X
Arroyo investiga a dirigentes gremiales por no trabajar. López se retrasó con los salarios y renunció el secretario de Economía. Zara, ofreció un bono, pero inconformes, el sector llamó a un paro.
Redacción 15/11/2017 09:12 AM

No son días fáciles en al menos tres administraciones municipales del interior bonaerense. En Mar del Plata, Carmen de Patagones y Necohea los jefes comunales se enfrentan a problemas con sus trabajadores municipales por cuestiones salariales.

El cierre del año no será fácil para varios municipios. A los pagos de salarios, en diciembre se sumará la obligación de saldar los aguinaldos. En el pasado, en 2015 y 2016, varios jefes comunales expresaron su dificultad para poder cumplir en tiempo y forma.

Por estas horas, a poco más de un mes de fin del 2017, en las administraciones de General Pueyrredón, Carmen de Patagones y Necochea, los intendentes se enfrentan a este tipo de problemáticas.

MAR DEL PLATA. En el distrito gobernado por el polémico Carlos Fernando Arroyo (Cambiemos), el conflicto con los trabajadores comenzó la semana pasada por el retraso en el depósito de los sueldos, que derivó en una medida de fuerza. Tras la retención de servicios, el Ejecutivo decidió no cumplir con el pago a una veintena de dirigentes gremiales enrolados en el Sindicato de Trabajadores Municipales, detalla 0223.

"Nos indignamos cuando escuchamos las declaraciones del secretario general del sindicato (Antonio Gilardi), cuando dijo que hace 34 años que cobran sin ir a trabajar. Queremos informales a los vecinos que con esta medida nos vamos a ahorrar 20 millones de pesos al año, lo que cuesta un jardín de infantes", disparó Hernán Mourelle, secretario de Hacienda.

Tras esta decisión, que terminó en una investigación por parte del Ejecutivo, integrantes del gremio llamaron el último martes a una marcha en la puerta del gremio  en “repudio” a las acciones del Municipio. “Si nos tocan a uno, nos tocan a todos”, señalaron en la convocatoria.

 

 

CARMEN DE PATAGONES. Trabajadores municipales comenzaron el martes una medida de fuerza por 48 horas en desacuerdo con el ofrecimiento salarial del Ejecutivo que encabeza José Luis Zara (Cambiemos)

En esa línea, Gustavo Paletta, secretario General de ATE Patagones, señaló a La Nueva que el reclamo tiene que ver con la falta de aumento antes de fin de año y no estar conformes con el bono extra ofrecido por el Ejecutivo. “En el 2015 nos dieron 4.000 pesos, nosotros ahora pedimos 5 mil pesos y nos ofrecen 3 mil 200 pesos”, señaló.

La semana pasada, el Ejecutivo hizo una propuesta de cuatro puntos, donde expresaba la entrega de un bono de fin de año de 3 mil 200 pesos, mil pesos en efectivo junto al aguinaldo de diciembre y 2 mil 200 pesos en una orden de compra.

El Ejecutivo aclaró que no hay posibilidades de ofrecer un aumento salarial en lo que resta del año por encima del ya otorgado, el cual ha superado los indicies de inflación anual y el promedio concedido en los municipios de la región.

NECOCHEA. En el municipio conducido por el massista Facundo López, unos 400 trabajadores destajistas y los empleados del Ente Vial Rural aún no cobraron sus salarios en la localidad bonaerense de Necochea, situación a la que se sumó la renuncia del secretario de Economía local, Jorge Mancuso, quien adujo razones de salud por la “exigencia en el cargo”.

Luego de que los trabajadores del Ente Vial Rural realizaran un paro de actividades por el atraso en el pago de salarios, el intendente precisó que el lunes había “depositado el dinero” y que en las próximas horas “estarán cobrando”, aunque no explicó las razones de la demora.

Respecto a la sorpresiva renuncia de Mancuso, el jefe comunal reconoció al matutino local Ecos Diarios que el jueves pasado, el funcionario “sufrió una fuerte indisposición en su despacho y su salud está muy complicada para la exigencia del cargo, así que era necesario su alejamiento”.

