X
Los mandatarios de Río Negro, Chubut y Neuquén fueron convocados para coordinar acciones conjuntas frente a la RAM. Los reciben Peña, Bullrich, Garavano y Frigerio.
Redacción 06/12/2017 08:50 AM

En estado de alerta por el conflicto territorial desatado en la Patagonia, los gobernadores de Río Negro, Alberto Weretilneck; de Chubut, Mariano Arcioni; y de Neuquén, Omar Gutiérrez, acudirán este miércoles a la Casa Rosada para acordar una salida conjunta a los episodios de violencia que el Gobierno nacional atribuye a la RAM (Resistencia Ancestral Mapuche).

La cita es para las 15 y los gobernadores serán recibidos por el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y los ministros de Interior, Rogelio Frigerio; de Justicia, Germán Garavano, y de Seguridad, Patricia Bullrich. Los dos últimos, cabezas visibles de la gestión macrista frente a la problemática mapuche, que este año encontró su pico con la desaparición y muerte de Santiago Maldonado.  

El objetivo de la reunión será diagramar un plan de acción en conjunto para las fuerzas federales (Policía Federal, Gendarmería Nacional y Prefectura) y las policías provinciales a la hora de pararse frente a la RAM, luego del enfrentamiento que hace dos semanas se cobró otra víctima, el joven Rafael Nahuel, en Villa Mascardi, Río Negro.

Como reacción a ese episodio, Bullrich y Garavano defendieron el accionar y la versión de Prefectura, al darle “carácter de verdad”, y apuntaron sus críticas a “los grupos violentos que no reconocen la ley argentina, el Estado y la Constitución”. También Weretilneck responsabilizó a la RAM: “Es un grupo de origen chileno con manifestaciones en Argentina que pone en duda la propiedad de la tierra en Argentina y la vigencia del Estado argentino”, dijo.

 

 

Sin embargo, la abogada de la comunidad Winkul Mapu, Natalia Araya, contradice la versión del Gobierno y desmiente una vinculación con la RAM. En una reciente visita a la Comnisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados, la letrada explicó que la comunidad se asentó hace cuatro meses en Villa Mascardi sin ningún tipo de violencia, y aseguró que “cuentan con la documentación que respalda que es un territorio ancestral”. 

Asimismo, el propio intendente de Bariloche, Gustavo Gennuso, puso en duda el discurso oficial: “No me consta que el grupo que tomó el terreno en Villa Mascardi sea RAM”, reconoció en una entrevista con Letra P, donde advirtió que “el Estado nacional, tanto en ésta como en las anteriores gestiones, ha estado lerdo en la entrega de títulos para las familias que, en varios de sus planteos, se han manifestado de manera pacífica”.

 

Gobernadores patagónicos buscan en la Rosada una salida al conflicto mapuche

Los mandatarios de Río Negro, Chubut y Neuquén fueron convocados para coordinar acciones conjuntas frente a la RAM. Los reciben Peña, Bullrich, Garavano y Frigerio. 

En estado de alerta por el conflicto territorial desatado en la Patagonia, los gobernadores de Río Negro, Alberto Weretilneck; de Chubut, Mariano Arcioni; y de Neuquén, Omar Gutiérrez, acudirán este miércoles a la Casa Rosada para acordar una salida conjunta a los episodios de violencia que el Gobierno nacional atribuye a la RAM (Resistencia Ancestral Mapuche).

La cita es para las 15 y los gobernadores serán recibidos por el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y los ministros de Interior, Rogelio Frigerio; de Justicia, Germán Garavano, y de Seguridad, Patricia Bullrich. Los dos últimos, cabezas visibles de la gestión macrista frente a la problemática mapuche, que este año encontró su pico con la desaparición y muerte de Santiago Maldonado.  

El objetivo de la reunión será diagramar un plan de acción en conjunto para las fuerzas federales (Policía Federal, Gendarmería Nacional y Prefectura) y las policías provinciales a la hora de pararse frente a la RAM, luego del enfrentamiento que hace dos semanas se cobró otra víctima, el joven Rafael Nahuel, en Villa Mascardi, Río Negro.

Como reacción a ese episodio, Bullrich y Garavano defendieron el accionar y la versión de Prefectura, al darle “carácter de verdad”, y apuntaron sus críticas a “los grupos violentos que no reconocen la ley argentina, el Estado y la Constitución”. También Weretilneck responsabilizó a la RAM: “Es un grupo de origen chileno con manifestaciones en Argentina que pone en duda la propiedad de la tierra en Argentina y la vigencia del Estado argentino”, dijo.

 

 

Sin embargo, la abogada de la comunidad Winkul Mapu, Natalia Araya, contradice la versión del Gobierno y desmiente una vinculación con la RAM. En una reciente visita a la Comnisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados, la letrada explicó que la comunidad se asentó hace cuatro meses en Villa Mascardi sin ningún tipo de violencia, y aseguró que “cuentan con la documentación que respalda que es un territorio ancestral”. 

Asimismo, el propio intendente de Bariloche, Gustavo Gennuso, puso en duda el discurso oficial: “No me consta que el grupo que tomó el terreno en Villa Mascardi sea RAM”, reconoció en una entrevista con Letra P, donde advirtió que “el Estado nacional, tanto en ésta como en las anteriores gestiones, ha estado lerdo en la entrega de títulos para las familias que, en varios de sus planteos, se han manifestado de manera pacífica”.