X
Tiene un 10,6% de parados. Leve reducción, aunque atada a la temporada alta. Creciente desempleo en Bahía Blanca y La Plata. Menos personas buscan trabajo. El factor desánimo.
Por 20/03/2017 11:16 AM

Luego de conocerse los datos del Indec referidos al mercado laboral, en el ámbito de la provincia de Buenos Aires se desprende que Mar del Plata sigue siendo el cordón urbano donde la crisis del empleo impacta con mayor dureza. En tanto, se registraron sensibles aumentos de la desocupación en la Región Capital y Bahía Blanca.

Aunque en el global de los seis conglomerados bonaerenses la tasa de desocupación bajó del 10,3% en el tercer trimestre de 2016 a 9,1% en el cuarto, este dato no puede dejar de analizarse sin tener en consideración que, en contraposición, bajó en más de un punto la tasa de actividad de un trimestre a otro, situación que muchos especialistas atribuyen al “factor desánimo” a partir del cual varias personas frenan su búsqueda laboral tras una seguidilla de intentos infructuosos y un contexto de pesimismo en torno a la posibilidad de obtener un empleo. Así, se observa que en el tercer trimestre la Población Económicamente Activa era de 45,7%, mientras que en el cuarto a 44,5%.

Volviendo a los números relativos a la desocupación, la misma se mantiene en dos dígitos en Mar del Plata: 10,6%. Aunque se trata de una reducción tomando los datos del trimestre anterior (12,1%), esta merma registrada en el distrito comandado por Carlos Arroyo (Cambiemos) puede atribuirse en parte a un factor estacional, teniendo en cuenta que en temporada alta suele advertirse una mayor demanda laboral en una ciudad con inconfundible identidad turística.

Donde subió significativamente el desempleo fue en Bahía Blanca, donde la tasa en este aspecto pasó de 7,4% en el tercer trimestre de 2016 a 9,2% en el último tramo del año. Un panorama de creciente desocupación también se observa en la Región Capital (La Plata, Berisso y Ensenada), donde el porcentaje de parados pasó del 6,7% en el tercer trimestre a 7,1% en el último.

En los distritos del conurbano bonaerense, la tasa de desempleo salió de los dos dígitos que venía exhibiendo anteriormente y se ubica en 9,4%, aunque la cantidad de personas que buscan empleo cayó en casi un punto. Aquí, también juega fuerte el factor desánimo.

Donde se observaron significativas mejoras del panorama laboral fue en el sur y norte bonaerense. El conglomerado urbano que Carmen de Patagones comparte con la capital rionegrina, Viedma, bajó su tasa de desempleo hasta llegar al 0,8%. En tanto, el cordón que va de San Nicolás a la santafesina Villa Constitución, la desocupación pasó del 9,2% en el tercer trimestre a 6,3% en el último.

Cabe señalar que, para la obtención de estos datos, la Dirección de Estadística bonaerense tomó como insumo los resultados de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH), para la confección de un indicador sintético de las tasas básicas “capaz de arrojar un resultado único para el total de los seis aglomerados urbanos” bonaerenses en los que se hizo el muestreo, “constituyendo así un aproximado del nivel provincial”.

Mar del Plata sigue al frente en el ranking de desocupación

Tiene un 10,6% de parados. Leve reducción, aunque atada a la temporada alta. Creciente desempleo en Bahía Blanca y La Plata. Menos personas buscan trabajo. El factor desánimo.

Luego de conocerse los datos del Indec referidos al mercado laboral, en el ámbito de la provincia de Buenos Aires se desprende que Mar del Plata sigue siendo el cordón urbano donde la crisis del empleo impacta con mayor dureza. En tanto, se registraron sensibles aumentos de la desocupación en la Región Capital y Bahía Blanca.

Aunque en el global de los seis conglomerados bonaerenses la tasa de desocupación bajó del 10,3% en el tercer trimestre de 2016 a 9,1% en el cuarto, este dato no puede dejar de analizarse sin tener en consideración que, en contraposición, bajó en más de un punto la tasa de actividad de un trimestre a otro, situación que muchos especialistas atribuyen al “factor desánimo” a partir del cual varias personas frenan su búsqueda laboral tras una seguidilla de intentos infructuosos y un contexto de pesimismo en torno a la posibilidad de obtener un empleo. Así, se observa que en el tercer trimestre la Población Económicamente Activa era de 45,7%, mientras que en el cuarto a 44,5%.

Volviendo a los números relativos a la desocupación, la misma se mantiene en dos dígitos en Mar del Plata: 10,6%. Aunque se trata de una reducción tomando los datos del trimestre anterior (12,1%), esta merma registrada en el distrito comandado por Carlos Arroyo (Cambiemos) puede atribuirse en parte a un factor estacional, teniendo en cuenta que en temporada alta suele advertirse una mayor demanda laboral en una ciudad con inconfundible identidad turística.

Donde subió significativamente el desempleo fue en Bahía Blanca, donde la tasa en este aspecto pasó de 7,4% en el tercer trimestre de 2016 a 9,2% en el último tramo del año. Un panorama de creciente desocupación también se observa en la Región Capital (La Plata, Berisso y Ensenada), donde el porcentaje de parados pasó del 6,7% en el tercer trimestre a 7,1% en el último.

En los distritos del conurbano bonaerense, la tasa de desempleo salió de los dos dígitos que venía exhibiendo anteriormente y se ubica en 9,4%, aunque la cantidad de personas que buscan empleo cayó en casi un punto. Aquí, también juega fuerte el factor desánimo.

Donde se observaron significativas mejoras del panorama laboral fue en el sur y norte bonaerense. El conglomerado urbano que Carmen de Patagones comparte con la capital rionegrina, Viedma, bajó su tasa de desempleo hasta llegar al 0,8%. En tanto, el cordón que va de San Nicolás a la santafesina Villa Constitución, la desocupación pasó del 9,2% en el tercer trimestre a 6,3% en el último.

Cabe señalar que, para la obtención de estos datos, la Dirección de Estadística bonaerense tomó como insumo los resultados de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH), para la confección de un indicador sintético de las tasas básicas “capaz de arrojar un resultado único para el total de los seis aglomerados urbanos” bonaerenses en los que se hizo el muestreo, “constituyendo así un aproximado del nivel provincial”.