Mar del Plata, Patagones y Necochea en problemas por conflictos salariales

Arroyo investiga a dirigentes gremiales por no trabajar. López se retrasó con los salarios y renunció el secretario de Economía. Zara, ofreció un bono, pero inconformes, el sector llamó a un paro.

No son días fáciles en al menos tres administraciones municipales del interior bonaerense. En Mar del Plata, Carmen de Patagones y Necohea los jefes comunales se enfrentan a problemas con sus trabajadores municipales por cuestiones salariales.

El cierre del año no será fácil para varios municipios. A los pagos de salarios, en diciembre se sumará la obligación de saldar los aguinaldos. En el pasado, en 2015 y 2016, varios jefes comunales expresaron su dificultad para poder cumplir en tiempo y forma.

Por estas horas, a poco más de un mes de fin del 2017, en las administraciones de General Pueyrredón, Carmen de Patagones y Necochea, los intendentes se enfrentan a este tipo de problemáticas.

MAR DEL PLATA. En el distrito gobernado por el polémico Carlos Fernando Arroyo (Cambiemos), el conflicto con los trabajadores comenzó la semana pasada por el retraso en el depósito de los sueldos, que derivó en una medida de fuerza. Tras la retención de servicios, el Ejecutivo decidió no cumplir con el pago a una veintena de dirigentes gremiales enrolados en el Sindicato de Trabajadores Municipales, detalla 0223.

"Nos indignamos cuando escuchamos las declaraciones del secretario general del sindicato (Antonio Gilardi), cuando dijo que hace 34 años que cobran sin ir a trabajar. Queremos informales a los vecinos que con esta medida nos vamos a ahorrar 20 millones de pesos al año, lo que cuesta un jardín de infantes", disparó Hernán Mourelle, secretario de Hacienda.

Tras esta decisión, que terminó en una investigación por parte del Ejecutivo, integrantes del gremio llamaron el último martes a una marcha en la puerta del gremio  en “repudio” a las acciones del Municipio. “Si nos tocan a uno, nos tocan a todos”, señalaron en la convocatoria.

 

 

CARMEN DE PATAGONES. Trabajadores municipales comenzaron el martes una medida de fuerza por 48 horas en desacuerdo con el ofrecimiento salarial del Ejecutivo que encabeza José Luis Zara (Cambiemos)

En esa línea, Gustavo Paletta, secretario General de ATE Patagones, señaló a La Nueva que el reclamo tiene que ver con la falta de aumento antes de fin de año y no estar conformes con el bono extra ofrecido por el Ejecutivo. “En el 2015 nos dieron 4.000 pesos, nosotros ahora pedimos 5 mil pesos y nos ofrecen 3 mil 200 pesos”, señaló.

La semana pasada, el Ejecutivo hizo una propuesta de cuatro puntos, donde expresaba la entrega de un bono de fin de año de 3 mil 200 pesos, mil pesos en efectivo junto al aguinaldo de diciembre y 2 mil 200 pesos en una orden de compra.

El Ejecutivo aclaró que no hay posibilidades de ofrecer un aumento salarial en lo que resta del año por encima del ya otorgado, el cual ha superado los indicies de inflación anual y el promedio concedido en los municipios de la región.

NECOCHEA. En el municipio conducido por el massista Facundo López, unos 400 trabajadores destajistas y los empleados del Ente Vial Rural aún no cobraron sus salarios en la localidad bonaerense de Necochea, situación a la que se sumó la renuncia del secretario de Economía local, Jorge Mancuso, quien adujo razones de salud por la “exigencia en el cargo”.

Luego de que los trabajadores del Ente Vial Rural realizaran un paro de actividades por el atraso en el pago de salarios, el intendente precisó que el lunes había “depositado el dinero” y que en las próximas horas “estarán cobrando”, aunque no explicó las razones de la demora.

Respecto a la sorpresiva renuncia de Mancuso, el jefe comunal reconoció al matutino local Ecos Diarios que el jueves pasado, el funcionario “sufrió una fuerte indisposición en su despacho y su salud está muy complicada para la exigencia del cargo, así que era necesario su alejamiento”.