X
La diputada reelecta confesó que sufrió una baja de potasio inexplicable y que a partir de eso tomó “resguardos”, aunque aclaró: “Nunca tuve miedo de morir”.
Redacción 15/11/2017 09:36 AM

Elisa Carrió supo confesar en más de una oportunidad su temor a represalias por sus denuncias contra peso pesados de la política. Lejos de haber cambiado esa situación, la diputada reelecta de la Coalición Cívica volvió a referirse al tema ante las cámaras de televisión y reveló que, cuando participa de algún evento público, lleva su propia agua ante el riesgo de que alguien la envenene.

“Nunca tuve miedo a morir. Yo creo en la mejor vida, en la vida espiritual pura. El que tiene fe no tiene miedo. Lo que sí, tengo resguardo para que algún loco no cause un daño”, acotó Carrió, y, ante la estupefacción del periodista Alejandro Fantino, fue más explícita: “Yo llevo mi agua. Los chicos de la custodia me llevan el agua”.

 

 

En el programa “Animales Sueltos”, que se emite por América TV, la legisladora y cofundadora de Cambiemos señaló que sufrió “episodios de baja de potasio que no se explicaban” y que la dejaron en terapia intensiva en tres oportunidades. Más aún, sugirió que corre el riesgo de sufrir “un accidente”.

 

 

Carrió atribuyó ese peligro a supuestos intentos de venganza por su lucha contra la corrupción. “Se han tocado muchos intereses. Que (Julio) De Vido esté preso ni yo lo puedo creer, después de haberlo investigado años”, subrayó.  

 

Carrió con miedo a que la envenenen: “Los de la custodia me llevan el agua”

La diputada reelecta confesó que sufrió una baja de potasio inexplicable y que a partir de eso tomó “resguardos”, aunque aclaró: “Nunca tuve miedo de morir”.

Elisa Carrió supo confesar en más de una oportunidad su temor a represalias por sus denuncias contra peso pesados de la política. Lejos de haber cambiado esa situación, la diputada reelecta de la Coalición Cívica volvió a referirse al tema ante las cámaras de televisión y reveló que, cuando participa de algún evento público, lleva su propia agua ante el riesgo de que alguien la envenene.

“Nunca tuve miedo a morir. Yo creo en la mejor vida, en la vida espiritual pura. El que tiene fe no tiene miedo. Lo que sí, tengo resguardo para que algún loco no cause un daño”, acotó Carrió, y, ante la estupefacción del periodista Alejandro Fantino, fue más explícita: “Yo llevo mi agua. Los chicos de la custodia me llevan el agua”.

 

 

En el programa “Animales Sueltos”, que se emite por América TV, la legisladora y cofundadora de Cambiemos señaló que sufrió “episodios de baja de potasio que no se explicaban” y que la dejaron en terapia intensiva en tres oportunidades. Más aún, sugirió que corre el riesgo de sufrir “un accidente”.

 

 

Carrió atribuyó ese peligro a supuestos intentos de venganza por su lucha contra la corrupción. “Se han tocado muchos intereses. Que (Julio) De Vido esté preso ni yo lo puedo creer, después de haberlo investigado años”, subrayó.