X
Desde el macrismo aclaran que la vicepresidenta no propone una reforma inmediata de la Carta Magna, pero consideran que, a futuro, hay que dar el debate.
Por 20/03/2017 12:47 PM

En el preludio de la campaña electoral, la vicepresidenta Gabriela Michetti disparó una sorpresiva opinión sobre la inconveniencia de las elecciones de medio término y en el PRO no rehúyen al debate, aunque aclaran que el Gobierno no piensa en ninguna reforma inmediata de la Constitución Nacional en esa dirección.

Michetti sugirió que “lo más efectivo sería, en vez de alargar la presidencia a seis años, por lo menos durante un tiempo evitar la elección de medio término”, al argumentar que “de esa forma por lo menos hay tres años para gestionar sin tener que estar compitiendo”.

“Nosotros tenemos elecciones cada dos años, entonces, ¿cómo hacemos para construir lo que tenemos que construir?”, se preguntó en diálogo con radio Nacional, pese a que el PRO está lejos de reunir las mayorías parlamentarias necesarias para modificar la Carta Magna.

De todos modos, fuentes consultadas por Letra P coinciden, tanto públicamente como fuera de micrófono, en la necesidad de poner bajo la lupa las elecciones legislativas, donde cada dos años se renueva la mitad de la Cámara de Diputados y un tercio del Senado.

“La opinión de la vicepresidenta se dio a modo de reflexión sobre temas incluidos en la Constitución que en algún momento se debería pensar en revisarse”, manifestó el diputado macrista Daniel Lipovetzky, aunque indicó que “esto no significa que en el PRO se esté pensando en una reforma constitucional”.

El legislador, uno de los elegidos del presidente Mauricio Macri para oficiar de vocero parlamentario del Gobierno, sostuvo que “siempre es desafiante analizar qué cosas deberían mejorarse en nuestra Carta Magna, y la opinión de Michetti fue en ese sentido”.

Lipovetzky agregó que “no todas las provincias tienen elecciones locales de medio término, y eso demuestra que las renovaciones parciales del Congreso Nacional son un buen punto de debate para dar en el futuro”.

QUÉ DICE LA CONSTITUCIÓN

Artículo 50: Los diputados durarán en su representación por cuatro años, y son reelegibles; pero la Sala se renovará por mitad cada bienio; a cuyo efecto los nombrados para la primera Legislatura, luego que se reúnan, sortearán los que deban salir en el primer período.

Artículo 56: Los senadores duran seis años en el ejercicio de su mandato, y son reelegibles indefinidamente; pero el Senado se renovará a razón de una tercera parte de los distritos electorales cada dos años.

Los dichos de Michetti se enmarcan en un Congreso paralizado por las próximas elecciones: la Cámara de Diputados sesionará por primera vez este miércoles, con la exposición del jefe de Gabinete, Marcos Peña, mientras que el Senado lo hará recién la otra semana.

“El Poder Legislativo va a tener que jugar un rol medianamente institucional, porque sino seguimos con esta lógica de que cada vez que tenemos elecciones se empieza a hacer un lío terrible, que ni siquiera hay sesiones”, se quejó la titular del Senado.

En ese sentido, evaluó que “el clima político electoral está tiñiendo todo” y pronosticó que, en la Cámara alta, el oficialismo no contará este año con la ayuda de la “oposición institucional” anclada en el bloque del PJ-FpV, que en 2016 le garantizó a Cambiemos la sanción de las leyes más importantes para la gobernabilidad.

Conscientes de este escenario, en el macrismo descartan de lleno que se esté analizando algún proyecto como el sugerido por Michetti. “Fue una declaración a título personal. Nunca se habló del tema. Además, hay que reformar la Constitución, es decir, es todo un trámite. Más bien fue una expresión de deseos, algo que planteó en términos hipotéticos”, aseguró una importante fuente del oficialismo, que pidió reserva.

Mientras tanto, un gobernador opositor ya expresó su rechazo: el puntano Alberto Rodríguez Saá calificó como “muy grave” la “insinuación” de Michetti y advirtió que “el Gobierno está desesperado porque no le sale ninguna de las promesas electorales”.

“Han puesto las fichas en el año electoral, al punto de que no van a mandar al Congreso leyes importantes. Eso es 'politiquería', es cuando no hay realmente un plan serio y no se quiere al país”, lanzó el mandatario de San Luis en declaraciones a radio Cooperativa.

