciden en el peronismo, el presidente del partido justicialista bonaerense, Fernando Espinoza, adoptó el rol de árbitro y convocó a todas las partes al primer encuentro post derrota electoral. En su discurso abogó por la unidad y los comprometió a una nueva reunión para la semana que viene. Ausente, el randazzismo aseguró que el matancero “pone palos en la ruedas” al “tomar partido por sectores afines a sus intereses”.

Varios de los que dieron el presente coinciden en que la reunión, desarrollada en la sede nacional del Partido Justicialista, fue positiva. El dato destacado no sólo fue que se trató del primer encuentro luego que Bruera fuera derrotado en las urnas por el macrista Julio Garro, sino que juntó alrededor de una misma mesa a distintas patas del peronismo platense.

“Éramos más de veinte”, sintetizó a este portal uno de los presentes. Es que la convocatoria de Fernando Espinoza juntó a los ex intendentes Julio Alak y Pablo Bruera -que llegó con su hermano Gabriel-; también a los diputados Gustavo Di Marzio y Valeria Amendolara, y los dirigentes Gonzalo Atanasof, Federico Martelli, Carlos Castagneto, Marcelo Leyría, Germán Beltramo, Victoria Tolosa Paz, Martín Alaniz, Alejandro Castellanos, Luis Lugones, y Emilio López Muntaner. Del cónclave también participó, entre otros, el ex Jefe de Gabinete bonaerense, Alberto Pérez.  

Según pudo reconstruir Letra P hubo varios oradores. Bruera recogió el guante de Espinoza cuando éste apuntó a la necesidad de coincidir en una lista de unidad. El ex intendente se sumó a la proclama del matancero y agregó que “las puertas del partido” estaban “abiertas” para todos los sectores. Cuando el platense habló ya se habían retirado Amendolara y Di Marzio, argumentando problemas de agenda.

La unidad también recibió el visto bueno de Tolosa Paz y Leyría, quienes apuntaron a “elegir los mejores candidatos”, bajándole el pulgar- sin mencionarlos- a los apellidos más conocidos por el electorado platense. Alak y Alaniz, que ponen sus fichas en Florencia Saintout- ausente del encuentro- eligieron el silencio y solo se escuchó al ex ministro de Justicia cuando confirmó su asistencia al próximo encuentro que se programó para el jueves 27 de abril en la sede platense del PJ.

A la ausencia de la decana de la Facultad de Periodismo se le sumó la de los referentes del Ateneo Eva Perón, el randazzismo histórico de la ciudad de La Plata. “Fue llamativo que estuviera Atanasof que, sin ser del Ateneo, es muy cercano a ellos porque participa de un frente común”, indicó a este portal un dirigente que también trabaja para que el ministro Florencio Randazzo sea candidato en las próximas elecciones.

“Casi al final Espinoza dijo que su opinión es que va a haber una sola lista de candidatos a senadores nacionales y una sola lista a candidatos a diputados nacionales”, apuntó a este portal uno de los asistentes, reforzando la recomendación expresada minutos antes por el presidente del PJ bonaerense a la dirigencia platense.

La postura del matancero fue rechazada por el ex diputado randazzista Carlos Cottini, ex consejero del partido y miembro del Ateneo. “Me extraña la actitud de Fernando Espinoza quien ha organizado una reunión de dirigentes políticos de la ciudad de La Plata, con el solo objetivo de la conformación de una lista parcializada, tomando partido por los sectores afines a sus intereses”, señaló a Letra P.

Las expresiones del ex legislador están en línea con la ausencia de su sector al cónclave, desde donde analizan que ese llamado a unidad tiene como objetivo encolumnar a toda la dirigencia detrás de una eventual candidatura de Cristina Fernández de Kirchner, distanciada de Randazzo luego de desestimar su intención de medirse en las internas presidenciales con el ex gobernador bonaerense Daniel Scioli.

En este sentido, Cottini consideró que “como presidente de todos los Justicialistas de la Provincia, su principal función es garantizar la participación de todos en las próximas PASO, y no poner palos en la rueda a quienes se sienten identificados con otras candidaturas. Es evidente que no está a la altura de las circunstancias”, lanzó el ex diputado provincial, desestimando no sólo el rol de árbitro adoptado por Espinoza, sino la posibilidad que ese sector acompañe un mandato que inste a encolumnarse detrás de una única lista.

El caso de la Plata se podría tomar como un caso testigo sobre la postura que adoptarán los referenciados con Randazzo, quienes trabajarán para que se disputen internas en toda la provincia.