X
Tras largos días de especulaciones y versiones de grabación de un video, el presidente guardará su voz hasta que haya novedades. Recrudece la interna mediática: habló el jefe de la Armada.
Redacción 05/12/2017 08:52 PM

Dentro del manejo de la crisis que trazó el Gobierno para afrontar la desaparición del submarino ARA San Juan, no está previsto que el presidente Mauricio Macri ofrezca un discurso al país para hablar al respecto, según confió a Letra P una alta fuente de la Casa Rosada. “Se armó una bola de la que no participamos. Vale preguntarse de qué puede hablar Mauricio si todavía no encontramos a la nave”, contestó el funcionario de la jefatura de Gabinete ante las consultas de este medio, aunque confió que el equipo de comunicación de la Casa Rosada evaluó tal alternativa. “En principio no hay nada previsto. Evaluamos la posibilidad, pero nunca tuvo fecha, y todo depende de si encontramos algo o no, y hasta ahora no encontramos nada”, explicó la fuente, para corregir la información que había difundido la agencia estatal Télam.

 

 

El habitante de la Casa Rosada contestó a las consultas de Letra P pocos minutos después del primer reportaje que concedió el jefe de la Armada, almirante Marcelo Srur, a 20 días del inicio de la crisis, quien ratificó las certezas que este lunes por la noche dijo el ministro de Defensa Oscar Aguad, cuando aseguró que “están todos muertos”.

“La verdad de los hechos es que toda esta situación es incompatible con la vida humana”, contestó Srur luego de romper el silencio en diálogo con Radio Mitre. “Yo se los expliqué a los familiares, la búsqueda continúa, la idea general de todo esto es que si localizamos el submarino, Estados Unidos está listo para poner a disposición el minisubmarino en 24 horas, pero desde no hemos localizado el submarino y es nuestra preocupación mayúscula”, confirmó el titular de la Marina.

 

 

En la Casa Rosada, casi en la misma sintonía, la fuente que descartó un inminente mensaje del Presidente, habló de otros plazos. “Puedo asegurar que a nivel protocolo no se habla de uno dos o tres días, sino que hay que ver cuál es la situación y a partir de esa situación, no podemos perder la esperanza, pero el ambiente y el tiempo transcurrido hace difícil pensar otra cosa”, remató, en referencia a las pocas expectativas de que haya alguien vivo.

Desde el Ministerio de Defensa, ratificaron que la búsqueda continúa. “Si nosotros estuviéramos hablando de abandonar, la búsqueda habría finalizado, pero no habrá novedades hasta que se decrete que terminó la búsqueda o que lo encontraron y eso no ha sucedido. La tensión de la comunicación estaba centrada en la búsqueda, pero ahora hay que bajar esperanzas. Sabemos que la expectativa lógica es que aparecieran con vida, pero ante el escenario que tenemos, debemos ser moderados con las expectativas”, explicó el vocero del equipo de Aguad.

Con estas precisiones, que alejan la posibilidad de un “inminente” pronunciamiento presidencial al respecto, en la Casa Rosada confirmaron que el pulso de la comunicación oficial seguirá en manos del vocero de la Armada, el capitán de Navío Enrique Balbi, que seguirá ofreciendo un reporte diario. Aguad volverá a sumergirse en el silencio y, posiblemente, no vuelva a hablar hasta que haya novedades. “Lleva tres meses en el cargo y le está tocando afrontar un escenario muy difícil, sobre un tema que no fue de su gestión”, atajó un colaborador para justificar el nuevo silencio de radio que adoptará el ministro.

 

 

QUÉ DIJO SRUR. Durante el primer diálogo con la prensa que ofreció el titular de la Armada desde el comienzo de la crisis, el uniformado aseguró a Radio Mitre que “un marino nunca abandona a un hombre, que quede claro, es algo propio nuestro, vamos a investigar hasta las consecuencias finales, yo lo que puedo asegurar, y máxime tratándose de un submarino, es que un submarino es mucho más complejo que un avión. Un submarino no puede salir de su base sin hacer un protocolo propio”, sostuvo el uniformado para confirmar que la nave salió en buenas condiciones.

