X
La primera reunión partidaria de Cambiemos concentró su atención en dos ejes de gestión con alto impacto electoral, a cargo del ministro de Trabajo Triaca y de su par de Desarrollo Social Stanley.
Por 17/03/2017 09:25 PM

La alianza Cambiemos reunió a toda su topa partidaria este viernes en el viejo hotel City de la calle Bolívar al 170, hoy operado por el grupo internacional NH. Uno de los salones privados de la planta baja quedó vedado al acceso de la prensa y alojó a un elenco de 23 dirigentes dirigentes provinciales del macrismo, una cantidad similar de enviados de la UCR y 11 caciques de la Coalición Cívica. Aunque el equipo de comunicación del oficialismo, (con sede en la Casa Rosada) había prometido una conferencia de prensa después de la finalización de la reunión, no sucedió. En su lugar, algunos de los protagonistas se animaron a hablar con los periodistas que siguieron la evolución del evento plenario, cuya duración no llegó a las cuatro horas, pero fue la antesala del timbreo que protagonizarán este sábado. 

Sin embargo, el plato central de la reunión fue la presencia de los ministros de Trabajo y Desarrollo Social Jorge Triaca y Carolina Stanley, que se sentaron delante de los 70 dirigentes partidarios de la alianza de Gobierno para contestar las inquietudes y preocupaciones de los encargados territoriales del oficialismo a lo largo de todo el país. “Fue uno de los momentos donde pudimos preguntar sobre los temas que nos preocupan, como el incremento de la pobreza, la situación del empleo, y de qué modo podemos afianzar la gestión nacional en cada provincia”, detalló a Letra P Maricel Etchecoin, secretaria general de la Coalición Cívica – ARI.  “No tenemos dudas de que el paro de la CGT del 6 de abril es totalmente electoral, pero no fue el tema central de la exposición de Triaca, sino el hecho de que uno de cada tres argentinos es pobre”, contestó uno de los funcionarios de la Casa Rosada que cruzó la Plaza de Mayo para participar de la cita partidaria.

Francisco Quintana, secretario general nacional del PRO, anticipó a Letra P que el acuerdo de los socios de la alianza gobernante es realizar la próxima reunión de Mesa Nacional en Tucumán o en Córdoba. “Planeamos hacer una por semana a nivel provincial y que cada una tenga, por lo menos, a dos miembros del Gabinete Nacional para contestar las inquietudes y demandas de los representantes distritales”, explicó el legislador que conduce el bloque del oficialismo en la Legislatura Porteña y reporta directamente al jefe de Gabinete Marcos Peña.

La presencia de Triaca y Stanley en el primer encuentro orgánico de Cambiemos no fue un detalle menor. Según confió en off uno de los asistentes a la cita partidaria, las inquietudes de los responsables territoriales con ambos ministros giró en torno a la nueva estadística que difundió el Observatorio de la Deuda Social Argentina de la Universidad Católica Argentina. El organismo reveló la semana pasada que hay 1.500.000 personas más bajo la línea de pobreza y la noticia movilizó a los principales referentes partidarios durante dos semanas cruzadas por masivas movilizaciones y reclamos.

Lo identificaron como dos de los principales puntos críticos de la gestión. “En esta oportunidad no hablamos de candidaturas, pero sí de la forma en que podemos coordinar para que los recursos del Estado lleguen mejor, a través de programas y las demás herramientas que tenemos que mejorar”, destacó la fuente.

Entre las figuras del radicalismo estuvieron el intendente santafesino y titular del Comité Nacional partidario José Corral, el titular de la UCR porteña Emiliano Yacobitti, el senador chaqueño y titular del interbloque de Cambiemos en la Cámara Alta, Ángel Rozas, y el vicegobernador bonaerense Daniel Salvador.  Por el PRO, además de Quintana, estuvo el titular del partido Humberto Schiavoni, el intendente de Lanús y subjefe partidario del PRO bonaerense Néstor Grindetti y el ministro del Interior Rogelio Frigerio, que venía de almorzar con el Presidente en la residencia de Olivos. La delegación de "lilitos", estuvo encabezada por Etchecoin y por el legislador porteño Maximiliano Ferraro, jefe del Congreso Federal de la Coalición Cívica. Los socios más chicos de la alianza gobernante incluyeron sillones para el sindicalista Venegas, por el partido Fe y para la diputada nacional Ana Copes, secretaria General del Partido Demócrata Progresista. No participó del evento la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal, ni su par porteño Horacio Rodríguez Larreta, aunque el faltazo con aviso que más suspicacias cosechó quedó a cuenta del titular de la Cámara de Diputados Emilio Monzó, una pieza clave en el armado electoral del PRO hasta la llegada de Macri al sillón de Rivadavia.

