X

Tras el huracán político por las jubilaciones, Macri fue a San Luis con Basavilbaso

El Presidente visitó un centro de adultos mayores y volvió a reivindicar la ley de “reparación histórica”. Faltazo del gobernador Rodríguez Saá, enemistado con el Gobierno.
Por 17/02/2017 12:24 PM

Un día después del huracán político que desató la resolución de la ANSES, finalmente anulada, el presidente Mauricio Macri viajó a la provincia de San Luis junto al director ejecutivo del organismo, Emilio Basabilvaso, quien momentos antes señaló que “nunca barajó renunciar”.

Macri inauguró una planta depuradora de líquidos cloacales y visitó un centro de jubilados sin la presencia del gobernador Alberto Rodríguez Saá, que integra junto al senador Adolfo Rodríguez Saá el binomio que gobernó la provincia cuyana desde el regreso de la democracia.

“Hace más de 60 años que no venía un presidente a San Luis a inaugurar una obra. Es maravilloso habernos reencontrado”, enfatizó el jefe de Estado a pesar de la ausencia del mandatario provincial, enemistado con el Gobierno.

Horas después de anular la resolución que recortó el aumento de jubilaciones, el Presidente volvió a ponderar la ley de “reparación histórica” que, según dijo, benefició a "un millón" de jubilados, y estimó que durante este año alcanzará a un millón más.

“Estoy muy contento por haber podido terminar una estafa que llevaba años con esta ley de reparación histórica", sostuvo Macri en una breve intervención, y agregó: “Una sociedad que no es agradecida con sus abuelos, que no reconoce el trabajo que han hecho construyendo el país, educando, formando familias, es una sociedad que no tiene futuro. Y ahora estamos construyendo futuro”.

Acorralado por la oposición y por sus propios aliados, el Gobierno debió dar marcha atrás con los cambios en la forma de calcular los aumentos de jubilaciones, por lo que finalmente el mes próximo la suba será del 12,96% y no del 12,65%, como impulsaba la Casa Rosada.

Basavilbaso, quien quedó en el centro de las críticas, aclaró este viernes que “en ningún momento” pensó en “renunciar”, ni aún cuando la diputada de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, socia fundadora de la alianza gobernante, anunció que iba a pedir su alejamiento.

“En ningún momento barajé renunciar. Hemos hecho muchos más aciertos que desaciertos”, aclaró el funcionario en diálogo con La Red, y relató que habló con Carrió la misma noche de la polémica para intentar apaciguar las aguas.

Tras el huracán político por las jubilaciones, Macri fue a San Luis con Basavilbaso

El Presidente visitó un centro de adultos mayores y volvió a reivindicar la ley de “reparación histórica”. Faltazo del gobernador Rodríguez Saá, enemistado con el Gobierno.

Un día después del huracán político que desató la resolución de la ANSES, finalmente anulada, el presidente Mauricio Macri viajó a la provincia de San Luis junto al director ejecutivo del organismo, Emilio Basabilvaso, quien momentos antes señaló que “nunca barajó renunciar”.

Macri inauguró una planta depuradora de líquidos cloacales y visitó un centro de jubilados sin la presencia del gobernador Alberto Rodríguez Saá, que integra junto al senador Adolfo Rodríguez Saá el binomio que gobernó la provincia cuyana desde el regreso de la democracia.

“Hace más de 60 años que no venía un presidente a San Luis a inaugurar una obra. Es maravilloso habernos reencontrado”, enfatizó el jefe de Estado a pesar de la ausencia del mandatario provincial, enemistado con el Gobierno.

Horas después de anular la resolución que recortó el aumento de jubilaciones, el Presidente volvió a ponderar la ley de “reparación histórica” que, según dijo, benefició a "un millón" de jubilados, y estimó que durante este año alcanzará a un millón más.

“Estoy muy contento por haber podido terminar una estafa que llevaba años con esta ley de reparación histórica", sostuvo Macri en una breve intervención, y agregó: “Una sociedad que no es agradecida con sus abuelos, que no reconoce el trabajo que han hecho construyendo el país, educando, formando familias, es una sociedad que no tiene futuro. Y ahora estamos construyendo futuro”.

Acorralado por la oposición y por sus propios aliados, el Gobierno debió dar marcha atrás con los cambios en la forma de calcular los aumentos de jubilaciones, por lo que finalmente el mes próximo la suba será del 12,96% y no del 12,65%, como impulsaba la Casa Rosada.

Basavilbaso, quien quedó en el centro de las críticas, aclaró este viernes que “en ningún momento” pensó en “renunciar”, ni aún cuando la diputada de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, socia fundadora de la alianza gobernante, anunció que iba a pedir su alejamiento.

“En ningún momento barajé renunciar. Hemos hecho muchos más aciertos que desaciertos”, aclaró el funcionario en diálogo con La Red, y relató que habló con Carrió la misma noche de la polémica para intentar apaciguar las aguas.