 

 

En el PRO coinciden en poner bajo la lupa las elecciones de medio término

Desde el macrismo aclaran que la vicepresidenta no propone una reforma inmediata de la Carta Magna, pero consideran que, a futuro, hay que dar el debate.

En el preludio de la campaña electoral, la vicepresidenta Gabriela Michetti disparó una sorpresiva opinión sobre la inconveniencia de las elecciones de medio término y en el PRO no rehúyen al debate, aunque aclaran que el Gobierno no piensa en ninguna reforma inmediata de la Constitución Nacional en esa dirección.

Michetti sugirió que “lo más efectivo sería, en vez de alargar la presidencia a seis años, por lo menos durante un tiempo evitar la elección de medio término”, al argumentar que “de esa forma por lo menos hay tres años para gestionar sin tener que estar compitiendo”.

“Nosotros tenemos elecciones cada dos años, entonces, ¿cómo hacemos para construir lo que tenemos que construir?”, se preguntó en diálogo con radio Nacional, pese a que el PRO está lejos de reunir las mayorías parlamentarias necesarias para modificar la Carta Magna.

De todos modos, fuentes consultadas por Letra P coinciden, tanto públicamente como fuera de micrófono, en la necesidad de poner bajo la lupa las elecciones legislativas, donde cada dos años se renueva la mitad de la Cámara de Diputados y un tercio del Senado.

“La opinión de la vicepresidenta se dio a modo de reflexión sobre temas incluidos en la Constitución que en algún momento se debería pensar en revisarse”, manifestó el diputado macrista Daniel Lipovetzky, aunque indicó que “esto no significa que en el PRO se esté pensando en una reforma constitucional”.

El legislador, uno de los elegidos del presidente Mauricio Macri para oficiar de vocero parlamentario del Gobierno, sostuvo que “siempre es desafiante analizar qué cosas deberían mejorarse en nuestra Carta Magna, y la opinión de Michetti fue en ese sentido”.

Lipovetzky agregó que “no todas las provincias tienen elecciones locales de medio término, y eso demuestra que las renovaciones parciales del Congreso Nacional son un buen punto de debate para dar en el futuro”.

QUÉ DICE LA CONSTITUCIÓN

Artículo 50: Los diputados durarán en su representación por cuatro años, y son reelegibles; pero la Sala se renovará por mitad cada bienio; a cuyo efecto los nombrados para la primera Legislatura, luego que se reúnan, sortearán los que deban salir en el primer período.

Artículo 56: Los senadores duran seis años en el ejercicio de su mandato, y son reelegibles indefinidamente; pero el Senado se renovará a razón de una tercera parte de los distritos electorales cada dos años.

Los dichos de Michetti se enmarcan en un Congreso paralizado por las próximas elecciones: la Cámara de Diputados sesionará por primera vez este miércoles, con la exposición del jefe de Gabinete, Marcos Peña, mientras que el Senado lo hará recién la otra semana.

“El Poder Legislativo va a tener que jugar un rol medianamente institucional, porque sino seguimos con esta lógica de que cada vez que tenemos elecciones se empieza a hacer un lío terrible, que ni siquiera hay sesiones”, se quejó la titular del Senado.

En ese sentido, evaluó que “el clima político electoral está tiñiendo todo” y pronosticó que, en la Cámara alta, el oficialismo no contará este año con la ayuda de la “oposición institucional” anclada en el bloque del PJ-FpV, que en 2016 le garantizó a Cambiemos la sanción de las leyes más importantes para la gobernabilidad.

Conscientes de este escenario, en el macrismo descartan de lleno que se esté analizando algún proyecto como el sugerido por Michetti. “Fue una declaración a título personal. Nunca se habló del tema. Además, hay que reformar la Constitución, es decir, es todo un trámite. Más bien fue una expresión de deseos, algo que planteó en términos hipotéticos”, aseguró una importante fuente del oficialismo, que pidió reserva.

Mientras tanto, un gobernador opositor ya expresó su rechazo: el puntano Alberto Rodríguez Saá calificó como “muy grave” la “insinuación” de Michetti y advirtió que “el Gobierno está desesperado porque no le sale ninguna de las promesas electorales”.

“Han puesto las fichas en el año electoral, al punto de que no van a mandar al Congreso leyes importantes. Eso es 'politiquería', es cuando no hay realmente un plan serio y no se quiere al país”, lanzó el mandatario de San Luis en declaraciones a radio Cooperativa.