X

Recalculando: el Gobierno “recalibra” metas de inflación y proyecta para 2020

A horas de la sanción del Presupuesto, Dujovne anunció que la meta del 5% para 2019 se corrió a 2020. Para el año próximo, la estimación es del 15%. La promesa de un dígito, enterrada.
Redacción 28/12/2017 9:19

A pocas horas de que el Senado convirtiera en ley el Presupuesto 2018, el Gobierno decidió “recalibrar” la meta de inflación e incluso se animó a hacer proyecciones para 2020, obligado a recalcular el plan original de un dígito, o acaso ilusionado con la idea de la reelección.

“Hemos decidido recalibrar nuestras metas de inflación vigentes para años subsiguientes”, anunció el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, acompañado por su par de Finanzas, Luis Caputo, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el presidente del Banco Central (BCRA), Federico Sturzenegger.

El Gobierno resolvió retrasar para 2020 la meta del 5% de inflación, originalmente prevista para 2019. Así, para 2018 el objetivo se ubicará en 15%, para bajar cinco puntos escalonadamente hasta un año después de finalizado el mandato de Mauricio Macri. “Se generan postas intermedias para llegar al objetivo del 5%”, explicó Sturzenegger.

 

 

Desde el Salón de Pueblos Originarios de Casa de Gobierno, los funcionarios remarcaron que las nuevas metas son consistentes con el resto del programa macroeconómico, a pesar de que el Presupuesto 2018, aprobado este mismo miércoles por la noche, estimaba una inflación del 10%. 

Dujovne ratificó que, de todos modos, se mantiene la meta del crecimiento del 3,5% para 2018, y se entusiasmó con el balance del año. “Cerramos 2017 creciendo con una baja en la inflación, una reducción del déficit primario y del gasto primario, y una reducción de la presión tributaria. Todo esto junto y a la vez se ha verificado muy pocas veces”, destacó.

 

 

Además, Caputo anunció que habrá una reducción significativa del financiamiento monetario del BCRA al Tesoro, que será de 140 mil millones de pesos en 2018 y de 70 mil millones en 2019. Así, las transferencias pasarán de 4,4% del PBI en 2015 a 1,1% en 2018 y 0,5% en 2019.

FIN DE AÑO OPTIMISTA. Al inicio de la conferencia, Peña ensayó una alabanza al modelo económico de Cambiemos. “Se han cumplido los objetivos para este 2017 en materia económica. El dato más importante para nosotros es que la economía argentina ha vuelto a crecer”, resaltó.

El jefe de Gabinete indicó que, a pesar de las “dudas” que había “porque salíamos de un año de recesión”, la economía “está creciendo en forma sustentable y sana”, y aseguró que “vamos a tener otro año de crecimiento el año próximo”.

Peña subrayó que el Gobierno cumplió con el “desafío” de “salir de un populismo económico, político e institucional sin crisis”, y remarcó a su vez la misión de reducir el déficit fiscal.

Por eso, señaló que las ocho leyes económicas sancionadas por el Congreso en sesiones extraordinarias “van a ayudar a consolidar este proceso de reducción del déficit y ordenamiento de las cuentas públicas”.

El funcionario también deslizó que en febrero habrá sesiones extraordinarias para tratar en el Parlamento la reforma laboral “consensuada con la CGT” y la Ley de Defensa de la Competencia, proyectos que consideró “un muy buen complemento” para las leyes ya sancionadas.

Recalculando: el Gobierno “recalibra” metas de inflación y proyecta para 2020

A horas de la sanción del Presupuesto, Dujovne anunció que la meta del 5% para 2019 se corrió a 2020. Para el año próximo, la estimación es del 15%. La promesa de un dígito, enterrada.

A pocas horas de que el Senado convirtiera en ley el Presupuesto 2018, el Gobierno decidió “recalibrar” la meta de inflación e incluso se animó a hacer proyecciones para 2020, obligado a recalcular el plan original de un dígito, o acaso ilusionado con la idea de la reelección.

“Hemos decidido recalibrar nuestras metas de inflación vigentes para años subsiguientes”, anunció el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, acompañado por su par de Finanzas, Luis Caputo, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el presidente del Banco Central (BCRA), Federico Sturzenegger.

El Gobierno resolvió retrasar para 2020 la meta del 5% de inflación, originalmente prevista para 2019. Así, para 2018 el objetivo se ubicará en 15%, para bajar cinco puntos escalonadamente hasta un año después de finalizado el mandato de Mauricio Macri. “Se generan postas intermedias para llegar al objetivo del 5%”, explicó Sturzenegger.

 

 

Desde el Salón de Pueblos Originarios de Casa de Gobierno, los funcionarios remarcaron que las nuevas metas son consistentes con el resto del programa macroeconómico, a pesar de que el Presupuesto 2018, aprobado este mismo miércoles por la noche, estimaba una inflación del 10%. 

Dujovne ratificó que, de todos modos, se mantiene la meta del crecimiento del 3,5% para 2018, y se entusiasmó con el balance del año. “Cerramos 2017 creciendo con una baja en la inflación, una reducción del déficit primario y del gasto primario, y una reducción de la presión tributaria. Todo esto junto y a la vez se ha verificado muy pocas veces”, destacó.

 

 

Además, Caputo anunció que habrá una reducción significativa del financiamiento monetario del BCRA al Tesoro, que será de 140 mil millones de pesos en 2018 y de 70 mil millones en 2019. Así, las transferencias pasarán de 4,4% del PBI en 2015 a 1,1% en 2018 y 0,5% en 2019.

FIN DE AÑO OPTIMISTA. Al inicio de la conferencia, Peña ensayó una alabanza al modelo económico de Cambiemos. “Se han cumplido los objetivos para este 2017 en materia económica. El dato más importante para nosotros es que la economía argentina ha vuelto a crecer”, resaltó.

El jefe de Gabinete indicó que, a pesar de las “dudas” que había “porque salíamos de un año de recesión”, la economía “está creciendo en forma sustentable y sana”, y aseguró que “vamos a tener otro año de crecimiento el año próximo”.

Peña subrayó que el Gobierno cumplió con el “desafío” de “salir de un populismo económico, político e institucional sin crisis”, y remarcó a su vez la misión de reducir el déficit fiscal.

Por eso, señaló que las ocho leyes económicas sancionadas por el Congreso en sesiones extraordinarias “van a ayudar a consolidar este proceso de reducción del déficit y ordenamiento de las cuentas públicas”.

El funcionario también deslizó que en febrero habrá sesiones extraordinarias para tratar en el Parlamento la reforma laboral “consensuada con la CGT” y la Ley de Defensa de la Competencia, proyectos que consideró “un muy buen complemento” para las leyes ya sancionadas.