“Los 44 tripulantes, hasta el comandante son responsables de chequear absolutamente todo. Nadie va a suicidarse porque sí, son profesionales que saben cuál es su trabajo para cumplir con la tarea”, dijo. Cuando le consultaron sobre si las fallas que se conocieron con anterioridad no inhabilitaban la navegación, Srur contestó: “Tenemos toda una cadena, donde se hacen todos los chequeos, determinando si hay que hacer un mantenimiento previo a una zarpada. Las preguntas son parte del sumario que estamos haciendo, si hubo ocurrencia de hechos se va a dilucidar la verdad. El chequeo de las 48 horas previas es clave, porque nadie le va a decir al comandante que zarpe de todas maneras. Sería una misión suicida.”

 

 

Sin embargo, cuando buscó profundizar la información, el titular de la Marina confirmó que los detalles de ese chequeo final están dentro del submarino. “A diferencia de las unidades de superficie, que tienen que dejar su planilla de estado de buque, en el submarino queda archivado en la nave y en caso de que tengan alguna novedad. Es parte de las lecciones aprendidas o dentro de los errores o lecciones aprendidas es que esos protocolos de las últimas 48 horas antes de zarpar tendrían que estar en el comando de la fuerza de submarinos”, opinó, cuando confirmó la ausencia de registros de emergencia como lo tienen los aviones. “De muchas cosas nos estamos desasnando, esto no se hacía porque va de suyo que tenemos que resolver ese tema, y se hizo así y no consta dentro del comando de la fuerza, por lo que no cabe otra que encontrarlo. El capitán Balbi explicó que una de las cosas que hicimos fue contactarnos con los fabricantes alemanes, estuvieron dos días y medio, para ver a qué conclusiones podemos arribar, pero queremos llegar hasta el hueso con esta situación”.

 

 

Silencio oficial: Macri no hablará si el submarino no aparece

Tras largos días de especulaciones y versiones de grabación de un video, el presidente guardará su voz hasta que haya novedades. Recrudece la interna mediática: habló el jefe de la Armada. 

Dentro del manejo de la crisis que trazó el Gobierno para afrontar la desaparición del submarino ARA San Juan, no está previsto que el presidente Mauricio Macri ofrezca un discurso al país para hablar al respecto, según confió a Letra P una alta fuente de la Casa Rosada. “Se armó una bola de la que no participamos. Vale preguntarse de qué puede hablar Mauricio si todavía no encontramos a la nave”, contestó el funcionario de la jefatura de Gabinete ante las consultas de este medio, aunque confió que el equipo de comunicación de la Casa Rosada evaluó tal alternativa. “En principio no hay nada previsto. Evaluamos la posibilidad, pero nunca tuvo fecha, y todo depende de si encontramos algo o no, y hasta ahora no encontramos nada”, explicó la fuente, para corregir la información que había difundido la agencia estatal Télam.

 

 

El habitante de la Casa Rosada contestó a las consultas de Letra P pocos minutos después del primer reportaje que concedió el jefe de la Armada, almirante Marcelo Srur, a 20 días del inicio de la crisis, quien ratificó las certezas que este lunes por la noche dijo el ministro de Defensa Oscar Aguad, cuando aseguró que “están todos muertos”.

“La verdad de los hechos es que toda esta situación es incompatible con la vida humana”, contestó Srur luego de romper el silencio en diálogo con Radio Mitre. “Yo se los expliqué a los familiares, la búsqueda continúa, la idea general de todo esto es que si localizamos el submarino, Estados Unidos está listo para poner a disposición el minisubmarino en 24 horas, pero desde no hemos localizado el submarino y es nuestra preocupación mayúscula”, confirmó el titular de la Marina.

