X
Argumentó que eran “cargos políticos” y discutió con senadores. Fue en presencia de 12 de los 21 trabajadores dados de baja. Un legislador los mandó a “hablar a la plaza”.
Redacción 19/04/2017 12:40 PM

El titular del Sistema de Medios y Contenidos Públicos, Hernán Lombardi, tuvo un paso polémico este miércoles por el Senado, donde defendió los despidos efectuados en Radio Nacional, discutió fuerte con legisladores y contradijo la versión de los propios trabajadores, que denuncian “persecución ideológica” y acusan al Gobierno de confeccionar “listas negras”.

Lombardi fue convocado a dar explicaciones por los 21 despidos ante la Comisión de Sistemas, Medios de Comunicación y Libertad de Expresión de la Cámara alta, que preside la jujeña Liliana Fellner (FpV), a quien acusó de tener una actitud “bochornosa” y “demagoga” por su respaldo a los trabajadores dados de baja.

El funcionario repitió una y otra vez, desde el Salón de las Provincias, el argumento troncal de los despidos: sostuvo que “eran cargos de la política” alcanzados a partir de “concursos amañados” e “irregulares”; enarboló la teoría de “terminar con las capas geológicas” en el Estado y denunció que el sistema de Radio y Televisión Argentina (RTA) venía con “un evidente sesgo ideológico”.

“Desde el primer día hubo una intención de las autoridades salientes de atornillarse en sus puestos”, advirtió Lombardi, y explicó que la gestión de Mauricio Macri tuvo la “compleja tarea” de combatir la “partidización excesiva de los medios públicos”, lo que definió como una “678zación”.

Sostuvo que este fenómeno consistía en “un sostenido castigo que se hacía al que pensaba diferente” y “vulneraba la credibilidad de los medios públicos”, y comentó que Ana Gerschenson, la directora de Radio Nacional designada por Cambiemos, “fue rodeada y agredida por ex conductores vinculados al programa ‘678’ cuando cambió la programación”.

En ese contexto, el titular del Sistema de Medios alertó que quienes ocuparon cargos en la gestión anterior pretendían “perpetrarse en cargos jerárquicos”, lo que consideró “la peor de las prácticas”, y en cambio apuntó que “todos los directores” que asumieron con la gestión de Macri se comprometieron a renunciar cuando ésta termine.

Doce de los 21 trabajadores despedidos asistieron a la reunión para escuchar a Lombardi, pero se encontraron con una respuesta insólita: mientras que el radical formoseño Luis Naidenoff se negaba a darles la palabra para no convertir el encuentro “en una interpelación”, el ex gobernador salteño Juan Carlos Romero directamente los mandó “a hablar a la plaza”.

En ese clima de tensión, Lombardi se cruzó con Feller y con el chubutense Alfredo Luenzo, e insistió en que los despedidos no eran periodistas sino directores de las emisoras provinciales de Radio Nacional durante el anterior gobierno que ocupaban “cargos políticos”. “¡No podemos terminar esta reunión pensando que fue por un tema ideológico!”, se quejaba Fellner, a su lado. El funcionario no se movió de su postura. Tomó sus papeles y se retiró del salón.

En un comunicado, los 21 trabajadores despedidos de Radio Nacional subrayaron que “la mayoría” fueron “designados directores tras tras participar de concursos públicos de oposición y antecedentes”, y que luego fueron apartados de esos cargos con la gestión de Cambiemos.

“Es evidente que estamos ante una situación de persecución ideológica instrumentada incluso con el nefasto simbolismo de listas negras, que retrotrae a épocas que creíamos superadas en nuestro país”, mientras Lombardi “habla de pluralidad de voces y respeto por el derecho a la libre expresión en los medios públicos”, denunciaron.

El texto fue firmado por Pablo Ferrero (La Pampa), Elena Corvalán (Salta), Jorge Ramírez (Rosario), Ernesto Espeche (Mendoza), María Eugenia Cisneros (Córdoba), Ariel Loreto (Ushuaia), Omar Turconi (Bahía Blanca), Ramiro Rearte (Tucumán), Federico Sánchez (Zapala), Lorenzo Hernández (Río Turbio), Itumelia Torres (Iguazú), Carlos Méndez Bogado (Las Lomitas), Verónica Sesin (Santiago del Estero), Sebastián Abraham (San Salvador de Jujuy), Martín Illanez (La Rioja), Wences Rubio (San Luis), Carlos Echeverría (Bariloche), Matías Ciampini (Neuquén), Pablo Zamorano (Ing. Jacobacci), Horacio Ghittoni (Paso de los Libres) y Claudia Rus (Mendoza LV8).

