X
El alcalde creó adicionales mensuales que benefician también a secretarios, subsecretarios y directores generales. Oscilan entre los $18 mil y $7 mil, según cargo y responsabilidades en el gabinete.
Por 17/02/2017 09:55 AM

El segundo mes del 2017 comienza con un aumento para los funcionarios de alto rango de la Ciudad de Buenos Aires: el jefe de Gobierno, Horacio Antonio Rodríguez Larreta, autorizó una suba salarial enmarcada dentro de dos “suplementos” que serán cobrados mensualmente por buena parte de su gabinete. La medida fue estampada mediante un decreto publicado este jueves en el Boletín Oficial de la Ciudad de Buenos Aires (BOCBA) y alcanza a ministros, secretarios, subsecretarios y directores generales, pero no contempla ni al alcalde ni a su segundo, el vicejefe de Gobierno, Diego César Santilli.

El flamante decreto Nº75 lleva las firmas del propio Larreta, del Jefe de Gabinete, Felipe Miguel, y del ministro de Hacienda, Martín Mura. Para argumentar el incremento, la administración porteña explica que “resulta necesario jerarquizar los cargos de las unidades organizativas del gobierno con responsabilidades determinantes en la prestación de servicios esenciales, en la planificación y gestión de políticas públicas”. En concreto, según la visión de los funcionarios, “es menester” crear dos adicionales para cubrir incrementos salariales en distintos rangos de funcionarios del Poder Ejecutivo capitalino.

De esta manera, se crea el “Suplemento por Responsabilidad en el Cargo”, que alcanza a ministros, secretarios y subsecretarios y, también, un “Suplemento por Función Ejecutiva”, que incluye a directores generales y subsecretarios, pero que no reportan directamente a la Jefatura de Gobierno. Se trata de aumentos mensuales y remunerativos que oscilarán entre los $18 mil y $7 mil según rango, función y categoría y que fueron comentados en una reunión de gabinete ampliado de fines de enero.

La cifra es mínima en porcentaje con respecto al salario en bruto que gana un ministro de la Ciudad de Buenos Aires, pero el valor implica una suma superior a dos salarios mínimos, estimado en $8060.

Para los titulares de carteras de gobierno, el suplemento que cobrarán por mes será de $18150 aproximadamente. Este incremento alcanza también al Secretario General y Relaciones Internacionales, Fernando Straface, y a la Secretaria Legal y Técnico, Cecilia Montiel. De acuerdo al decreto, el incremento para estos funcionarios quedó fijado en 2280 unidades retributivas y una de estas equivale a $6,0791, según  el decreto Nº363, firmado el 15 de diciembre de 2015, a cinco días de la llegada del larretismo al moderno edificio de Uspallata 3160.

En tanto, el resto de los secretarios de Estado (de distintos ministerios), el subsecretario de Contenidos y el subsecretario de contenidos recibirán un aumento mensual aproximado de $11500; es decir, un 10% de aumento del sueldo en bruto que cobran cada 30 días.

Un ministro porteño gana hoy cerca de $121 mil y con el 15% de aumento decretado por Larreta su sueldo en bruto se irá a $139 mil aproximadamente. A este total se le deben descontar las cargas sociales y la retención de ganancias, que sumados alcanzan una cifra menor al 30% del salario, por lo que se le retendrá un total aproximado de $37.000 y, entonces, el funcionario recibirá $102000 en mano aproximadamente. Un secretario de Estado posee un salario de $115 mil actualmente. Con el incremento del 10% cobrará $126 mil en bruto.

En el rango de subsecretarios, existe una división en dos niveles, según se indica en el decreto publicado en el BOCBA. Los funcionarios de “Nivel I” recibirán un 15% de aumento y los de “Nivel II” un 7%.

De los 210 directores generales de la administración porteña 70 recibirán el suplemento; es decir un 34% del total de funcionarios de este rango. A su vez, este grupo también está dividido en esos dos niveles. El primer nivel está comprendido por 14 direcciones generales que contarán con un aumento del 10% en su salario y se trata de reparticiones que cuentan con una importante dotación de personal y, explican en el Gobierno, “poseen una relación crítica y directa en cuanto al servicio a los vecinos de la Ciudad”. Se trata de la Unidad de Gestión de Intervención Social (UGIS), el SAME y el Consejo de la Niñez y Adolescencia. En tanto, el Nivel II está conformado por 56 direcciones generales que verán aumentado en 5% sus honorarios en bruto.

La explicación sobre el decreto que brinda el Gobierno porteño reside en una “necesidad” de modificar la pirámide salarial porque “estaba achatada” y algunos secretarios de Estado percibían un salario similar al de un ministro. Fuentes de la Jefatura consultadas por Letra P indicaron que “se priorizaron” las áreas y cargos de “criticidad”, en donde la cercanía con el vecino y el trabajo en la calle es cosa de todos los días. En este grupo destacan roles como el del director General del SAME, Alberto Crescenti, por ejemplo. La lógica que aplicó el gobierno para brindar estos aumentos reside en que el salario del director del SAME, debido al tenor de su labor, no puede ser inferior al de un funcionario encargado de procesos informáticos.