 

 

En la Casa Rosada, casi en la misma sintonía, la fuente que descartó un inminente mensaje del Presidente, habló de otros plazos. “Puedo asegurar que a nivel protocolo no se habla de uno dos o tres días, sino que hay que ver cuál es la situación y a partir de esa situación, no podemos perder la esperanza, pero el ambiente y el tiempo transcurrido hace difícil pensar otra cosa”, remató, en referencia a las pocas expectativas de que haya alguien vivo.

Desde el Ministerio de Defensa, ratificaron que la búsqueda continúa. “Si nosotros estuviéramos hablando de abandonar, la búsqueda habría finalizado, pero no habrá novedades hasta que se decrete que terminó la búsqueda o que lo encontraron y eso no ha sucedido. La tensión de la comunicación estaba centrada en la búsqueda, pero ahora hay que bajar esperanzas. Sabemos que la expectativa lógica es que aparecieran con vida, pero ante el escenario que tenemos, debemos ser moderados con las expectativas”, explicó el vocero del equipo de Aguad.

Con estas precisiones, que alejan la posibilidad de un “inminente” pronunciamiento presidencial al respecto, en la Casa Rosada confirmaron que el pulso de la comunicación oficial seguirá en manos del vocero de la Armada, el capitán de Navío Enrique Balbi, que seguirá ofreciendo un reporte diario. Aguad volverá a sumergirse en el silencio y, posiblemente, no vuelva a hablar hasta que haya novedades. “Lleva tres meses en el cargo y le está tocando afrontar un escenario muy difícil, sobre un tema que no fue de su gestión”, atajó un colaborador para justificar el nuevo silencio de radio que adoptará el ministro.

 

 

QUÉ DIJO SRUR. Durante el primer diálogo con la prensa que ofreció el titular de la Armada desde el comienzo de la crisis, el uniformado aseguró a Radio Mitre que “un marino nunca abandona a un hombre, que quede claro, es algo propio nuestro, vamos a investigar hasta las consecuencias finales, yo lo que puedo asegurar, y máxime tratándose de un submarino, es que un submarino es mucho más complejo que un avión. Un submarino no puede salir de su base sin hacer un protocolo propio”, sostuvo el uniformado para confirmar que la nave salió en buenas condiciones.

“Los 44 tripulantes, hasta el comandante son responsables de chequear absolutamente todo. Nadie va a suicidarse porque sí, son profesionales que saben cuál es su trabajo para cumplir con la tarea”, dijo. Cuando le consultaron sobre si las fallas que se conocieron con anterioridad no inhabilitaban la navegación, Srur contestó: “Tenemos toda una cadena, donde se hacen todos los chequeos, determinando si hay que hacer un mantenimiento previo a una zarpada. Las preguntas son parte del sumario que estamos haciendo, si hubo ocurrencia de hechos se va a dilucidar la verdad. El chequeo de las 48 horas previas es clave, porque nadie le va a decir al comandante que zarpe de todas maneras. Sería una misión suicida.”

 

 

Sin embargo, cuando buscó profundizar la información, el titular de la Marina confirmó que los detalles de ese chequeo final están dentro del submarino. “A diferencia de las unidades de superficie, que tienen que dejar su planilla de estado de buque, en el submarino queda archivado en la nave y en caso de que tengan alguna novedad. Es parte de las lecciones aprendidas o dentro de los errores o lecciones aprendidas es que esos protocolos de las últimas 48 horas antes de zarpar tendrían que estar en el comando de la fuerza de submarinos”, opinó, cuando confirmó la ausencia de registros de emergencia como lo tienen los aviones. “De muchas cosas nos estamos desasnando, esto no se hacía porque va de suyo que tenemos que resolver ese tema, y se hizo así y no consta dentro del comando de la fuerza, por lo que no cabe otra que encontrarlo. El capitán Balbi explicó que una de las cosas que hicimos fue contactarnos con los fabricantes alemanes, estuvieron dos días y medio, para ver a qué conclusiones podemos arribar, pero queremos llegar hasta el hueso con esta situación”.