X
Viajó este jueves por la noche y se instaló en un country, en el marco de la conmoción social que se generó tras las últimas decisiones judiciales contra ex funcionarios y dirigentes kirchneristas.
Redacción 08/12/2017 11:26

El Presidente de la Nación, Mauricio Macri, se fue a Córdoba de vacaciones aprovechando el fin de semana largo. La escapada se produce en el medio de la conmoción social por la catarata de detenciones contra ex funcionarios y dirigentes ligados al kirchnerismo. Desde el Gobierno no hubo una comunicación oficial al respecto.

Según informó La Nación, el Jefe de Estado se instaló en Córdoba la noche del jueves junto a su esposa Juliana Awada y su hija Antonia. Todo, mientras en Plaza de Mayo se producía una multitudinaria manifestación contra las últimas decisiones judiciales, denunciadas por casi toda la oposición.

Es la cuarta vez que elige las sierras cordobesas para relajarse.

Macri llegó en el avión oficial al aeropuerto Ambrosio Taravella y, en un helicóptero del gobierno provincial, se trasladó hasta el lugar que eligió para descansar, que se mantiene en reserva, publicó aquel diario.

Por su parte, La Voz también confirmó que descansará en aquella provincia, precisamente en Potrerillo de Larreta, un country en la ciudad de Alta Gracia, donde ya estuvo en 2016.

Cabe recordar que a quince días de haber asumido la presidencia, sobre finales de 2015, el mandatario se tomó sus primeras vacaciones desde que ocupa el máximo cargo. En aquel momento, en el Gobierno nacional nadie discutía su escapada a Villa La Angostura ni el momento elegido para llevarla a cabo, pese a la sorpresa general.

“Es lógico que se tome vacaciones luego de más de un año de campaña ininterrumpida”, defendió un hombre con despacho en la Casa Rosada por esos días. El estrés del proselitismo electoral y de los días previos a la asunción son argumentos válidos en el entorno presidencial para justificar el descanso de Macri en el sur del país.

Ahora volvió a viajar para descansar, mientras el escenario social está agitado, producto de un fin de año con anuncio de nuevos tarifazos y decisiones judiciales contra la oposición que despertaron las críticas de un sector importante en el mundo político.

Macri se tomó unos días de vacaciones y se fue a descansar a Córdoba

Viajó este jueves por la noche y se instaló en un country, en el marco de la conmoción social que se generó tras las últimas decisiones judiciales contra ex funcionarios y dirigentes kirchneristas.

El Presidente de la Nación, Mauricio Macri, se fue a Córdoba de vacaciones aprovechando el fin de semana largo. La escapada se produce en el medio de la conmoción social por la catarata de detenciones contra ex funcionarios y dirigentes ligados al kirchnerismo. Desde el Gobierno no hubo una comunicación oficial al respecto.

Según informó La Nación, el Jefe de Estado se instaló en Córdoba la noche del jueves junto a su esposa Juliana Awada y su hija Antonia. Todo, mientras en Plaza de Mayo se producía una multitudinaria manifestación contra las últimas decisiones judiciales, denunciadas por casi toda la oposición.

Es la cuarta vez que elige las sierras cordobesas para relajarse.

Macri llegó en el avión oficial al aeropuerto Ambrosio Taravella y, en un helicóptero del gobierno provincial, se trasladó hasta el lugar que eligió para descansar, que se mantiene en reserva, publicó aquel diario.

Por su parte, La Voz también confirmó que descansará en aquella provincia, precisamente en Potrerillo de Larreta, un country en la ciudad de Alta Gracia, donde ya estuvo en 2016.

Cabe recordar que a quince días de haber asumido la presidencia, sobre finales de 2015, el mandatario se tomó sus primeras vacaciones desde que ocupa el máximo cargo. En aquel momento, en el Gobierno nacional nadie discutía su escapada a Villa La Angostura ni el momento elegido para llevarla a cabo, pese a la sorpresa general.

“Es lógico que se tome vacaciones luego de más de un año de campaña ininterrumpida”, defendió un hombre con despacho en la Casa Rosada por esos días. El estrés del proselitismo electoral y de los días previos a la asunción son argumentos válidos en el entorno presidencial para justificar el descanso de Macri en el sur del país.

Ahora volvió a viajar para descansar, mientras el escenario social está agitado, producto de un fin de año con anuncio de nuevos tarifazos y decisiones judiciales contra la oposición que despertaron las críticas de un sector importante en el mundo político.