Un ministro porteño gana hoy cerca de $121 mil y con el 15% de aumento decretado por Larreta su sueldo en bruto se irá a $139 mil aproximadamente. A este total se le deben descontar las cargas sociales ($ 14.000) y la retención de Ganancias ($ 35.000) . Entonces, el funcionario recibirá cerca de $ 90.000 en mano. Un secretario de Estado posee un salario de $115 mil actualmente. Con el incremento del 10% cobrará $126 mil en bruto.

Según las fuentes consultadas, esta medida está vinculada con la decisión de reformar y reestructurar parte del organigrama del gobierno que Larreta autorizó en diciembre, como reveló este portal. En esa primera etapa se inició una búsqueda por “reducir gastos innecesarios”, mientras que el decreto Nº75 tiene como objetivo que exista una “correlación entre la responsabilidad de cargos y sus sueldos”, según explicaron.

El trabajo comenzó en julio de 2016 mediante un trabajo conjunto entre la Jefatura de Gabinete y Hacienda y con un análisis integral de la estructura de Gobierno con el objetivo de mejorar sustancialmente la organización funcional de la administración pública de la Ciudad, tal cual quedó estampado en el decreto que publicó en exclusiva Letra P en el mes de diciembre. Esa medida borró del mapa 28 cargos políticos que, según definieron voceros del gobierno a este medio, “permitió aligerar el peso de la burocracia y hacer eficiente la gestión de servicios públicos”.

Se analizaron y consideraron distintas variables entre las que se destacan el “flujo de trabajo de cada área”, el presupuesto asignado, la cantidad de dotación de personal a cargo y “la prestación de servicios directos al vecino”.

Para estos cálculos se siguieron los parámetros del sistema que se utiliza desde hace años en Nación, que marca distintos niveles de función ejecutiva. El beneficio salarial, según pudo saber Letra P, abarca cerca de 160 funcionarios del Gobierno porteño que cuenta con más de 300 cargos jerárquicos en sus filas. La medida se publicó este jueves pero todos los implicados la conocían desde hace días, cuando Larreta pidió que la información se haga pública para todos sus funcionarios en una reunión de gabinete ampliado realizada en las oficinas de Bolívar 1, antigua oficina central del mandamás porteño.

A modo de comparación, un legislador porteño gana unos $100 mil en bruto y entre cargas sociales y retención de ganancias le quedan alrededor de cerca de $65 mil en mano.

Larreta les sube un 15% los sueldos a los ministros de la Ciudad

El alcalde creó adicionales mensuales que benefician también a secretarios, subsecretarios y directores generales. Oscilan entre los $18 mil y $7 mil, según cargo y responsabilidades en el gabinete.

El segundo mes del 2017 comienza con un aumento para los funcionarios de alto rango de la Ciudad de Buenos Aires: el jefe de Gobierno, Horacio Antonio Rodríguez Larreta, autorizó una suba salarial enmarcada dentro de dos “suplementos” que serán cobrados mensualmente por buena parte de su gabinete. La medida fue estampada mediante un decreto publicado este jueves en el Boletín Oficial de la Ciudad de Buenos Aires (BOCBA) y alcanza a ministros, secretarios, subsecretarios y directores generales, pero no contempla ni al alcalde ni a su segundo, el vicejefe de Gobierno, Diego César Santilli.

El flamante decreto Nº75 lleva las firmas del propio Larreta, del Jefe de Gabinete, Felipe Miguel, y del ministro de Hacienda, Martín Mura. Para argumentar el incremento, la administración porteña explica que “resulta necesario jerarquizar los cargos de las unidades organizativas del gobierno con responsabilidades determinantes en la prestación de servicios esenciales, en la planificación y gestión de políticas públicas”. En concreto, según la visión de los funcionarios, “es menester” crear dos adicionales para cubrir incrementos salariales en distintos rangos de funcionarios del Poder Ejecutivo capitalino.

De esta manera, se crea el “Suplemento por Responsabilidad en el Cargo”, que alcanza a ministros, secretarios y subsecretarios y, también, un “Suplemento por Función Ejecutiva”, que incluye a directores generales y subsecretarios, pero que no reportan directamente a la Jefatura de Gobierno. Se trata de aumentos mensuales y remunerativos que oscilarán entre los $18 mil y $7 mil según rango, función y categoría y que fueron comentados en una reunión de gabinete ampliado de fines de enero.

La cifra es mínima en porcentaje con respecto al salario en bruto que gana un ministro de la Ciudad de Buenos Aires, pero el valor implica una suma superior a dos salarios mínimos, estimado en $8060.

Para los titulares de carteras de gobierno, el suplemento que cobrarán por mes será de $18150 aproximadamente. Este incremento alcanza también al Secretario General y Relaciones Internacionales, Fernando Straface, y a la Secretaria Legal y Técnico, Cecilia Montiel. De acuerdo al decreto, el incremento para estos funcionarios quedó fijado en 2280 unidades retributivas y una de estas equivale a $6,0791, según  el decreto Nº363, firmado el 15 de diciembre de 2015, a cinco días de la llegada del larretismo al moderno edificio de Uspallata 3160.

