X
Lo confirmó el secretario general de la UTA, Roberto Fernández. “Acá se prometió mucho y no se hizo nada”, se quejó.
Redacción 03/02/2017 10:56 AM

El secretario general de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), Roberto Fernández, confirmó este viernes que los gremios del transporte participarán de la marcha convocada por la CGT para el 7 de marzo al Ministerio de la Producción y del paro general que se realizará en la segunda quincena de ese mes.

A su vez, reclamó un diálogo directo de CGT con el presidente Mauricio Macri para “entre todos buscar una solución” frente a la pérdida del poder adquisitivo de los salarios, los despidos y las suspensiones, que se extienden a todo el país.

“Acá se prometió mucho y no se hizo nada”, postuló el dirigente, quien sostuvo que en los gremios están “muy preocupados” porque, si bien conocen “la situación del país que recibió este gobierno, después de un año no se ha solucionado nada”.

En declaraciones a radio Mitre, Fernández remarcó que existieron “conversaciones buenas e importantes, pero soluciones ninguna” y denostó lo sucedido en el marco de la Mesa para la Producción y el Trabajo porque, pese a lo allí acordado, “la situación cada vez se agrava más, hay cada vez más despidos y más suspensiones, y la industria está paralizada completamente”.

“El diálogo es lo que nosotros buscamos, y que el presidente nos diga en una mesa, conjuntamente con los empresarios, qué camino va a ser”, puntualizó.

En este marco, advirtió -en línea con lo resuelto en el marco de la reunión del Consejo Directivo- que, “si esto no camina y no nos sentamos con el Presidente para que nos diga entre todos buscar una solución, esto va a tener muchos problemas, porque acá la inflación la van a bajar a costa de qué”.

“Nosotros queremos defender nuestras fuentes de trabajo, nada más, y muchas cosas que nos han prometido no se han cumplido y no hay solución. Lamentablemente, tenemos que salir a hacer medidas para defender nuestros derechos”, aseveró el secretario general de la UTA.

Con estos argumentos, confirmó que el 7 de marzo acompañará “la marcha a los compañeros de la industria” porque son “conscientes de que la situación se está poniendo muy difícil y cada vez hay menos fuentes de trabajo”.

“Acá los empresarios se comprometieron con los no despidos y las nos suspensiones, y esto continúa”, reiteró el dirigente.

Los gremios del transporte se suman a las medidas de fuerza de la CGT

Lo confirmó el secretario general de la UTA, Roberto Fernández. “Acá se prometió mucho y no se hizo nada”, se quejó.

El secretario general de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), Roberto Fernández, confirmó este viernes que los gremios del transporte participarán de la marcha convocada por la CGT para el 7 de marzo al Ministerio de la Producción y del paro general que se realizará en la segunda quincena de ese mes.

A su vez, reclamó un diálogo directo de CGT con el presidente Mauricio Macri para “entre todos buscar una solución” frente a la pérdida del poder adquisitivo de los salarios, los despidos y las suspensiones, que se extienden a todo el país.

“Acá se prometió mucho y no se hizo nada”, postuló el dirigente, quien sostuvo que en los gremios están “muy preocupados” porque, si bien conocen “la situación del país que recibió este gobierno, después de un año no se ha solucionado nada”.

En declaraciones a radio Mitre, Fernández remarcó que existieron “conversaciones buenas e importantes, pero soluciones ninguna” y denostó lo sucedido en el marco de la Mesa para la Producción y el Trabajo porque, pese a lo allí acordado, “la situación cada vez se agrava más, hay cada vez más despidos y más suspensiones, y la industria está paralizada completamente”.

“El diálogo es lo que nosotros buscamos, y que el presidente nos diga en una mesa, conjuntamente con los empresarios, qué camino va a ser”, puntualizó.

En este marco, advirtió -en línea con lo resuelto en el marco de la reunión del Consejo Directivo- que, “si esto no camina y no nos sentamos con el Presidente para que nos diga entre todos buscar una solución, esto va a tener muchos problemas, porque acá la inflación la van a bajar a costa de qué”.

“Nosotros queremos defender nuestras fuentes de trabajo, nada más, y muchas cosas que nos han prometido no se han cumplido y no hay solución. Lamentablemente, tenemos que salir a hacer medidas para defender nuestros derechos”, aseveró el secretario general de la UTA.

Con estos argumentos, confirmó que el 7 de marzo acompañará “la marcha a los compañeros de la industria” porque son “conscientes de que la situación se está poniendo muy difícil y cada vez hay menos fuentes de trabajo”.

“Acá los empresarios se comprometieron con los no despidos y las nos suspensiones, y esto continúa”, reiteró el dirigente.