X

El Gobierno dio marcha atrás y el noruego deportado vuelve a Buenos Aires

Petter Titland llegará este domingo por la tarde, según se lo informó el gobierno noruego. También se revirtió el veto contra la británica Sally Burch, pero ya se encuentra en Quito y no regresará.
Petter Titland llegará este domingo por la tarde, según se lo informó el gobierno noruego. También se revirtió el veto contra la británica Sally Burch, pero ya se encuentra en Quito y no regresará.
Por 10/12/2017 11:24

Petter Titland, el portavoz de Attac Noruega que fue expulsado del país el viernes, llegará a las 16.30 a Ezeiza desde Florianópolis y podrá participar de la cumbre de la Organización Mundial de Comercio que inaugura el presidente Mauricio Macri esta tarde en el Centro Cultural Kirchner. 

El permiso de ingreso al país le fue informado a Titland por el gobierno noruego el sábado por la noche. En tanto, la periodista británica Sally Burch, deportada de Ezeiza el viernes a las 19.30, también recibió esta mañana la notificación de que le habilitarían su participación en la cumbre, pero ya se encuentra en su domicilio en Quito, después de un viaje extenuante, por lo que dejará pasar el amable gesto del gobierno argentino. “Ya estoy lejos”, concluyó ante Letra P.

De esta manera, el Ejecutivo de Macri da marcha atrás luego del escándalo internacional que suscitó la deportación de Titland y Burch, y de los obstáculos presentados a varias decenas de voces críticas del libre mercado.

 

 

Titland partirá desde su exilio en Florianópolis a las 14.30 y aterrizará en Buenos Aires a las 16.30. Como anticipó Letra P, el integrante de Attac aguardaba el permiso desde la capital de Santa Catarina porque no estaba dispuesto a rendirse y tampoco tenía dinero para volver a Oslo por otros medios.

La excusa administrativa que utilizó el gobierno de Macri para expulsar a Titland fue que era un “falso turista”. De acuerdo a coordenadas provistas por el Ministerio de Seguridad, Attac Noruega fue acusada de ocasionar disturbios en la cumbre del G20 en Hamburgo en julio pasado, en tanto no se especificaron los cargos contra Burch, feminista, luchadora por los derechos humanos y experta en la democratización de Internet, de 68 años.

Cerca de una docena de activistas de otros países también se encontraron en Ezeiza con que integraban la lista negra elaborada por Cancillería, pero la intervención de sus respectivas embajadas logró destrabar la situación.

El gobierno noruego se había mostrado muy activo en defensa de los derechos de Titland. La ministra de Exteriores Ine Eriksen Soereide solicitó un diálogo bilateral con su par argentino Jorge Faurie, para expresarle su reclamo.

El Gobierno dio marcha atrás y el noruego deportado vuelve a Buenos Aires

Petter Titland llegará este domingo por la tarde, según se lo informó el gobierno noruego. También se revirtió el veto contra la británica Sally Burch, pero ya se encuentra en Quito y no regresará. 

Petter Titland, el portavoz de Attac Noruega que fue expulsado del país el viernes, llegará a las 16.30 a Ezeiza desde Florianópolis y podrá participar de la cumbre de la Organización Mundial de Comercio que inaugura el presidente Mauricio Macri esta tarde en el Centro Cultural Kirchner. 

El permiso de ingreso al país le fue informado a Titland por el gobierno noruego el sábado por la noche. En tanto, la periodista británica Sally Burch, deportada de Ezeiza el viernes a las 19.30, también recibió esta mañana la notificación de que le habilitarían su participación en la cumbre, pero ya se encuentra en su domicilio en Quito, después de un viaje extenuante, por lo que dejará pasar el amable gesto del gobierno argentino. “Ya estoy lejos”, concluyó ante Letra P.

De esta manera, el Ejecutivo de Macri da marcha atrás luego del escándalo internacional que suscitó la deportación de Titland y Burch, y de los obstáculos presentados a varias decenas de voces críticas del libre mercado.

 

 

Titland partirá desde su exilio en Florianópolis a las 14.30 y aterrizará en Buenos Aires a las 16.30. Como anticipó Letra P, el integrante de Attac aguardaba el permiso desde la capital de Santa Catarina porque no estaba dispuesto a rendirse y tampoco tenía dinero para volver a Oslo por otros medios.

La excusa administrativa que utilizó el gobierno de Macri para expulsar a Titland fue que era un “falso turista”. De acuerdo a coordenadas provistas por el Ministerio de Seguridad, Attac Noruega fue acusada de ocasionar disturbios en la cumbre del G20 en Hamburgo en julio pasado, en tanto no se especificaron los cargos contra Burch, feminista, luchadora por los derechos humanos y experta en la democratización de Internet, de 68 años.

Cerca de una docena de activistas de otros países también se encontraron en Ezeiza con que integraban la lista negra elaborada por Cancillería, pero la intervención de sus respectivas embajadas logró destrabar la situación.

El gobierno noruego se había mostrado muy activo en defensa de los derechos de Titland. La ministra de Exteriores Ine Eriksen Soereide solicitó un diálogo bilateral con su par argentino Jorge Faurie, para expresarle su reclamo.