En tanto, el resto de los secretarios de Estado (de distintos ministerios), el subsecretario de Contenidos y el subsecretario de contenidos recibirán un aumento mensual aproximado de $11500; es decir, un 10% de aumento del sueldo en bruto que cobran cada 30 días.

Un ministro porteño gana hoy cerca de $121 mil y con el 15% de aumento decretado por Larreta su sueldo en bruto se irá a $139 mil aproximadamente. A este total se le deben descontar las cargas sociales y la retención de ganancias, que sumados alcanzan una cifra menor al 30% del salario, por lo que se le retendrá un total aproximado de $37.000 y, entonces, el funcionario recibirá $102000 en mano aproximadamente. Un secretario de Estado posee un salario de $115 mil actualmente. Con el incremento del 10% cobrará $126 mil en bruto.

En el rango de subsecretarios, existe una división en dos niveles, según se indica en el decreto publicado en el BOCBA. Los funcionarios de “Nivel I” recibirán un 15% de aumento y los de “Nivel II” un 7%.

De los 210 directores generales de la administración porteña 70 recibirán el suplemento; es decir un 34% del total de funcionarios de este rango. A su vez, este grupo también está dividido en esos dos niveles. El primer nivel está comprendido por 14 direcciones generales que contarán con un aumento del 10% en su salario y se trata de reparticiones que cuentan con una importante dotación de personal y, explican en el Gobierno, “poseen una relación crítica y directa en cuanto al servicio a los vecinos de la Ciudad”. Se trata de la Unidad de Gestión de Intervención Social (UGIS), el SAME y el Consejo de la Niñez y Adolescencia. En tanto, el Nivel II está conformado por 56 direcciones generales que verán aumentado en 5% sus honorarios en bruto.

La explicación sobre el decreto que brinda el Gobierno porteño reside en una “necesidad” de modificar la pirámide salarial porque “estaba achatada” y algunos secretarios de Estado percibían un salario similar al de un ministro. Fuentes de la Jefatura consultadas por Letra P indicaron que “se priorizaron” las áreas y cargos de “criticidad”, en donde la cercanía con el vecino y el trabajo en la calle es cosa de todos los días. En este grupo destacan roles como el del director General del SAME, Alberto Crescenti, por ejemplo. La lógica que aplicó el gobierno para brindar estos aumentos reside en que el salario del director del SAME, debido al tenor de su labor, no puede ser inferior al de un funcionario encargado de procesos informáticos.

Un ministro porteño gana hoy cerca de $121 mil y con el 15% de aumento decretado por Larreta su sueldo en bruto se irá a $139 mil aproximadamente. A este total se le deben descontar las cargas sociales ($ 14.000) y la retención de Ganancias ($ 35.000) . Entonces, el funcionario recibirá cerca de $ 90.000 en mano. Un secretario de Estado posee un salario de $115 mil actualmente. Con el incremento del 10% cobrará $126 mil en bruto.

Según las fuentes consultadas, esta medida está vinculada con la decisión de reformar y reestructurar parte del organigrama del gobierno que Larreta autorizó en diciembre, como reveló este portal. En esa primera etapa se inició una búsqueda por “reducir gastos innecesarios”, mientras que el decreto Nº75 tiene como objetivo que exista una “correlación entre la responsabilidad de cargos y sus sueldos”, según explicaron.

El trabajo comenzó en julio de 2016 mediante un trabajo conjunto entre la Jefatura de Gabinete y Hacienda y con un análisis integral de la estructura de Gobierno con el objetivo de mejorar sustancialmente la organización funcional de la administración pública de la Ciudad, tal cual quedó estampado en el decreto que publicó en exclusiva Letra P en el mes de diciembre. Esa medida borró del mapa 28 cargos políticos que, según definieron voceros del gobierno a este medio, “permitió aligerar el peso de la burocracia y hacer eficiente la gestión de servicios públicos”.

Se analizaron y consideraron distintas variables entre las que se destacan el “flujo de trabajo de cada área”, el presupuesto asignado, la cantidad de dotación de personal a cargo y “la prestación de servicios directos al vecino”.

Para estos cálculos se siguieron los parámetros del sistema que se utiliza desde hace años en Nación, que marca distintos niveles de función ejecutiva. El beneficio salarial, según pudo saber Letra P, abarca cerca de 160 funcionarios del Gobierno porteño que cuenta con más de 300 cargos jerárquicos en sus filas. La medida se publicó este jueves pero todos los implicados la conocían desde hace días, cuando Larreta pidió que la información se haga pública para todos sus funcionarios en una reunión de gabinete ampliado realizada en las oficinas de Bolívar 1, antigua oficina central del mandamás porteño.

A modo de comparación, un legislador porteño gana unos $100 mil en bruto y entre cargas sociales y retención de ganancias le quedan alrededor de cerca de $65 mil en mano.