X
El pedido de detención por parte de Bonadio a la ex presidenta provocó la inmediata reacción de intendentes y legisladores. Sin embargo y por ahora los bloques legislativos no se unen.
Redacción 07/12/2017 04:21 PM

Los intendentes del interior bonaerense, los jefes comunales del conurbano que cerraron el acuerdo por el PJ bonaerense además de diputados y senadores de los distintos bloques peronistas en la Legislatura bonaerense fustigaron contra el accionar judicial del juez federal Claudio Bonadio y el pedido de desafuero y para un posterior requerimiento de prisión preventiva para la ex presidenta y flamante senadora nacional, Cristina Fernández de Kirchner por presunto encubrimiento al atentado de la AMIA a través del memorándum de entendimiento con Irán. El posicionamiento de los dirigentes en este tema va unido, su accionar legislativo no.

La figura de Cristina, y su estilo de conducción, fueron los principales puntos por el que no hubo unidad. Con dos derrotas consecutivas en el plano electoral, los intendentes del conurbano entendieron que era momento de reconstruir el PJ sin Cristina. En esa travesía quedaron con dos pequeños bloques y sin embargo se hicieron de poder con vicepresidencias en ambas Cámaras. Este martes, rozando los tiros judiciales, todos los sectores decidieron con matices salir a respaldar a CFK. Desde el Movimiento Evita a La Cámpora y desde Florencio Randazzo a Mario Secco. 

 

 

Todos hicieron público su rechazo. Es un espacio opositor que tiene cuatro bloques en la Cámara de Diputados y dos en el Senado. Y, por ahora, esta línea discursiva no se traslada a la acción legislativa.  

Los bloques seguirán divididos en la Legislatura en la que María Eugenia Vidal maneja con holgura numérica. Algunos intendentes confirmaron presencia a la movilización de este jueves a Plaza de Mayo. Otros aún están evaluando qué hacer. 

Los intendentes del interior bonaerense timoneados por el mandatario de San Antonio de Areco, Francisco Paco Durañona remarcaron que el avance de Bonadio “es la consolidación de un ataque y persecución política, mediática y judicial que viene llevando adelante el Gobierno de Macri en alianza con la justicia y grupos concentrados de poder”.

 

 

En esa línea también consideraron que “se está consolidando un país de divisiones, revanchismo y políticas, que no es novedad en nuestra Patria y nos lleva a los peores momentos de la historia”. Durañona le confirmó a Letra P, que irá a la movilización organizada a Plaza de Mayo. 

También los intendentes del peronismo del conurbano bonaerense lanzaron un comunicado. Se trata de los jefes comunales que terciaron en la interna del peronismo para que el mandatario de Merlo, Gustavo Menéndez sea el sucesor de Fernando Espinoza en la conducción del partido. 

De forma más suavizada, los dirigentes hicieron correr un comunicado que incluye también a los legisladores de sus bloques tanto en el Senado bonaerense como en Diputados “expresamos nuestra preocupación respecto a lo que está sucediendo con sectores del Poder Judicial en la Argentina”.

 

 

También los diputados y senadores bonaerenses de Unidad Ciudadana hablaron de un “gravísimo embate judicial contra dirigentes opositores que encabeza el juez Bonadío, quien actúa de manera cada vez más evidente en el marco de la agenda que le marca el Presidente de la Nación, Mauricio Macri y con total deprecio a los derechos constitucionales al debido proceso y a la defensa”. A ese comunicado de la bancada que preside Florencia Saintout en Diputados y Teresa García en el Senado se plegó el bloque de diputados de Peronismo Kirchnerista que integran Rocío Giaccone y José Ottavis

 

 

Y el bloque Convicción Peronista se sumó a la cruzada en defensa “del valor de la democracia, la pluralidad de voces y de un Poder Judicial independiente que garantice y preserve el sistema Republicano de Gobierno”.

 

 

Hasta ex aliados claves a CFK salieron a respaldarla y cuestionar a Bonadio. El más relevante es acaso su ex ministro del Interior y Transporte y competidor en las últimas elecciones a senador nacional, Florencio Randazzo. El candidato por CUMPLIR optó por recordar un viejo twitter de cuando era funcionario nacional y se había imputado a CFK por el memorándum. En aquella oportunidad tildó la decisión como un “disparate”. Este jueves expresó sobre aquel twitt. “Lo dije en febrero de 2015. Y sigo pensando exactamente lo mismo”.

