X

Néstor y Cristina, Maldonado y el ARA San Juan, en los juramentos de Diputados

Los diputados apelaron a fórmulas de todo tipo para asumir sus bancas. Carrió llegó tarde y juró última, sola. La frialdad de Ocaña con Moreau y las fotos de Zamora a su esposa, Claudia Ledesma.
Los diputados apelaron a fórmulas de todo tipo para asumir sus bancas. Carrió llegó tarde y juró última, sola. La frialdad de Ocaña con Moreau y las fotos de Zamora a su esposa, Claudia Ledesma.
Por 06/12/2017 04:48 PM

Los 44 tripulantes del ARA San Juan, los muertos de la resistencia peronista, Santiago Maldonado, Néstor Kirchner y Cristina Fernández y la memoria de Mario Das Neves, estuvieron presentes en las diversas fórmulas de juramento que usaron los 126 diputados nacionales que asumieron sus bancas este miércoles y que comenzarán su mandato el 10 de diciembre. La sesión, en la que Emilio Monzó fue ratificado como presidente del cuerpo, contó con varios gobernadores, funcionarios e intendentes entre los invitados.

Los primeros en ingresar al recinto, cerca de las 10.30, fueron los nuevos diputados del PRO, entre quienes estuvieron el ex ministro de Seguridad de la Ciudad Guillermo Montenegro y la ex vicepresidenta primera de la Legislatura, Carmen Polledo, que será vice segunda del bloque macrista. Pocos minutos antes, su ex compañera de lista Joanna Picetti, la candidata que Cambiemos impugnó ante la Justicia, había sido expulsada del Palacio tras presentarse con un escribano público para dejar constancia de que tenía voluntad de asumir su banca.

Máximo Kirchner fue uno de los primeros integrantes del Frente para la Victoria en ocupar su banca, donde conversó durante un largo rato con la santafesina Alejandra Rodenas, quien pese a que ingresó a la Cámara en la lista que encabezó Agustín Rossi, ya anunció que no formará parte de la bancada que presidirá el rosarino. Tras negociar con el interbloque Argentina Federal, que responderá a los gobernadores, Rodenas decidió armar su propio monobloque.

Las juras comenzaron pasadas las 11, con Nicolás del Caño y Romina del Plá, del Frente de Izquierda, y Hernán Berisso, de Cambiemos, todos electos por la provincia de Buenos Aires. “Por memoria, verdad y justicia para Santiago Maldonado y Rafael Nahuel. Por nuestros jubilados a los que quieren seguir empobrecimiento. Por las mujeres que luchan por conquistar sus derechos. Por la clase trabajadora y los pueblos oprimidos del mundo. Sí juro”, bramó Del Caño, y dejó inaugurados los juramentos con agregados no previstos en la fórmula oficial.

 

 

Por el mismo distrito juraron, después, los diputados electos por la lista Unidad Ciudadana, quienes, en su mayoría, lo hicieron “por Perón y Evita, por Néstor y Cristina”. A esa fórmula, Fernando Espinoza -flamante vicepresidente del bloque del Frente para la Victoria-  agregó “por el pueblo de La Matanza”, mientras en la bandeja de invitados aplaudía su sucesora en el distrito, la intendenta Verónica Magario. La matancera estuvo acompañada por otros intendentes bonaerenses, como Jorge Ferraresi – cuya esposa, Magdalena Sierra, también asumió como diputada -, y Ariel Sujarchuk. En el mismo palco se ubicaron el gobernador de La Rioja, Sergio Casas, y el ex gobernador de Santa Fe, Antonio Bonfatti, quien estuvo en el recinto para respaldar al diputado socialista Luis Contigiani, ex ministro de Producción provincial. Otro intendente, Jorge Macri, se ubicó en el palco del oficialismo.

 

Paula Oliveto y Carmen Polledo, de Cambiemos, juran juntas y de blanco.

En el mismo turno que Espinoza estuvo el ex candidato a presidente por el Frente para la Victoria Daniel Scioli, quien optó por no hacer agregados al tradicional “sí, juro”. Antes habían pasado Graciela Ocaña, Fabio Quetglas (Cambiemos) y el cristinista Leopoldo Moreau. Una vez concluido el juramento, Ocaña se dio un caluroso saludo con Quetglas y apenas le estrechó la mano a Moreau.