En una reunión caliente, Lombardi defendió los despidos en Radio Nacional

Argumentó que eran “cargos políticos” y discutió con senadores. Fue en presencia de 12 de los 21 trabajadores dados de baja. Un legislador los mandó a “hablar a la plaza”.

El titular del Sistema de Medios y Contenidos Públicos, Hernán Lombardi, tuvo un paso polémico este miércoles por el Senado, donde defendió los despidos efectuados en Radio Nacional, discutió fuerte con legisladores y contradijo la versión de los propios trabajadores, que denuncian “persecución ideológica” y acusan al Gobierno de confeccionar “listas negras”.

Lombardi fue convocado a dar explicaciones por los 21 despidos ante la Comisión de Sistemas, Medios de Comunicación y Libertad de Expresión de la Cámara alta, que preside la jujeña Liliana Fellner (FpV), a quien acusó de tener una actitud “bochornosa” y “demagoga” por su respaldo a los trabajadores dados de baja.

El funcionario repitió una y otra vez, desde el Salón de las Provincias, el argumento troncal de los despidos: sostuvo que “eran cargos de la política” alcanzados a partir de “concursos amañados” e “irregulares”; enarboló la teoría de “terminar con las capas geológicas” en el Estado y denunció que el sistema de Radio y Televisión Argentina (RTA) venía con “un evidente sesgo ideológico”.

“Desde el primer día hubo una intención de las autoridades salientes de atornillarse en sus puestos”, advirtió Lombardi, y explicó que la gestión de Mauricio Macri tuvo la “compleja tarea” de combatir la “partidización excesiva de los medios públicos”, lo que definió como una “678zación”.

Sostuvo que este fenómeno consistía en “un sostenido castigo que se hacía al que pensaba diferente” y “vulneraba la credibilidad de los medios públicos”, y comentó que Ana Gerschenson, la directora de Radio Nacional designada por Cambiemos, “fue rodeada y agredida por ex conductores vinculados al programa ‘678’ cuando cambió la programación”.

En ese contexto, el titular del Sistema de Medios alertó que quienes ocuparon cargos en la gestión anterior pretendían “perpetrarse en cargos jerárquicos”, lo que consideró “la peor de las prácticas”, y en cambio apuntó que “todos los directores” que asumieron con la gestión de Macri se comprometieron a renunciar cuando ésta termine.

Doce de los 21 trabajadores despedidos asistieron a la reunión para escuchar a Lombardi, pero se encontraron con una respuesta insólita: mientras que el radical formoseño Luis Naidenoff se negaba a darles la palabra para no convertir el encuentro “en una interpelación”, el ex gobernador salteño Juan Carlos Romero directamente los mandó “a hablar a la plaza”.

En ese clima de tensión, Lombardi se cruzó con Feller y con el chubutense Alfredo Luenzo, e insistió en que los despedidos no eran periodistas sino directores de las emisoras provinciales de Radio Nacional durante el anterior gobierno que ocupaban “cargos políticos”. “¡No podemos terminar esta reunión pensando que fue por un tema ideológico!”, se quejaba Fellner, a su lado. El funcionario no se movió de su postura. Tomó sus papeles y se retiró del salón.

En un comunicado, los 21 trabajadores despedidos de Radio Nacional subrayaron que “la mayoría” fueron “designados directores tras tras participar de concursos públicos de oposición y antecedentes”, y que luego fueron apartados de esos cargos con la gestión de Cambiemos.

“Es evidente que estamos ante una situación de persecución ideológica instrumentada incluso con el nefasto simbolismo de listas negras, que retrotrae a épocas que creíamos superadas en nuestro país”, mientras Lombardi “habla de pluralidad de voces y respeto por el derecho a la libre expresión en los medios públicos”, denunciaron.

El texto fue firmado por Pablo Ferrero (La Pampa), Elena Corvalán (Salta), Jorge Ramírez (Rosario), Ernesto Espeche (Mendoza), María Eugenia Cisneros (Córdoba), Ariel Loreto (Ushuaia), Omar Turconi (Bahía Blanca), Ramiro Rearte (Tucumán), Federico Sánchez (Zapala), Lorenzo Hernández (Río Turbio), Itumelia Torres (Iguazú), Carlos Méndez Bogado (Las Lomitas), Verónica Sesin (Santiago del Estero), Sebastián Abraham (San Salvador de Jujuy), Martín Illanez (La Rioja), Wences Rubio (San Luis), Carlos Echeverría (Bariloche), Matías Ciampini (Neuquén), Pablo Zamorano (Ing. Jacobacci), Horacio Ghittoni (Paso de los Libres) y Claudia Rus (Mendoza LV8).