X
El economista liberal criticó el déficit fiscal y el endeudamiento, además de la política anti inflacionaria. Espert, otro de los ultras, cuestionó la intromisión de Quintana y Lopetegui.
Por 18/04/2017 03:36 PM

En el marco de las complejidades que atraviesa el Gobierno Nacional en materia económica y una política aplicada con pocos rasgos claros, el Ejecutivo y el Ministerio de Hacienda empezaron a quedar en el medio de críticas no sólo de sectores de centro izquierda, sino también de aquellos vinculados a un pensamiento más conservador. "El enfermo está grave. Acá no hay plan A ni plan B, esto es insostenible en el largo plazo. No se puede tener creciente déficit fiscal, financiado mangueando ahorro externo y al mismo tiempo una tasa de inflación declinante. Es inestable", disparó el economista liberal Miguel Ángel Broda. En declaraciones a radio Mitre, el especialista agregó que no hay una idea para "sacar al país de la decadencia", y especificó que "las condiciones sobre las cuales está asentada la economía argentina, de bajo crecimiento, alta inflación y año electoral son una "combinación difícil para hacer una política económica buena".

"Se ha elegido un camino de una política monetaria, de metas de inflación, para reducir la inflación, una política fiscal extraordinariamente expansiva financiada con ahorro externo, y esta combinación genera problemas en el corto y el largo plazo", detalló y agregó que "en el corto plazo vamos a tener una reactivación menor a la de otros ciclos". "Cuando uno prende el aire acondicionado (la política monetaria) y la calefacción (política fiscal) al mismo tiempo, el resultado es una temperatura que no es la que ni usted ni su mujer quieren".

Por último, aseguró que “el nivel de gasto público y su correspondiente aumento no es compatible con la tasa de inflación estimada por el Banco Central, que como consecuencia aumenta la tasa para moderar la inflación y esto termina afectando la actividad económica". Coincidió además con su par José Luis Espert, otro ultraliberal confeso, quien expresó que la política oficial es “inconsistente”. E hizo centro en los vice jefes de Gabinete, Mario Quintana y Gustavo Lopetegui, de quienes dijo que son "dos millonarios que saben hacer plata" pero que "de economía no entienden nada". "La economía es una ciencia. No podés poner ocho ministerios de economía a ser coordinados por dos tipos que saben hacer plata y no entienden nada de economía. Acá tenés que tener unidad de mando. Tenés que tener mucha coordinación", concluyo.

Broda corre por derecha a Macri: “No hay plan A ni B, esto es insostenible”

El economista liberal criticó el déficit fiscal y el endeudamiento, además de la política anti inflacionaria. Espert, otro de los ultras, cuestionó la intromisión de Quintana y Lopetegui.

En el marco de las complejidades que atraviesa el Gobierno Nacional en materia económica y una política aplicada con pocos rasgos claros, el Ejecutivo y el Ministerio de Hacienda empezaron a quedar en el medio de críticas no sólo de sectores de centro izquierda, sino también de aquellos vinculados a un pensamiento más conservador. "El enfermo está grave. Acá no hay plan A ni plan B, esto es insostenible en el largo plazo. No se puede tener creciente déficit fiscal, financiado mangueando ahorro externo y al mismo tiempo una tasa de inflación declinante. Es inestable", disparó el economista liberal Miguel Ángel Broda. En declaraciones a radio Mitre, el especialista agregó que no hay una idea para "sacar al país de la decadencia", y especificó que "las condiciones sobre las cuales está asentada la economía argentina, de bajo crecimiento, alta inflación y año electoral son una "combinación difícil para hacer una política económica buena".

"Se ha elegido un camino de una política monetaria, de metas de inflación, para reducir la inflación, una política fiscal extraordinariamente expansiva financiada con ahorro externo, y esta combinación genera problemas en el corto y el largo plazo", detalló y agregó que "en el corto plazo vamos a tener una reactivación menor a la de otros ciclos". "Cuando uno prende el aire acondicionado (la política monetaria) y la calefacción (política fiscal) al mismo tiempo, el resultado es una temperatura que no es la que ni usted ni su mujer quieren".

Por último, aseguró que “el nivel de gasto público y su correspondiente aumento no es compatible con la tasa de inflación estimada por el Banco Central, que como consecuencia aumenta la tasa para moderar la inflación y esto termina afectando la actividad económica". Coincidió además con su par José Luis Espert, otro ultraliberal confeso, quien expresó que la política oficial es “inconsistente”. E hizo centro en los vice jefes de Gabinete, Mario Quintana y Gustavo Lopetegui, de quienes dijo que son "dos millonarios que saben hacer plata" pero que "de economía no entienden nada". "La economía es una ciencia. No podés poner ocho ministerios de economía a ser coordinados por dos tipos que saben hacer plata y no entienden nada de economía. Acá tenés que tener unidad de mando. Tenés que tener mucha coordinación", concluyo.