En tanto, la massista Mirta Tundis decidió jurar “por los jubilados”, el diputado kirchnerista cordobés Pablo Carro lo hizo por Agustín Tosco y la rionegrina María Emilia Soria, por la memoria de su padre y ex gobernador de su provincia, Carlos Soria. Otro gobernador fallecido aludido fue el chubutense Mario Das Neves, por quien juró la diputada Rosa Rosario Muñoz, mientras que la entrerriana Mayda Cresto mencionó a “los muertos de la resistencia peronista” y a su abuelo, el ex gobernador Enrique Cresto.

En tanto, el diputado por Salta Martín Grande juró “porque no vuelvan a gobernar nunca más los delincuentes” y su par provincial, Sergio “Oso” Leavy, pidió “por la unidad del peronismo”.

 

Los diputados del Frente para la Victoria saludan a Gioja, vicepresidente de la Cámara.

Entre los funcionarios y gobernadores que ocuparon las sillas de invitados estuvieron el sanjuanino Sergio Uñac, el neuquino Omar Guitérrez, el cordobés Juan Schiaretti y el santiagueño Gerardo Zamora, que le sacó fotos durante la jura a su esposa, la gobernadora saliente, Claudia Ledesma Abdala.

Pese a que le había tocado jurar en las primeras tandas, la diputada Elisa Carrió lo hizo sola y al final de la sesión. Carrió llegó tarde al recinto, se sentó a tomar un café y debió esperar a que terminaran de jurar los diputados de todas las provincias para hacer lo propio. “Con la ayuda de Dios, sí, juro”, agregó la líder de la Coalición Cívica.

 

 

Una vez concluido el ciclo de juras, llegó el turno de la designación de autoridades. Tal como adelantó Letra P, Monzó fue ratificado por sus pares como presidente de la Cámara. Tras escuchar largos discursos cargados de elogios, provinientes de todas las bancadas, Monzó atravesó el recinto para ubicarse en la presidencia, luego de darse un abrazo con el jefe de Gabinete, Marcos Peña, cuya presencia agradeció.

En tanto, la vice primera de la Cámara quedó para el peronista José Luis Gioja y la segunda fue parael radical Luis Petri, de Cambiemos. En la tercera fue nombrado el cordobés Martín Llaryora, en nombre del interbloque Argentina Federal.

Sobre el final, varios se sorprendieron por el anuncio de que la Prosecretaría Administrativa de Diputados será ocupada por Oscar Romero, hasta ahora presidente del bloque Justicialista.

Néstor y Cristina, Maldonado y el ARA San Juan, en los juramentos de Diputados

Los diputados apelaron a fórmulas de todo tipo para asumir sus bancas. Carrió llegó tarde y juró última, sola. La frialdad de Ocaña con Moreau y las fotos de Zamora a su esposa, Claudia Ledesma.

Los 44 tripulantes del ARA San Juan, los muertos de la resistencia peronista, Santiago Maldonado, Néstor Kirchner y Cristina Fernández y la memoria de Mario Das Neves, estuvieron presentes en las diversas fórmulas de juramento que usaron los 126 diputados nacionales que asumieron sus bancas este miércoles y que comenzarán su mandato el 10 de diciembre. La sesión, en la que Emilio Monzó fue ratificado como presidente del cuerpo, contó con varios gobernadores, funcionarios e intendentes entre los invitados.

Los primeros en ingresar al recinto, cerca de las 10.30, fueron los nuevos diputados del PRO, entre quienes estuvieron el ex ministro de Seguridad de la Ciudad Guillermo Montenegro y la ex vicepresidenta primera de la Legislatura, Carmen Polledo, que será vice segunda del bloque macrista. Pocos minutos antes, su ex compañera de lista Joanna Picetti, la candidata que Cambiemos impugnó ante la Justicia, había sido expulsada del Palacio tras presentarse con un escribano público para dejar constancia de que tenía voluntad de asumir su banca.

Máximo Kirchner fue uno de los primeros integrantes del Frente para la Victoria en ocupar su banca, donde conversó durante un largo rato con la santafesina Alejandra Rodenas, quien pese a que ingresó a la Cámara en la lista que encabezó Agustín Rossi, ya anunció que no formará parte de la bancada que presidirá el rosarino. Tras negociar con el interbloque Argentina Federal, que responderá a los gobernadores, Rodenas decidió armar su propio monobloque.

