X
La negociación con funcionarios de Vidal avanzó en ese sentido, aunque no se habla de números. Al encuentro concurrieron los técnicos del Frente Gremial Docente.
Redacción 20/03/2017 08:09 PM

Funcionarios del Gobierno de María Eugenia Vidal recibieron finalmente a los gremios docentes este lunes pasadas las 18 horas. Como contó Letra P, no hubo ministros -sí segundas y terceras líneas- ni tampoco dirigentes sindicales -sí técnicos-. A la salida, los representantes de los maestros evaluaron el encuentro como positivo, en donde se dejó en claro que antes de hablar de un aumento para este año, tiene que existir una recomposición salarial de 2016. En los próximos días se volverá a convocar.

Hasta último momento se había especulado con un nuevo faltazo por parte del Frente Gremial Docente bonaerense y UDOCBA, pero finalmente decidieron que irían al ministerio de Economía.

Alrededor de las 19 horas comenzó la mesa técnica salarial -en el marco de la conciliación obligatoria dictada por la Provincia, que algunos sindicatos desconocen-. "Es una convocatoria a una mesa técnica, es decir no necesariamente con la presencia de los ministros", le habían explicado los sindicalistas a Letra P el jueves de la semana pasada al referirse a esta nueva convocatoria.

Cabe recordar que la última reunión entre la administración provincial y los representantes gremiales de los docentes se había desarrollado horas después de la multitudinaria movilización en la que participaron distintos sindicatos. A aquel encuentro sólo fueron AMET, SOEME y UPCN.

Este lunes fueron todos. "Lo primero que planteamos fue nuevamente la situación de la pérdida del poder adquisitivo que tuvimos los docentes en 2016; retomamos también la necesidad de tener un aumento salarial acorde a una perspectiva diferente al 18 o 19%; estamos pensando en un 25%; desde febrero venimos diciendo que ningún docente puede estar sobre la línea de pobreza", fueron las primeras palabras de los docentes al salir de la reunión.

"Lo que se logró es que por primera vez, desde agosto, el Gobierno tome cuenta de los reclamos que venimos haciendo. Primero, acordaron que tiene que haber una recomposición salarial de 2016 y luego de esa recomposición tenemos que empezar a trabajar por el aumento salarial de 2017, que tiene que ser muy elevado a las propuestas anteriores", agregaron, y dejaron en claro que "no tenemos ninguna propuesta todavía", en ese sentido.

"Es la primera vez que no nos imponen un techo. En ningún momento nos han planteado un techo en el debate; las reuniones anteriores se basaban en una imposición unilateral del gobierno provincial. Esta vez empieza a dialogarse sobre una mesa de trabajo donde realmente se han dado cuenta de que hay una pérdida altísima de poder adquisitivo", especificaron e insistieron: "se tiene que fijar un aumento superior al 19%. No se puede seguir insistiendo en esa magra propuesta".

Los gremios siguen pidiendo por la convocatoria a la paritaria nacional. "Es fundamental, y no un condicionamiento caprichoso, que funcione la paritaria nacional. Es un fundamento que tiene que ver con resolver el salario en serio. Hoy el sueldo de un docente es $ 9.801, de los cuales $ 1.200 corresponden a dinero de Nación; es incentivo docente. El gobierno nacional tiene que invervenir", dijeron al respecto.

"Podemos entender que ha habido un avance en el gobierno de la provincia para reiniciar el diálogo por fuera de la conciliación obligatoria", concluyeron. En el Gobierno, por su parte, manifestaron su intención de continuar dialogando pero con los chicos en las aulas. Celebraron que vuelvan a decir presente todos los sindicatos implicados y tomaron todos los reclamos, para evaluarlos y pensar una propuesta. En estos días van a comunicar una nueva fecha para un siguiente encuentro.

Los gremios docentes condicionan la paritaria 2017 a una recomposición salarial 2016

La negociación con funcionarios de Vidal avanzó en ese sentido, aunque no se habla de números. Al encuentro concurrieron los técnicos del Frente Gremial Docente.

Funcionarios del Gobierno de María Eugenia Vidal recibieron finalmente a los gremios docentes este lunes pasadas las 18 horas. Como contó Letra P, no hubo ministros -sí segundas y terceras líneas- ni tampoco dirigentes sindicales -sí técnicos-. A la salida, los representantes de los maestros evaluaron el encuentro como positivo, en donde se dejó en claro que antes de hablar de un aumento para este año, tiene que existir una recomposición salarial de 2016. En los próximos días se volverá a convocar.

Hasta último momento se había especulado con un nuevo faltazo por parte del Frente Gremial Docente bonaerense y UDOCBA, pero finalmente decidieron que irían al ministerio de Economía.

Alrededor de las 19 horas comenzó la mesa técnica salarial -en el marco de la conciliación obligatoria dictada por la Provincia, que algunos sindicatos desconocen-. "Es una convocatoria a una mesa técnica, es decir no necesariamente con la presencia de los ministros", le habían explicado los sindicalistas a Letra P el jueves de la semana pasada al referirse a esta nueva convocatoria.

Cabe recordar que la última reunión entre la administración provincial y los representantes gremiales de los docentes se había desarrollado horas después de la multitudinaria movilización en la que participaron distintos sindicatos. A aquel encuentro sólo fueron AMET, SOEME y UPCN.

Este lunes fueron todos. "Lo primero que planteamos fue nuevamente la situación de la pérdida del poder adquisitivo que tuvimos los docentes en 2016; retomamos también la necesidad de tener un aumento salarial acorde a una perspectiva diferente al 18 o 19%; estamos pensando en un 25%; desde febrero venimos diciendo que ningún docente puede estar sobre la línea de pobreza", fueron las primeras palabras de los docentes al salir de la reunión.

"Lo que se logró es que por primera vez, desde agosto, el Gobierno tome cuenta de los reclamos que venimos haciendo. Primero, acordaron que tiene que haber una recomposición salarial de 2016 y luego de esa recomposición tenemos que empezar a trabajar por el aumento salarial de 2017, que tiene que ser muy elevado a las propuestas anteriores", agregaron, y dejaron en claro que "no tenemos ninguna propuesta todavía", en ese sentido.

"Es la primera vez que no nos imponen un techo. En ningún momento nos han planteado un techo en el debate; las reuniones anteriores se basaban en una imposición unilateral del gobierno provincial. Esta vez empieza a dialogarse sobre una mesa de trabajo donde realmente se han dado cuenta de que hay una pérdida altísima de poder adquisitivo", especificaron e insistieron: "se tiene que fijar un aumento superior al 19%. No se puede seguir insistiendo en esa magra propuesta".

Los gremios siguen pidiendo por la convocatoria a la paritaria nacional. "Es fundamental, y no un condicionamiento caprichoso, que funcione la paritaria nacional. Es un fundamento que tiene que ver con resolver el salario en serio. Hoy el sueldo de un docente es $ 9.801, de los cuales $ 1.200 corresponden a dinero de Nación; es incentivo docente. El gobierno nacional tiene que invervenir", dijeron al respecto.

"Podemos entender que ha habido un avance en el gobierno de la provincia para reiniciar el diálogo por fuera de la conciliación obligatoria", concluyeron. En el Gobierno, por su parte, manifestaron su intención de continuar dialogando pero con los chicos en las aulas. Celebraron que vuelvan a decir presente todos los sindicatos implicados y tomaron todos los reclamos, para evaluarlos y pensar una propuesta. En estos días van a comunicar una nueva fecha para un siguiente encuentro.