X
Se trata de los sindicalistas que el año pasado rechazaron la conducción tripartita de la CGT, entre ellos Omar Viviani (Taxistas). El líder de la UATRE acusó a la central de “oportunista y desleal”.
Redacción 07/03/2017 12:50 PM

Más de 80 gremios no se plegaron a la marcha de este martes encabezada por la CGT. Se trata de los sindicalistas que el año pasado, en su mayoría, rechazaron la conducción tripartita, liderados por el secretario general de la UATRE, el oficialista Gerónimo “Momo” Venegas, quien acusó a la central obrera de “oportunista y desleal”.

En el grupo sobresale el jefe de los taxistas, Omar Viviani, y además figuran los gremios Soeme (Minoridad y Educación), Supeh (Petroleros del Estado), Remiseros, Viajantes de Comercio, Personal del INTA, Farmacéuticos, UECARA (Empleados de Construcción y afines), Vidrio, Motoqueros y jerárquicos de AFIP, entre otros.

Las 62 Organizaciones Peronistas, la agrupación político-sindical que hoy es comandada por Venegas, emitió un duro comunicado donde consideró que la movilización “pone de manifiesto la debilidad” de la CGT.

En este sentido, la entidad advirtió que la central unificada “tuvo que acudir a partidos políticos oportunistas, movimientos sociales y un rejunte de expresiones que nada tienen que ver con el movimiento obrero organizado” para llevar adelante la marcha.

“La decisión de la conducción de la CGT, en este contexto político, pone a los trabajadores como fuerza de choque de intereses ajenos al movimiento obrero y sus políticas erráticas la han llevado a un camino delineado por partidos de izquierda”, subraya el comunicado firmado por el secretario de prensa de la entidad, Tomás Casco (Soeme).

Y continúa: “Cuando el reclamo es justo para el movimiento obrero, no hay que convocar a tantos sectores desperdigados, los trabajadores son sabios y si el reclamo es justo acompañarán a sus dirigentes, sin ser usados para fines espurios”.

Finalmente, el comunicado puntualiza que “la actual conducción de la CGT, antiestatutaria e ilegítima, encarnada por un extraño triunvirato, se arroga facultades para decidir entre gallos y medianoche, en forma unilateral y a espaldas de los trabajadores, políticas que sólo provocarán una dispersión en la representación del movimiento obrero organizado”.

 

Cuáles son los gremios oficialistas liderados por Venegas que no van a la marcha

Se trata de los sindicalistas que el año pasado rechazaron la conducción tripartita de la CGT, entre ellos Omar Viviani (Taxistas). El líder de la UATRE acusó a la central de “oportunista y desleal”.

Más de 80 gremios no se plegaron a la marcha de este martes encabezada por la CGT. Se trata de los sindicalistas que el año pasado, en su mayoría, rechazaron la conducción tripartita, liderados por el secretario general de la UATRE, el oficialista Gerónimo “Momo” Venegas, quien acusó a la central obrera de “oportunista y desleal”.

En el grupo sobresale el jefe de los taxistas, Omar Viviani, y además figuran los gremios Soeme (Minoridad y Educación), Supeh (Petroleros del Estado), Remiseros, Viajantes de Comercio, Personal del INTA, Farmacéuticos, UECARA (Empleados de Construcción y afines), Vidrio, Motoqueros y jerárquicos de AFIP, entre otros.

Las 62 Organizaciones Peronistas, la agrupación político-sindical que hoy es comandada por Venegas, emitió un duro comunicado donde consideró que la movilización “pone de manifiesto la debilidad” de la CGT.

En este sentido, la entidad advirtió que la central unificada “tuvo que acudir a partidos políticos oportunistas, movimientos sociales y un rejunte de expresiones que nada tienen que ver con el movimiento obrero organizado” para llevar adelante la marcha.

“La decisión de la conducción de la CGT, en este contexto político, pone a los trabajadores como fuerza de choque de intereses ajenos al movimiento obrero y sus políticas erráticas la han llevado a un camino delineado por partidos de izquierda”, subraya el comunicado firmado por el secretario de prensa de la entidad, Tomás Casco (Soeme).

Y continúa: “Cuando el reclamo es justo para el movimiento obrero, no hay que convocar a tantos sectores desperdigados, los trabajadores son sabios y si el reclamo es justo acompañarán a sus dirigentes, sin ser usados para fines espurios”.

Finalmente, el comunicado puntualiza que “la actual conducción de la CGT, antiestatutaria e ilegítima, encarnada por un extraño triunvirato, se arroga facultades para decidir entre gallos y medianoche, en forma unilateral y a espaldas de los trabajadores, políticas que sólo provocarán una dispersión en la representación del movimiento obrero organizado”.