Las juras comenzaron pasadas las 11, con Nicolás del Caño y Romina del Plá, del Frente de Izquierda, y Hernán Berisso, de Cambiemos, todos electos por la provincia de Buenos Aires. “Por memoria, verdad y justicia para Santiago Maldonado y Rafael Nahuel. Por nuestros jubilados a los que quieren seguir empobrecimiento. Por las mujeres que luchan por conquistar sus derechos. Por la clase trabajadora y los pueblos oprimidos del mundo. Sí juro”, bramó Del Caño, y dejó inaugurados los juramentos con agregados no previstos en la fórmula oficial.

 

 

Por el mismo distrito juraron, después, los diputados electos por la lista Unidad Ciudadana, quienes, en su mayoría, lo hicieron “por Perón y Evita, por Néstor y Cristina”. A esa fórmula, Fernando Espinoza -flamante vicepresidente del bloque del Frente para la Victoria-  agregó “por el pueblo de La Matanza”, mientras en la bandeja de invitados aplaudía su sucesora en el distrito, la intendenta Verónica Magario. La matancera estuvo acompañada por otros intendentes bonaerenses, como Jorge Ferraresi – cuya esposa, Magdalena Sierra, también asumió como diputada -, y Ariel Sujarchuk. En el mismo palco se ubicaron el gobernador de La Rioja, Sergio Casas, y el ex gobernador de Santa Fe, Antonio Bonfatti, quien estuvo en el recinto para respaldar al diputado socialista Luis Contigiani, ex ministro de Producción provincial. Otro intendente, Jorge Macri, se ubicó en el palco del oficialismo.

 

Paula Oliveto y Carmen Polledo, de Cambiemos, juran juntas y de blanco.

En el mismo turno que Espinoza estuvo el ex candidato a presidente por el Frente para la Victoria Daniel Scioli, quien optó por no hacer agregados al tradicional “sí, juro”. Antes habían pasado Graciela Ocaña, Fabio Quetglas (Cambiemos) y el cristinista Leopoldo Moreau. Una vez concluido el juramento, Ocaña se dio un caluroso saludo con Quetglas y apenas le estrechó la mano a Moreau.

En tanto, la massista Mirta Tundis decidió jurar “por los jubilados”, el diputado kirchnerista cordobés Pablo Carro lo hizo por Agustín Tosco y la rionegrina María Emilia Soria, por la memoria de su padre y ex gobernador de su provincia, Carlos Soria. Otro gobernador fallecido aludido fue el chubutense Mario Das Neves, por quien juró la diputada Rosa Rosario Muñoz, mientras que la entrerriana Mayda Cresto mencionó a “los muertos de la resistencia peronista” y a su abuelo, el ex gobernador Enrique Cresto.

En tanto, el diputado por Salta Martín Grande juró “porque no vuelvan a gobernar nunca más los delincuentes” y su par provincial, Sergio “Oso” Leavy, pidió “por la unidad del peronismo”.

 

Los diputados del Frente para la Victoria saludan a Gioja, vicepresidente de la Cámara.

Entre los funcionarios y gobernadores que ocuparon las sillas de invitados estuvieron el sanjuanino Sergio Uñac, el neuquino Omar Guitérrez, el cordobés Juan Schiaretti y el santiagueño Gerardo Zamora, que le sacó fotos durante la jura a su esposa, la gobernadora saliente, Claudia Ledesma Abdala.

Pese a que le había tocado jurar en las primeras tandas, la diputada Elisa Carrió lo hizo sola y al final de la sesión. Carrió llegó tarde al recinto, se sentó a tomar un café y debió esperar a que terminaran de jurar los diputados de todas las provincias para hacer lo propio. “Con la ayuda de Dios, sí, juro”, agregó la líder de la Coalición Cívica.

 

 

Una vez concluido el ciclo de juras, llegó el turno de la designación de autoridades. Tal como adelantó Letra P, Monzó fue ratificado por sus pares como presidente de la Cámara. Tras escuchar largos discursos cargados de elogios, provinientes de todas las bancadas, Monzó atravesó el recinto para ubicarse en la presidencia, luego de darse un abrazo con el jefe de Gabinete, Marcos Peña, cuya presencia agradeció.

En tanto, la vice primera de la Cámara quedó para el peronista José Luis Gioja y la segunda fue parael radical Luis Petri, de Cambiemos. En la tercera fue nombrado el cordobés Martín Llaryora, en nombre del interbloque Argentina Federal.

Sobre el final, varios se sorprendieron por el anuncio de que la Prosecretaría Administrativa de Diputados será ocupada por Oscar Romero, hasta ahora presidente del bloque Justicialista.