X
En agosto irían a interna, pero quieren llegar juntos a octubre. Ferraresi, Mussi y Pereyra, los encargados de reorganizar la tropa en la Tercera. “El Barba”, La Cámpora y el sciolismo, presentes.
Por 19/04/2017 12:48 PM

El partido justicialista bonaerense ya trabaja en recuperar los territorios perdidos. Mientras esperan que los referentes nacionales definan el juego, los intendentes peronistas reorganizan la tropa en los pagos chicos donde gobierna Cambiemos. En ese marco, los distintos sectores que en Quilmes comulgan bajo el paraguas justicialista se reunirán el próximo viernes en Berazategui.

La mirada ya no está puesta en octubre. “Si juega Cristina y Randazzo habrá internas”, anticipan desde el espacio, por lo que el objetivo es buscar que tras las PASO todos se encolumnen detrás de un mismo objetivo: derrotar a Cambiemos.

En esta tarea tienen un rol importante los intendentes del Frente para la Victoria que en 2015 triundaron en las urnas. Divididos por secciones, los jefes comunales se encargarán de convocar a los distintos sectores peronistas de un mismo distrito para que “todos estén adentro”.

En la Tercera la posta la tomaron Patricio Mussi de Berazategui, Jorge Ferraresi de Avellaneda y Julio Pereyra de Florencio Varela, quienes este viernes pondrán en juego la estrategia de tratar de contener a todos los sectores que enarbolan la bandera peronista en Quilmes y que tienen un mismo contrincante: el intendente macrista Martiniano Molina.

“El objetivo es comenzar a intercambiar ideas e información sobre la actualidad, organizarnos y trabajar de cara a las elecciones”, precisaron a Letra P desde Quilmes y agregaron que “más allá de lo que pase en agosto, hay que trabajar para llegar juntos a octubre y poder derrotar a Cambiemos”.

Del encuentro, que se desarrollará el próximo viernes por la mañana en Berazategui, está previsto que participe el sector que lidera el ex intendente Francisco “Barba” Gutiérrez, la diputada nacional de La Cámpora Mayra Mendoza, el funcionario de Moreno Roberto Gaudio por el Peronismo Generacional, el ex senador sciolista Alberto De Fazio, el ex rector de la UNQ Mario Lozano y el espacio Juntos por Quilmes que lidera el ex candidato a intendente Daniel Gurzi. El sector que aún no anticipó su presencia es el que responde al ex candidato a gobernador Aníbal Fernández. También podrían acercarse referentes de agrupaciones kirchneristas.

De cara a las primarias, en Quilmes ya vaticinan que habrá interna entre los peronistas. El sector que responde a Gutiérrez y su esposa, la diputada provincial Evangelina Ramírez, acompañaría la eventual candidatura del ex ministro Florencio Randazzo. El resto de los sectores se encolumnaría detrás de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, aunque habrá que ver cómo se ordenan para que puedan jugar todos.

La antesala de ese escenario se comenzará a configurar el viernes en Berazategui. Las definiciones dependerán de los que finalmente asistan y de los puntos que participen de la agenda de debate.

Martiniano y las urnas reúnen en una mesa al arco peronista quilmeño    

En agosto irían a interna, pero quieren llegar juntos a octubre. Ferraresi, Mussi y Pereyra, los encargados de reorganizar la tropa en la Tercera. “El Barba”, La Cámpora y el sciolismo, presentes.  

El partido justicialista bonaerense ya trabaja en recuperar los territorios perdidos. Mientras esperan que los referentes nacionales definan el juego, los intendentes peronistas reorganizan la tropa en los pagos chicos donde gobierna Cambiemos. En ese marco, los distintos sectores que en Quilmes comulgan bajo el paraguas justicialista se reunirán el próximo viernes en Berazategui.

La mirada ya no está puesta en octubre. “Si juega Cristina y Randazzo habrá internas”, anticipan desde el espacio, por lo que el objetivo es buscar que tras las PASO todos se encolumnen detrás de un mismo objetivo: derrotar a Cambiemos.

En esta tarea tienen un rol importante los intendentes del Frente para la Victoria que en 2015 triundaron en las urnas. Divididos por secciones, los jefes comunales se encargarán de convocar a los distintos sectores peronistas de un mismo distrito para que “todos estén adentro”.

En la Tercera la posta la tomaron Patricio Mussi de Berazategui, Jorge Ferraresi de Avellaneda y Julio Pereyra de Florencio Varela, quienes este viernes pondrán en juego la estrategia de tratar de contener a todos los sectores que enarbolan la bandera peronista en Quilmes y que tienen un mismo contrincante: el intendente macrista Martiniano Molina.

“El objetivo es comenzar a intercambiar ideas e información sobre la actualidad, organizarnos y trabajar de cara a las elecciones”, precisaron a Letra P desde Quilmes y agregaron que “más allá de lo que pase en agosto, hay que trabajar para llegar juntos a octubre y poder derrotar a Cambiemos”.

Del encuentro, que se desarrollará el próximo viernes por la mañana en Berazategui, está previsto que participe el sector que lidera el ex intendente Francisco “Barba” Gutiérrez, la diputada nacional de La Cámpora Mayra Mendoza, el funcionario de Moreno Roberto Gaudio por el Peronismo Generacional, el ex senador sciolista Alberto De Fazio, el ex rector de la UNQ Mario Lozano y el espacio Juntos por Quilmes que lidera el ex candidato a intendente Daniel Gurzi. El sector que aún no anticipó su presencia es el que responde al ex candidato a gobernador Aníbal Fernández. También podrían acercarse referentes de agrupaciones kirchneristas.

De cara a las primarias, en Quilmes ya vaticinan que habrá interna entre los peronistas. El sector que responde a Gutiérrez y su esposa, la diputada provincial Evangelina Ramírez, acompañaría la eventual candidatura del ex ministro Florencio Randazzo. El resto de los sectores se encolumnaría detrás de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, aunque habrá que ver cómo se ordenan para que puedan jugar todos.

La antesala de ese escenario se comenzará a configurar el viernes en Berazategui. Las definiciones dependerán de los que finalmente asistan y de los puntos que participen de la agenda de debate.