El peronismo bonaerense sale a defender a CFK pero sigue dividido

El pedido de detención por parte de Bonadio a la ex presidenta provocó la inmediata reacción de intendentes y legisladores. Sin embargo y por ahora los bloques legislativos no se unen.

Los intendentes del interior bonaerense, los jefes comunales del conurbano que cerraron el acuerdo por el PJ bonaerense además de diputados y senadores de los distintos bloques peronistas en la Legislatura bonaerense fustigaron contra el accionar judicial del juez federal Claudio Bonadio y el pedido de desafuero y para un posterior requerimiento de prisión preventiva para la ex presidenta y flamante senadora nacional, Cristina Fernández de Kirchner por presunto encubrimiento al atentado de la AMIA a través del memorándum de entendimiento con Irán. El posicionamiento de los dirigentes en este tema va unido, su accionar legislativo no.

La figura de Cristina, y su estilo de conducción, fueron los principales puntos por el que no hubo unidad. Con dos derrotas consecutivas en el plano electoral, los intendentes del conurbano entendieron que era momento de reconstruir el PJ sin Cristina. En esa travesía quedaron con dos pequeños bloques y sin embargo se hicieron de poder con vicepresidencias en ambas Cámaras. Este martes, rozando los tiros judiciales, todos los sectores decidieron con matices salir a respaldar a CFK. Desde el Movimiento Evita a La Cámpora y desde Florencio Randazzo a Mario Secco. 

 

 

Todos hicieron público su rechazo. Es un espacio opositor que tiene cuatro bloques en la Cámara de Diputados y dos en el Senado. Y, por ahora, esta línea discursiva no se traslada a la acción legislativa.  

Los bloques seguirán divididos en la Legislatura en la que María Eugenia Vidal maneja con holgura numérica. Algunos intendentes confirmaron presencia a la movilización de este jueves a Plaza de Mayo. Otros aún están evaluando qué hacer. 

Los intendentes del interior bonaerense timoneados por el mandatario de San Antonio de Areco, Francisco Paco Durañona remarcaron que el avance de Bonadio “es la consolidación de un ataque y persecución política, mediática y judicial que viene llevando adelante el Gobierno de Macri en alianza con la justicia y grupos concentrados de poder”.

 

 

En esa línea también consideraron que “se está consolidando un país de divisiones, revanchismo y políticas, que no es novedad en nuestra Patria y nos lleva a los peores momentos de la historia”. Durañona le confirmó a Letra P, que irá a la movilización organizada a Plaza de Mayo. 

También los intendentes del peronismo del conurbano bonaerense lanzaron un comunicado. Se trata de los jefes comunales que terciaron en la interna del peronismo para que el mandatario de Merlo, Gustavo Menéndez sea el sucesor de Fernando Espinoza en la conducción del partido. 

De forma más suavizada, los dirigentes hicieron correr un comunicado que incluye también a los legisladores de sus bloques tanto en el Senado bonaerense como en Diputados “expresamos nuestra preocupación respecto a lo que está sucediendo con sectores del Poder Judicial en la Argentina”.

 

 

También los diputados y senadores bonaerenses de Unidad Ciudadana hablaron de un “gravísimo embate judicial contra dirigentes opositores que encabeza el juez Bonadío, quien actúa de manera cada vez más evidente en el marco de la agenda que le marca el Presidente de la Nación, Mauricio Macri y con total deprecio a los derechos constitucionales al debido proceso y a la defensa”. A ese comunicado de la bancada que preside Florencia Saintout en Diputados y Teresa García en el Senado se plegó el bloque de diputados de Peronismo Kirchnerista que integran Rocío Giaccone y José Ottavis

 

 

Y el bloque Convicción Peronista se sumó a la cruzada en defensa “del valor de la democracia, la pluralidad de voces y de un Poder Judicial independiente que garantice y preserve el sistema Republicano de Gobierno”.

 

 

Hasta ex aliados claves a CFK salieron a respaldarla y cuestionar a Bonadio. El más relevante es acaso su ex ministro del Interior y Transporte y competidor en las últimas elecciones a senador nacional, Florencio Randazzo. El candidato por CUMPLIR optó por recordar un viejo twitter de cuando era funcionario nacional y se había imputado a CFK por el memorándum. En aquella oportunidad tildó la decisión como un “disparate”. Este jueves expresó sobre aquel twitt. “Lo dije en febrero de 2015. Y sigo pensando exactamente lo mismo”.