X
En la elección de siete delegados en Olavarría, el intendente sólo logró mantener un representante oficialista. En Loma Negra ganó la candidata de Bali Bucca.
Por 20/03/2017 08:02 PM

El primer examen electoral post recital del Indio Solari, arrojó para el jefe comunal de Olavarría, Ezequiel Galli, magros resultados. De siete localidades en disputa, solo un funcionario que ya oficiaba de delegado logró mantener su cargo. Aunque las postulaciones podían no estar asociadas a espacios políticos, varios llegaron con el respaldo de referentes partidarios.

“Ninguno de los candidatos está identificado con un partido, aunque claramente todos tienen alguna afinidad con cierto espacio”, señalaron desde Olavarría a Letra P al definir días atrás el perfil de los diecisiete postulantes que el domingo se midieron en las urnas.

Así, los actuales delegados que pusieron en juego su cargo, no sólo eran funcionarios que Galli había elegido en los últimos quince meses de gestión, sino partidarios a Cambiemos. Sólo el representante de la localidad de Recalde logró mantenerse en el sillòn.

En tanto, en Sierra Bayas el triunfo se lo llevó el periodista Guillermo Rikal, quien durante la jornada del domingo estuvo acompañado por la concejal de Renovación Peronista Marisel Cides (línea referenciada con ex funcionarios del eseverrismo), quien en diálogo con medios locales no ocultó su felicidad con el triunfo de Rikal y públicamente le transmitió su “absoluto apoyo”.

Por su parte, el flamante delegado de Espigas, Héctor Daniel Parra, si bien evitó referirse a su vínculo con algún partido político, no ocultó su experiencia en el medio. “Ya he participado en política, cuando era más joven”, detalló.

Capítulo aparte merece quien ganó en Loma Negra, Valeria Milía, la postulante que más votos logró en la histórica elección de delegados. La mujer, que será un nexo entre el intendente macrista y los vecinos, es un referente del jefe comunal de Bolívar, Eduardo “Bali” Bucca.

Es que los intendentes que integran el Grupo Esmeralda no solo trabajan en armados a lo largo del territorio bonaerense, sino que buscan marcar la agenda de gestión y esa tarea ha sido encomendada Milía quien se ocupará de ponerle voz a los problemas de la reconocida localidad olavarriense.

Según supo Letra P, Milia promocionó su propuesta a lo largo de las últimas semanas junto a Bucca, intendente que este domingo estuvo presente en la localidad de Loma Negra para compartir con la dirigente su victoria en las urnas.

En el medio de la crisis política de Galli, los Esmeralda muestran armado

En la elección de siete delegados en Olavarría, el intendente sólo logró mantener un representante oficialista. En Loma Negra ganó la candidata de Bali Bucca.

El primer examen electoral post recital del Indio Solari, arrojó para el jefe comunal de Olavarría, Ezequiel Galli, magros resultados. De siete localidades en disputa, solo un funcionario que ya oficiaba de delegado logró mantener su cargo. Aunque las postulaciones podían no estar asociadas a espacios políticos, varios llegaron con el respaldo de referentes partidarios.

“Ninguno de los candidatos está identificado con un partido, aunque claramente todos tienen alguna afinidad con cierto espacio”, señalaron desde Olavarría a Letra P al definir días atrás el perfil de los diecisiete postulantes que el domingo se midieron en las urnas.

Así, los actuales delegados que pusieron en juego su cargo, no sólo eran funcionarios que Galli había elegido en los últimos quince meses de gestión, sino partidarios a Cambiemos. Sólo el representante de la localidad de Recalde logró mantenerse en el sillòn.

En tanto, en Sierra Bayas el triunfo se lo llevó el periodista Guillermo Rikal, quien durante la jornada del domingo estuvo acompañado por la concejal de Renovación Peronista Marisel Cides (línea referenciada con ex funcionarios del eseverrismo), quien en diálogo con medios locales no ocultó su felicidad con el triunfo de Rikal y públicamente le transmitió su “absoluto apoyo”.

Por su parte, el flamante delegado de Espigas, Héctor Daniel Parra, si bien evitó referirse a su vínculo con algún partido político, no ocultó su experiencia en el medio. “Ya he participado en política, cuando era más joven”, detalló.

Capítulo aparte merece quien ganó en Loma Negra, Valeria Milía, la postulante que más votos logró en la histórica elección de delegados. La mujer, que será un nexo entre el intendente macrista y los vecinos, es un referente del jefe comunal de Bolívar, Eduardo “Bali” Bucca.

Es que los intendentes que integran el Grupo Esmeralda no solo trabajan en armados a lo largo del territorio bonaerense, sino que buscan marcar la agenda de gestión y esa tarea ha sido encomendada Milía quien se ocupará de ponerle voz a los problemas de la reconocida localidad olavarriense.

Según supo Letra P, Milia promocionó su propuesta a lo largo de las últimas semanas junto a Bucca, intendente que este domingo estuvo presente en la localidad de Loma Negra para compartir con la dirigente su victoria en las urnas.