 

Pobreza, desempleo y conflictividad: las tres preocupaciones electorales de Cambiemos

La primera reunión partidaria de Cambiemos concentró su atención en dos ejes de gestión con alto impacto electoral, a cargo del ministro de Trabajo Triaca y de su par de Desarrollo Social Stanley. 

La alianza Cambiemos reunió a toda su topa partidaria este viernes en el viejo hotel City de la calle Bolívar al 170, hoy operado por el grupo internacional NH. Uno de los salones privados de la planta baja quedó vedado al acceso de la prensa y alojó a un elenco de 23 dirigentes dirigentes provinciales del macrismo, una cantidad similar de enviados de la UCR y 11 caciques de la Coalición Cívica. Aunque el equipo de comunicación del oficialismo, (con sede en la Casa Rosada) había prometido una conferencia de prensa después de la finalización de la reunión, no sucedió. En su lugar, algunos de los protagonistas se animaron a hablar con los periodistas que siguieron la evolución del evento plenario, cuya duración no llegó a las cuatro horas, pero fue la antesala del timbreo que protagonizarán este sábado. 

Sin embargo, el plato central de la reunión fue la presencia de los ministros de Trabajo y Desarrollo Social Jorge Triaca y Carolina Stanley, que se sentaron delante de los 70 dirigentes partidarios de la alianza de Gobierno para contestar las inquietudes y preocupaciones de los encargados territoriales del oficialismo a lo largo de todo el país. “Fue uno de los momentos donde pudimos preguntar sobre los temas que nos preocupan, como el incremento de la pobreza, la situación del empleo, y de qué modo podemos afianzar la gestión nacional en cada provincia”, detalló a Letra P Maricel Etchecoin, secretaria general de la Coalición Cívica – ARI.  “No tenemos dudas de que el paro de la CGT del 6 de abril es totalmente electoral, pero no fue el tema central de la exposición de Triaca, sino el hecho de que uno de cada tres argentinos es pobre”, contestó uno de los funcionarios de la Casa Rosada que cruzó la Plaza de Mayo para participar de la cita partidaria.

Francisco Quintana, secretario general nacional del PRO, anticipó a Letra P que el acuerdo de los socios de la alianza gobernante es realizar la próxima reunión de Mesa Nacional en Tucumán o en Córdoba. “Planeamos hacer una por semana a nivel provincial y que cada una tenga, por lo menos, a dos miembros del Gabinete Nacional para contestar las inquietudes y demandas de los representantes distritales”, explicó el legislador que conduce el bloque del oficialismo en la Legislatura Porteña y reporta directamente al jefe de Gabinete Marcos Peña.

La presencia de Triaca y Stanley en el primer encuentro orgánico de Cambiemos no fue un detalle menor. Según confió en off uno de los asistentes a la cita partidaria, las inquietudes de los responsables territoriales con ambos ministros giró en torno a la nueva estadística que difundió el Observatorio de la Deuda Social Argentina de la Universidad Católica Argentina. El organismo reveló la semana pasada que hay 1.500.000 personas más bajo la línea de pobreza y la noticia movilizó a los principales referentes partidarios durante dos semanas cruzadas por masivas movilizaciones y reclamos.

Lo identificaron como dos de los principales puntos críticos de la gestión. “En esta oportunidad no hablamos de candidaturas, pero sí de la forma en que podemos coordinar para que los recursos del Estado lleguen mejor, a través de programas y las demás herramientas que tenemos que mejorar”, destacó la fuente.

Entre las figuras del radicalismo estuvieron el intendente santafesino y titular del Comité Nacional partidario José Corral, el titular de la UCR porteña Emiliano Yacobitti, el senador chaqueño y titular del interbloque de Cambiemos en la Cámara Alta, Ángel Rozas, y el vicegobernador bonaerense Daniel Salvador.  Por el PRO, además de Quintana, estuvo el titular del partido Humberto Schiavoni, el intendente de Lanús y subjefe partidario del PRO bonaerense Néstor Grindetti y el ministro del Interior Rogelio Frigerio, que venía de almorzar con el Presidente en la residencia de Olivos. La delegación de "lilitos", estuvo encabezada por Etchecoin y por el legislador porteño Maximiliano Ferraro, jefe del Congreso Federal de la Coalición Cívica. Los socios más chicos de la alianza gobernante incluyeron sillones para el sindicalista Venegas, por el partido Fe y para la diputada nacional Ana Copes, secretaria General del Partido Demócrata Progresista. No participó del evento la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal, ni su par porteño Horacio Rodríguez Larreta, aunque el faltazo con aviso que más suspicacias cosechó quedó a cuenta del titular de la Cámara de Diputados Emilio Monzó, una pieza clave en el armado electoral del PRO hasta la llegada de Macri al sillón de Rivadavia.